10 Últimos

domingo, 28 de mayo de 2017

¡Seguimos! Por @hcapriles


Por Henrique Capriles


Las bases comiciales presentadas por el dictaduro a la señora Lucena son un nuevo atropello a la democracia y evidencian la ilegitimidad de esta convocatoria fraudulenta. Además de obviar el Referéndum Consultivo, contemplado en la Constitución para convocar a una Asamblea Constituyente, el número de curules se haría de forma tendenciosa y sin reconocer la voz del pueblo.

Clarito y raspao: es un proceso diseñado para que ellos, la cúpula corrupta que secuestró Miraflores, mantenga el poder sin pasar por elecciones libres y democráticas. Es un proceso hecho a la medida para que esa minoría rechazada por el pueblo (el Psuv) tenga preferencias.

Pero, ¿por qué el gobierno quiere realizar comicios de ese modo? Simple, porque todos los estudios de opinión revelan que si los 540 asambleístas son electos en forma universal, directa y secreta, el 80% correspondería a candidatos opuestos al gobierno. Es decir, perderían de calle.

Por eso, no solo se inventaron que un grupo de constituyentistas sean puestos sectorialmente por ellos, sino que además los que irían a las supuestas elecciones serían escogidos un asambleista por municipio sin respetar la proporción poblacional.

Eso sería algo así como que el voto de un habitante del municipio Maroa en Amazonas valdría 394 veces más que el de un habitante del municipio Sucre en Miranda, uno de los municipios más poblados del país. Ello constituye una contradicción con el derecho al sufragio consagrado en el artículo 63 de nuestra Constitución, porque no se está garantizando el principio de la personalización del voto y la representación proporcional.

La nueva patraña que se inventaron las garrapatas aferradas al poder, es una distribución como a ellos les conviene de la representación poblacional de los estados y eso no existe en la Constitución. En ese reparto de constituyentistas, el estado Falcón, que tiene menos habitantes que Miranda elegiría 26, mientras que Miranda que es el segundo estado más poblado del país, escogería 22.


Lo que buscan es hacerse con la Asamblea Nacional Constituyente y poder hacer una nueva Constitución que les permita quedarse en el poder, por eso todo el pueblo debe desconocerla.

Obviamente, esta nueva etapa del golpe continuado tiene cuatro señoras como cómplices de la misma. Señora Lucena, tiene enfrente a todo un país desconociendo este proceso fraudulento, usted está a tiempo de detener esta violación flagrante de nuestra Constitución.

Pero como sabemos que a la señora Lucena no le importan los derechos del pueblo sino su irrestricta sumisión al régimen, no podemos dormirnos, porque estamos tratando con unos delincuentes a quienes no les podemos creer ni el Padre Nuestro.

Y como recordar es vivir, no se nos puede olvidar que la señora Lucena y sus otras tres socias, fueron quienes pusieron miles de trabas al Referéndum Revocatorio y han secuestrado todo intento de voto en el país.

Esperamos que las voces dentro del gobierno que se pronuncian contra esa barbarie legal llamada constituyente comunal, sigan en aumento. La Fiscal, dos magistrados y otros voceros ampliamente identificados con los pensamientos ideológicos del gobierno, aseguran que sin el visto bueno del pueblo, sin una consulta previa del proceso, se compromete la soberanía popular y la aniquila.

No quiere decir que estos voceros que se han desmarcado de las acciones del gobierno se han venido a la Unidad, sino que se están poniendo del lado de la Constitución, como debe ser.

Ese es el deber que tenemos todos los venezolanos, defender los caminos que la Constitución nos pone para rescatar la democracia de nuestra Venezuela.

Por eso reiteramos que debemos apelar al artículo 333 de la Constitución, ya que cualquier venezolano, investido o no de autoridad, tiene el deber de colaborar en el restablecimiento de la efectiva vigencia de nuestra Carta Magna.

Y hablando de la constitucionalidad, que lamentablemente hemos perdido, esta semana la Fiscal desmontó las mentiras de la cúpula confirmando que Juan Pernalete murió producto del impacto de una bomba lacrimógena disparada contra su pecho, por un efectivo de la Guardia Nacional.

¡Desalmados! No se salieron con la suya ni porque apelaron a la teoría de Goebbels, ministro de propaganda nazi. Aunque repitieron como loros no lograron cambiar la veracidad de los hechos.

A esos funcionarios que disparan contra su pueblo les queda grande el uniforme, ustedes están allí para defender al pueblo sin importar como piense, y para defender la Constitución.

Al señor que tanta lealtad juran para convencer al poco pueblo que les queda de que deben seguir siendo fieles a él, hoy le hacen una zancadilla al querer eliminar la Constitución que tantas veces dijo que era la mejor y estaba blindada. Solo usan su imagen a conveniencia.

Pero los venezolanos seguimos. Nos acercamos al día 60 de esta lucha que estamos librando por el rescate de nuestra bien ganada democracia y no sabemos cuántos más tendremos que estar en la calle hasta que se cumplan nuestros objetivos. Lo cierto es que no podemos flaquear, porque en esta carrera hacia la libertad hay que administrar las fuerzas, ya que el trofeo por este esfuerzo es un país distinto al que tenemos y que todos nos merecemos.

¡Qué Dios bendiga a nuestra Venezuela y nos guíe por un camino de bien!

28-05-17