10 Últimos

lunes, 15 de mayo de 2017

Conquistaremos el cambio político. No hay dudas por @SantosYorme


Por Pompeyo Márquez


Hay que valorar en su justo término la responsabilidad de la actual dirección política de la disidencia, independientemente de los errores cometidos a lo largo de estos 18 años muchos de los cuales han sido valientemente reconocidos por la dirección de la MUD, bien con Ramón Guillermo Aveledo o con Chúo Torrealba.

Sería sano advertirle a muchos de los críticos de la MUD que de habernos seguido por ellos estuviéramos en condiciones desfavorables; ellos han sido incapaces de reconocer en qué se han equivocado y en darle los méritos necesarios a una dirección política que se ha ido forjando al calor de la lucha, y como lo indica la experiencia toda lucha implica la posibilidad de cometer errores, el detalle está en saber corregirlos acertadamente en el menor tiempo posible.

No hay dirección política en el mundo que no haya cometido errores al actuar. Solo no los cometen los críticos de escritorio y los que no actúan, pero así se forma el equipo dirigente y podemos decir, sin que ello justifique ningún desliz, que Venezuela cuenta en este momento con un núcleo dirigente que abarca los ámbitos local, municipal, regional y nacional. En nuestra opinión la ruta que se está transitando es la correcta y conquistaremos el cambio político que Venezuela pide a los cuatro vientos.

El país, y lo decimos con firmeza, no puede continuar por este camino lleno de disparates por el que lo conduce Maduro y su camarilla militar y la experiencia indica que ningún pueblo se hunde indefinidamente, que ninguna nación desaparece a pesar de los errores cometidos por quienes ejerzan el poder en ese momento. Los pueblos son sabios, se equivocan como lo han hecho en oportunidades, se dejan ilusionar por falsas promesas pero al final rectifican. Como me decía un chavista que me visitó: pusimos a Maduro con los votos fraudulentos y lo desalojaremos del poder mediante votos.


Dada la experiencia electoral de estos años, la vía de CALLE y VOTO nos conducirá al triunfo porque contamos con la fuerza necesaria, con la unidad, con una ruta clara, una plataforma mínima de acción y el invalorable apoyo de los demócratas del mundo, si a eso agregamos esa dirección política a la que hicimos mención, levantemos la convicción y la fe en que Venezuela perdió el miedo, al igual que en 1957.

Conquistaremos democracia, libertad y mejores condiciones de vida para todo nuestro pueblo con un gobierno de transición nacional que gobierne para todos y enmiende el camino equivocado que un grupo de fanáticos hace transitar al país. El sector institucionalista de las FAN también tiene un papel que desempeñar en este momento. ¡Sí se puede!

14-05-17