10 Últimos

martes, 23 de mayo de 2017

Maduro bloquea con barricadas la marcha de médicos y pacientes, por @ludmilavino


LUDMILA VINOGRADOFF 22 de mayo de 2017

Caracas amaneció este lunes con barricadas en sus principales avenidas y con estaciones de metro cerradas para impedir la protesta de los médicos afines a la amplia mayoría social, que se manifiesta sin tregua desde hace 52 días. Aunque para intentar contrarrestar las voces disidentes, el chavismo convocó también este lunes la marcha «Constituyente es garantía de Salud».

El lema elegido por los detractores del Gobierno de Nicolás Maduro fue «Por la salud y la vida, para un canal humanitario». Los médicos, enfermeros, pacientes y universitarios reclamaron material sanitario y medicinas para los hospitales públicos. La marcha partió del parque Francisco de Miranda, y se disponía a recorrer más de 10 kilómetros hasta al Ministerio de Salud (en el centro), pero fue disuelta a medio camino.

El jefe del grupo parlamentario de la oposición en la Asamblea Nacional, Stalin González, advirtió de que las barricadas no eran de la protesta, sino del chavismo porque colocaron autobuses públicos para obstaculizar las calles. Los alcaldes opositores del área metropolitana de Caracas –el Hatillo, Baruta y Sucre– también desmintieron que las barricadas fuesen de la oposición, ya que la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) las ha prohibido. «Nuestras marchas son pacíficas y no incluyen barricadas», subraya la alianza de la oposición. El vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Freddy Guevara, respaldó el llamamiento a la movilización del sector sanitario.

La ola de protestas antigubernamentales ha sido reprimida con fuerza por los cuerpos de seguridad. El balance de estas ocho semanas es de 48 muertos, unos 13.000 heridos y más de 2.000 detenidos.

Los médicos y el personal sanitario se manifestaron con sus batas blancas. Los pacientes exhibían sus recetas para llamar la atención sobre la ausencia de medicinas para tratar sus enfermedades. La crisis sanitaria en Venezuela ha colapsado los centros de salud por falta de material médico, quirúrgico y vacunas.

Los laboratorios multinacionales han abandonado Venezuela porque el Gobierno chavista les debe más de 3.000 millones de dólares (cerca de 2.700 millones de euros). La red de farmacias asegura que hay existencias solo para tres meses y no se han repuesto medicinas. El presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV), Douglas Natera, señaló por su parte que «apenas tenemos un 3% de insumos. Es una situación caótica. Marcharemos por el hambre que hay, por la carencia de medicamentos, ese holocausto de la salud que ha impuesto el Gobierno».

Los médicos y el personal de los centros de salud públicos protestan además porque no pueden denunciar los fallos del sistema ante la amenaza de la censura, el despido y las destituciones o renuncias forzadas de las que no se salva ni el ministro de turno ni los médicos residentes.

La exministra de Salud venezolana, Antonieta Caporale, tuvo que renunciar a los cinco meses de asumir el cargo por informar sobre la situación del sector. Si bien Caporale no dio explicaciones sobre su salida prematura ni Maduro argumentó el repentino cambio, la decisión se hizo pública tres días después de que los medios difundieran la información oficial del Boletín Epidemiológico de 2016. En ese informe se admite que la mortalidad infantil aumentó un 30% en un año y la materna dio un salto del 65,79%.

Detenidos por la Fiscalía

La Fiscalía, por otra parte, ha acusado a 22 miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de torturar y abusar sexualmente de dos detenidos el pasado 8 de marzo en El Pao (estado Cojedes). La institución que dirige Luisa Ortega explicó en un comunicado que las víctimas, de 26 y 27 años, fueron arrestadas por su presunta implicación en el robo de un arma. Tras su traslado a la sede de la PNB en San Carlos, sufrieron todo tipo de agravios que denunciaron una vez liberados al día siguiente, informa Ep. Los 22 funcionarios fueron detenidos el 31 de marzo y siguen presos. Se les acusa de tortura, violación agravada y asociación ilícita.