10 Últimos

domingo, 25 de septiembre de 2016

Almagro, la OEA y la Cumbre por @SantosYorme


Por Pompeyo Márquez


Luis Almagro Secretario General de la OEA escribió para El Nuevo País el 13/9/16 sobre los 15 años de la carta democrática. Es un canto en defensa de la democracia, de los derechos humanos y del progreso. En ese artículo se refiere al procedimiento a seguir para aplicar la Carta Democrática Interamericana y las experiencias anteriores en que se planteó la necesidad de este instrumento, y citamos: “La inspiración y guía de la CID es permanente. Debe ser usada, cual brújula que nos señala el camino correcto y nos marca las diferentes etapas de este recorrido. Así fue como se aplicó en crisis anteriores, como la de Venezuela en 2002, frente al intento de golpe contra Chávez, y en Honduras en 2009 ante el derrocamiento ilegal de Manuel Zelaya.”

La OEA está comprometida a hacer respetar sus tratados y entre ellos aquel que obliga a todos los Estados miembros a cumplir con las reglas fundamentales de la democracia. Quince países han suscrito un documento donde piden al Consejo Permanente discuta el extenso y pormenorizado informe que el Secretario General de la Organización presentó hace unos meses, y de acuerdo con los especialistas en la materia, eso significa que se entró en un proceso de estudio y debate colectivo para la aplicación de las sanciones previstas en la CID. Como se puede constatar, los ojos del mundo democrático están puestos sobre Venezuela, y la crisis profunda por la que atraviesa el país.


En esa dirección, el respaldo que ha tenido la exigencia del Referendum Revocatorio como una salida pacífica y electoral a la crisis es demasiado importante. El Cardenal Urosa le pide al CNE que no siga postergando la fecha para la recolección del 20% de las firmas, y Maduro y el CNE se burlan del Papa Francisco, de la Conferencia Episcopal Venezolana y de la mayoría de nuestros compatriotas. Es una burla intolerable.

El fracaso de la reciente cumbre de Margarita, donde al final un grupo de dictadores bañados en sangre de sus pueblos fueron lo que concurrieron:la cifra es elocuente,de 120 países apenas 11 asistieron, con muy pocos presidentes y con un despilfarro de recursos donde se repartían dólares, comida, pasajes como si fuera papelillo en tiempos de carnaval. Los habitantes de la isla fueron sometidos a todo tipo de humillaciones y persecuciones y como lo dice el comunicado de la MUD.

En tan vital materia como es la integración económica en la subregión latinoamericana, Venezuela con un nuevo gobierno ejercería la Presidencia protempore de Mercosur y revitalizaría a un organismo que tiene que definir las tareas del momento, porque lo otro, el movimiento de no alineados, no pasa de ser un anacronismo.

25-09-16