10 Últimos

viernes, 23 de septiembre de 2016

De Venezuela también “se nos están yendo los reumatólogos”


Por Vanessa Davies


Solo hay 160 reumatólogas y reumatólogos a escala nacional, lo que implica “un déficit de aproximadamente 50%”, calcula Maritza Quintero, presidenta de la sociedad que los agrupa

Aunque la situación venezolana es difícil para todas las especialidades médicas, el mensaje que Maritza Quintero, presidenta de la Sociedad Venezolana de Reumatología, quiere enviar al país un mensaje esperanzador. “Sabemos que no les podemos fallar a nuestros pacientes”, enfatizó la médica, en entrevista con Contrapunto.

Este miércoles continuó en Caracas el congreso de la sociedad, durante el cual Quintero renovó su llamado a los especialistas: no hay herramientas para tratar las enfermedades, si se consigue el medicamento no hay dinero para comprarlo, pero todo ello obliga a un acto médico “de retos”. En lugar de renunciar, “tenemos que ponernos creativos”, recomendó la médica. Solo hay 160 reumatólogas y reumatólogos a escala nacional, lo que implica “un déficit de aproximadamente 50%”.


La SVR enfrenta, además, la tarea de enamorar a los médicos jóvenes para que se especialicen en reumatología. “Se nos están yendo los reumatólogos, se nos están yendo los médicos. Trabajo en la Universidad de Los Andes y de cada 10 médicos que egresamos siete se van y tres se nos quedan”, relató.


Faltan medicamentos

Quintero no duda en afirmar que en Venezuela “tenemos médicos heroicos” que han mantenido en marcha los hospitales del país. Es cierto que con esta crisis “la reumatología se vio afectada como especialidad porque nosotros manejamos los pacientes con enfermedades crónicas, que necesitan y requieren medicamentos de alto costo” que ahora no están disponibles.

Las dificultades para acceder a estos fármacos se agravó hace dos años, calculó la médica. El programa de alto costo se mantiene, pero las entregas “están limitadas”.

Como presidenta de la sociedad ratificó que está dispuesta a reunirse con quien sea “en aras de buscar soluciones para brindarles más calidad de vida a los pacientes y tener capacidad resolutiva”. Remarcó que el Gobierno debe darse la mano con las sociedades científicas para poder afrontar la crisis.

Aun cuando los pronósticos para 2017 no son los mejores, Quintero afirmó que no se dará por vencida y que las reumatólogas y los reumatólogos harán lo imposible para sobreponerse a las dificultades: "Quiero dar un mensaje esperanzador, para los médicos, para todos los que nos necesitan, para nuestros pacientes".

22-09-16