10 Últimos

jueves, 29 de septiembre de 2016

Valentina Quintero: "Por primera vez el turismo se convirtió en una necesidad económica" por @contrapuntovzla


Por Gabriela Rojas


La periodista asegura que todas las acciones que ha tomado el Gobierno han torpedeado el desarrollo de la industria turística en lugar de impulsarla

"Ahora le toca al turismo", repite la periodista y viajera apasionada, Valentina Quintero, casi como un mantra de vida que también ha convertido en una etiqueta continua en sus publicaciones a través de las redes sociales. Su convicción es absoluta porque está fundamentada en la experiencia que ha obtenido después de dedicar su vida a promover e impulsar el turismo en Venezuela como una actividad económica prioritaria para el país.

                  Valentina Quintero junto a su hija Arianna Arteaga Foto: Facebook Valentina Quintero

Pero Quintero sabe de sobra que solo de paisajes no vive el hombre y que para derrumbar la pared de obstáculos que nos rodea se requiere de mucho esfuerzo, compromiso y voluntad política, precisamente una de las grandes carencias que sufre esta área para un verdadero desarrollo.

"No hay una auténtica voluntad política para que el turismo como una actividad económica real", sentencia. La lista de desventajas es larga y se engrosa con varios factores: fallas en los servicios públicos, desabastecimiento general, control de cambio, problemas en la interconexión aérea, normas y leyes que no permiten generar certezas para invertir, y en el puesto uno del deshonor, la inseguridad.


"En ningún país puede funcionar el turismo si no hay seguridad. La inseguridad es el enemigo número uno en cualquier país que quiera desarrollar el turismo porque si tienes un planeta entero para ir no vas a elegir ir a un sitio donde estés en riesgo", explica.

Este factor en especial ha influido en las condiciones por las cuales Quintero asegura que ni siquiera podemos aspirar a desarrollar el turismo interno, lo que se evidencia en una disminución de 50% de turistas en todo el país durante este año. Ni siquiera en regiones tradicionalmente turísticas como Mérida o Margarita. Las cifras indican que hay menos gente recorriendo el país para el disfrute.

"Hay casos que no terminamos de entender, por ejemplo, el teleférico de Mérida. Nadie sabe por qué no terminan de abrir el teleférico y porque hay tanto secreto para abrirla al público si es una obra importantísima de la que debemos sentirnos sumamente orgulloso. Pero allí se demuestra que no hay voluntad genuida porque de qué te sirve tener una obra así si no terminas de abrirla para el disfrute de la gente".

                                                    Foto: AVN

Para Quintero, más allá de la retórica, convertir a Venezuela en un destino turístico es una decisión. Así fue en el caso de Colombia que desde hace 10 años decidió invertir en esta actividad económica y hoy pueden decir que han registrado 3.700.000 turistas, en comparación con nuestro país que maneja como su cifra más alta 800 mil turistas en un año.

La periodista pone como ejemplo el caso de Barbados, una pequeña isla más pequeña que Margarita que no solo vive del turismo sino que ha registrado 530 mil turistas en un año.

A Valentina Quintero la sola idea de pensar que el Arco Minero será el nuevo bastón de la economía venezolana le horroriza. "Apoyar el arco minero es apoyar la destrucción absoluta. Donde llega la minería arrasa, destruye los pueblos, destruye a los pobladores y acaba con todo".

Por eso insiste en una certeza que lleva como un mensaje urgente: "el turismo es una necesidad y eso está de anteojitos. Por fin y por primera vez en Venezuela, el turismo se convirtió en una necesidad económica y cualquier gobierno con dos dedos de frente lo va a entender. Ahora le toca al turismo y estamos convencidos de ello".

Se sustenta en las ventajas competitivas que tiene Venezuela, amén de una geografía envidiable, de una buena infraestructura tanto vial como hotelera, y de la buena actitud y empeño de los operadores turísticos, la gente que decide hacer del turismo su oficio y en la mayoría de los casos, su razón de vida.

"No creo que nuestra actitud haya empeorado hacia el turista. Puede haber algunos casos pero no es justo generalizar, ni hablar de maltrato porque tú vas a cualquier posada o contratas cualquier guía y puedes observar que se ocupan de crearle casi un mundo paralelo al turista porque ese es su oficio y hacen esfuerzos inenarrables a un costo más alto para mantener al turista en las mejores condiciones".

Pone como ejemplo el caso de Ecuador que entendió que debe tener todo tipo de ingreso y decidió invertir en grande: la campaña "All you need is Ecuador" ha sido la única campaña en el que un país ha invertido con publicidad paga en la transmisión del Súper Bowl.

"Si Ecuador logró en poco tiempo convertir este ingreso en un recurso importante, Venezuela también puede hacerlo. Además tenemos una ventaja comparativa: el mundo está pendiente de Venezuela porque muchos van a venir a ver cómo fue que resolvimos esta crisis".

27-09-16