10 Últimos

sábado, 13 de mayo de 2017

Ni “buenista” ni “comeflor”: Protesta no violenta es la forma de lucha más efectiva por @floresriofrio


Por Jorge Flores Riofrio


Los activistas sociales Cheo Carvajal y Jaime Cruz, y la docente María Teresa Urreiztieta, se congregaron para ponderar sobre la protesta pacífica, después de 40 días de protestas en Caracas, en la librería Lugar Común de Las Mercedes, en el marco del taller “Acción y Creación. Ideas para una protesta no violenta”.

“La violencia es tan humana como la paz”, fue la frase con la que inició la ponencia Cheo Carvajal, junto a Jaime Cruz, profesor de la UCAB y director de Prodiseño. Ambos recalcaron que su propuesta pacifica, no era ni “buenista” ni “comeflor”, es decir pasiva o contemplativa, sino basada en ideas pragmáticas y datos que demuestran que la no violencia es más efectiva.

Carvajal expresó que, ante las acciones represivas del Estado, las piedras y las bombas molotov de los manifestantes son “insignificantes”, pero la incitación a la violencia de las fuerzas del orden público es parte de la estrategia del Gobierno para mostrar a la oposición como violenta en el exterior; por lo tanto, deben evitarse lo más posible.

La profesora María Teresa Urreiztieta compartió su experiencia como investigadora de movimientos sociales en los Estados Unidos y España, donde observó cómo los manifestantes utilizaron métodos no violentos para expresar su posición frente a la globalización y la crisis financiera, respectivamente.

Explicó que en ambos casos los “indignados” en España y los antiglobalización en EEUU, así como las concentraciones francesas “Noche en pie”, los manifestantes lograron construir un discurso colectivo en el que se agruparon personas de diferentes orígenes y pensamiento para protestar contra los que perjudicaban sus derechos.

La académica acotó que esas manifestaciones se caracterizaron por su civismo y el ingenio protestatario pacífico para manifestar el descontento, como el boicot a productos de marcas consideradas adversarias, cadenas humanas, paros de 15 minutos, pancartas y performances entre otros métodos.

“Las performances puede llamar más la atención de los medios de comunicación que la violencia”, comentó.

La investigadora identificó tres elementos para que un movimiento logre consolidarse en el tiempo: indignación por la injusticia, definición de las cosas que unen a los miembros del movimiento e identificar concretamente al adversario.

Por eso, quienes resisten pueden hacerlo sin recurrir a la violencia como método de lucha.

Jaime Cruz hizo referencia a la investigadora norteamericana Erica Chenoweth, que en una conferencia para la organización TED, explicó que la lucha no violenta en las últimas décadas había tenido mejores resultados que las confrontaciones armadas.

En su investigación señala que si 3,5% de la población se levanta contra un Gobierno opresivo, este cae ante la presión ciudadana.

Nombró cuatro resultados que traen las acciones pacíficas en contra de una “dictadura”: visibilizar los problemas y las injusticias; legitimar la protesta ante el resto de la población y personas en el exterior; neutralizar a los “opinadores” que defienden el régimen; trascender en el tiempo al generar espacios que incluyan a todos los ciudadanos, incluidos los que simpatizan con el Gobierno.

Cruz destacó que, en este contexto, la precisión comunicacional es imprescindible.

Citó el caso venezolano: “Las acciones en la autopista, antes que confrontadoras, fueron comunicacionales; por eso no debemos sentir frustración”, agregó.

Hoy (12 de mayo de 2017), a las 6 pm, en la librería Lugar Común en Altamira, Cheo Carvajal profundizará en las propuestas surgidas en el taller. Le acompañan el diputado Juan Andrés Mejías, Roberto Patiño, cofundador de Caracas Mi convive, y Rafaela Requesens Presidenta de la Federación de Centro de Estudiantes de la UCV.


12-05-17

http://efectococuyo.com/principales/ni-buenista-ni-comeflor-protesta-no-violenta-es-la-forma-de-lucha-mas-efectiva