10 Últimos

martes, 2 de mayo de 2017

Movilizaciones en el interior llegan hasta sus destinos mientras Caracas es reprimida



Prensa MUD 01 de mayo de 2017
@unidadvenezuela

La Unidad Democrática inició el mes de mayo en la calle, en el marco del día del trabajador, se realizaron dos movilizaciones simultáneas en Caracas así como marchas en todo el territorio nacional para llegar hasta las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para exigir la destitución de los siete magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia  y un órgano electoral imparcial que celebre comicios generales.

En el estado Táchira, pese al decreto N° 175 del gobernador Vielma Mora, que prohibe las protestas, los ciudadanos salieron a las calles este primero de mayo y lograron llegar hasta las puertas de la Defensoría del Pueblo, donde el titular regional de ese despacho, Hugo Caro recibió un documento por parte de los manifestantes, que exige que se restablezca hilo constitucional en el país. La movilización culminó entonando las gloriosas notas del Himno Nacional frente al Poder Moral.

Mientras que, en el estado Carabobo, llegaron hasta la sede del Palacio de Justicia en Valencia, lugar en que dirigentes de la MUD dialogaron con el piquete instalado por la Guardia Nacional (GN), quienes permitieron que una comisión, liderada por el alcalde del municipio San Diego, Enzo Scarano, entregara el documento en el TSJ de esa entidad.

“Estaremos en la calle, ya estuvimos en el Palacio de Justicia y ahora estamos acompañando a un pueblo que se retira pacíficamente, pero no cesará de estar en la calle hasta derrotar el golpe de Estado de Nicolás Maduro y lograr nuestras exigencias: libertad de presos políticos, apertura de un canal humanitario, se reconozca a la Asamblea Nacional y un cronograma electoral”, aseguró a través de un video publicado en su cuenta de Twitter, Armando Amengual, secretario general del partido Primero Justicia en Carabobo.

El estado Zulia también alcanzó su destino final, al llegar con éxito hasta los tribunales penales de esa ciudad, donde reclamaron mejores oportunidades para los trabajadores y que en Venezuela se restituya la democracia. En la movilización de la MUD, que salió desde la Cruz Roja en Maracaibo contó con la participación de diversos gremios sociales, profesionales, sindicatos de trabajadores  y ciudadanía.

“No salimos hoy a pasear, salimos a protestar en contra de dictador Nicolás Maduro, a quien vamos a sacar de la Presidencia de la República por la vía electoral”, aseguró el diputado electo por esa región, Juan Pablo Guanipa

En otros estados del territorio nacional también llegaron hasta su objetivo final y las movilizaciones transcurrieron sin algún tipo de incidentes.

Caracas la definición de la represión

Mientras Nicolás Maduro habló tranquilamente a los asistentes a su marcha en la avenida Bolívar, las dos movilizaciones de la Unidad Democrática recibían  todo el arsenal antimotín de las fuerzas de seguridad del Estado, registrándose muchos heridos durante estas acciones.

En el oeste de la ciudad, manifestantes concentrado en la Avenida Victoria, Montalbán y El Paraíso fueron objetos de fuerte represión por parte de la Guardia Nacional (GN) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Alrededor de las 10:45 AM, diversos parlamentarios como Jorge Millán, Carlos Paparoni, José Manuel Olivares, Stalin González, denunciaban que en el punto de congregación del Centro Comercial Multiplaza Paraíso estaban siendo reprimidos por funcionarios de la GN, quienes no permitían que las personas se reunieran en ese lugar.

Al mediodía, el diputado, José Manuel Olivares fue herido en la cabeza por un impacto de bomba lacrimógena disparada por un Guardia Nacional en El Paraíso. Recibió asistencia médica y le hicieron una sutura de 12 puntos.

En esa misma zona, una periodista también fue golpeada por una bomba lacrimógena en un brazo mientras cubría la movilización en El Paraíso.

Asimismo, en el este de la capital, tras reunirse en la avenida Francisco de Miranda, los manifestantes se dispusieron a tomar la vía de La Castellana para recorrer la Cota Mil y llegar hasta la sede del Poder Judicial, pero al estar en la Cota Mil, los asistentes recibieron bombas lacrimógenas, perdigones y hasta disparos de metras por parte de los órganos de seguridad.

El dirigente estudiantil, Hasler Iglesias, denunciaba que durante la represión en avenida Boyacá (Cota Mil), varias personas fueron heridas por metras disparadas por las fuerzas de seguridad. Insistió en que no se puede abandonar las calles porque es la única garantía para salir de este régimen.

Luego de resistir por un rato, decidieron seguir por la urbanización La Florida, donde, una vez más, fueron dispersados a la altura del barrio Chapellín. Después de esta arremetida, se dirigieron a la autopista Francisco Fajardo para tratar de llegar hasta el Tribunal Supremo de Justicia, pero volvieron a ser emboscados por las fuerzas de seguridad estatales a la altura de El Rosal.

“Esta represión busca que nos frustremos, que pensemos que es imposible que este país cambie y no es verdad, debemos seguir manifestando pacíficamente y  debemos continuar exigiendo. Así como estuvimos en la entrada de  la Cota Mil durante más de cuatro horas resistiendo contra la represión, ahora estamos aquí, en la autopista Francisco Fajardo acompañando al pueblo que está cansado”, manifestó el legislador Miguel Pizarro, mientras presencia la contención en la Francisco Fajardo.

El alcalde de Chacao, Ramón Muchacho confirmó 14 heridos: 11por traumatismos, dos por  hipotensión y uno por perdigones.

Prensa MUD
@unidadvenezuela