10 Últimos

miércoles, 17 de mayo de 2017

40 días de lucha por @JulioBorges


Por Julio Borges


Mientras los alimentos y las medicinas faltan, el abuso de poder sobra. Los venezolanos han salido a las calles contra ese abuso empobrecedor. Nicolás Maduro no sólo usurpó las funciones de la Asamblea Nacional a través de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia sino que ahora usurpa la soberanía que solo reside en el pueblo convocando a una Constituyente que pretende destruir la República y la Constitución, destruyendo el derecho al voto universal, para que el voto de una minoría valga más que el de todos y así permitir que una cúpula corrupta permanezca en el poder llevándonos a la más inaceptable miseria.

Hace unos días el Ministerio de Salud publicó los boletines epidemiológicos de 2015 y 2016 que no se publicaban desde Octubre 2014. Allí se nos expuso una realidad gravísima, de las 76 situaciones de salud que debe reflejar el boletín, 47% de ellas aumentaron negativamente.

La Mortalidad Materna pasó de un promedio de 370 casos en 2013 a 756 en 2016. Aumentó en 315% y la mortalidad infantil aumentó de 7.300 casos en 2013 a 11.400 en 2016, esto es en 156%. La Malaria aumentó de 76.600 casos en 2013 a 240.000 en 2016, esto es en 313%. La cifra más alta desde 1971. Es una vida deteriorara que los venezolanos en la calle piden dejar atrás.

Pero la respuesta del Gobierno ha sido una feroz represión que ha permitido la muerte de 50 venezolanos, la mayoría de los casos, manifestantes jóvenes que están en las calles de toda Venezuela luchando por tener un país donde se respeten los derechos humanos, se pueda vivir, comer y sanar. Hemos visto el uso de gases lacrimógenos vencidos, lanzados a quemarropas, y el uso de metras y balines contra manifestantes. Ahora el uso de la justicia militar para juzgar a civiles. Todas graves violaciones a los derechos humanos que confirman lo que piensan más del 70% de los venezolanos: estamos ante una Dictadura.


Lo que Venezuela necesita y exige es el cumplimiento de la Constitución para que podamos tener elecciones libres y universales, para que podamos tener la libertad de los presos políticos, el respeto a la Asamblea Nacional electa por 14 millones de venezolanos y la apertura de un canal humanitario que permitan que entren medicinas y comida para los venezolanos.

Quiero enviarle un mensaje a la Fuerza Armada Nacional: Maduro los está utilizando y empujando a desconocer el orden constitucional de Venezuela. Maduro al permitir colectivos paramilitares y ordenarles reprimir a los manifestantes los está destruyendo frente a la opinión pública y en la comunidad internacional. Nosotros no queremos una Fuerza Armada que se pase a la oposición sino que cumpla con la Constitución.

Agradecemos la solidaridad internacional a la acción internacional. Por ello hemos estado recorriendo países de la región como Colombia, Brasil, República Dominicana, Estados Unidos y recientemente Perú porque los venezolanos necesitamos de su ayuda para que con la presión internacional se abra una solución democrática para que el poder escuche la voz del pueblo venezolano que se expresa en las calles. En la semana que culminó nos reunimos con el Presidente y el Canciller d Perú. Nos dejaron claro que el pueblo venezolano cuenta con el apoyo de Perú para salir de la crisis hoy atravesamos, a través de una solución democrática y electoral. Estos 40 días de lucha han dejado clara las condiciones de lucha para rescatar la democracia: presión de calle, presión internacional para que cada días más conciencias acaten la constitución y construyamos una salida democrática a la peor crisis de toda nuestra historia.

16-05-17