10 Últimos

viernes, 2 de septiembre de 2016

CNNE: ¿AÑADIR INSULTO A LA INJURIA?, @adrianavigi




Avd. Francisco de Miranda, Chacao, 1S, 12:30 pm

Por Adriana Vigilanza, 1/09/2016
Por razones de salud (meniscos fracturados) hoy, por primera vez en la historia de la Revolución, estando en Caracas, no pude acompañar una marcha opositora. Eso me permitió “monitorear” la cobertura que dio “CNN En Español” a un evento que era, para los 30 millones de habitantes de Venezuela, crucial. El único atisbo de esperanza para nuestra vida, dependía de lograr la participación contundente de nosotros, los sobrevivientes de la peste roja, en las calles, en contra de las decenas de obstáculos, amenazas y detenciones arbitrarias de líderes opositores ocurrida a la víspera, para disuadirnos de salir a pedir fecha para un Referendo con miras a revocar a Maduro.
Los comentarios paniaguados de dos compatriotas, Ángela Oraá y María Alejandra Requena, a primeras horas de la mañana, los pasamos, por considerar que aún era temprano para reportar. Pero conforme fue pasando el día, nuestro estupor fue in crescendo, ante el sesgo manifiesto a favor de Maduro y en contra de los meros hechos, de los comentaristas que siguieron “reportando” un evento que fue convocado por la oposición venezolana para pedir fecha fija del Referendo Revocatorio contra Maduro, este año y que tuvo una contrapartida oficialista, sólo como respuesta.
Aproximadamente a las 2:30 de la tarde, Rafael Romo dio unos 3 minutos completos a un discurso de Maduro que, para empezar, en Venezuela debería de haber sido censurado, pues estuvo plagado de groserías como “viejito coño de tu madre” y “arrecho” (para referirse a Ramos Allup, Presidente de la Asamblea Nacional), que en Venezuela son malas palabras y la “Ley Mordaza” prohíbe, en todo horario, aparte de decir que “…lo que piensen los demás países me sabe a casabe…”.  Una toma cerrada mostraba a la multitud pro-gobierno que escuchaba aquella letanía de amenazas violentas, que Romo calificó de “multitudinaria”. Para nuestro estupor, no hubo ningún calificativo para la marcha original, la convocada por los opositores. Apenas permitió una brevísima entrevista a un opositor, transmitida directamente desde una de las tres gigantescas avenidas que ellos llenaron (Avenida Libertador, Rio de Janeiro y Francisco de Miranda), sin toma abierta, tampoco, para mostrar la magnitud de la aglomeración de manifestantes.
Para la apoteósica marcha  opositora, calificada por el internacionalista Sadio Garavini y otros importantes ex representantes de Organismos internacionales, como la segunda más grande que ha habido en el mundo, no hubo calificativo. Cualquiera con ojos habría visto que, multitudinaria, fue la marcha opositora, no la pro oficialista. Los rojos no lograron llenar la Avenida Bolívar, pero aun asumiendo que lo hicieron, esa Avenida no tiene sino 1 kilómetro de longitud. Haciendo un cálculo de tres personas por metro cuadrado, caben máximo entre 80.000 y 90.000 personas.  Sin mencionar el “detallito”, que brillantemente le apuntó a Romo, más tarde, Giovanna de Michelle, de que esos rojos portaban carnets de “instituciones” de la Revolución y que precedentes de despidos masivos por firmar en Revocatorios contra oficialistas, están reseñados en toda la prensa mundial.
La extensión de las 3 Avenidas que la oposición sobrepasó, suma unos 16.5 kilómetros de longitud, sin incluir todas las calles laterales, que van de norte a sur, que fueron atiborradas de los protestantes que no lograban escurrirse a las 3 Avenidas principales. Eso suma 16 veces más participantes, por lo menos. Por eso, si los maduristas fueron 90.000, los opositores fueron al menos 1.280.000. Ahora, si los rojos sumaron 1 millón (como seguro dicen ellos), entonces la oposición movió 16 millones. Así de simple.
La total ausencia de objetividad de Romo, más la forma de narrar una noticia donde se le va la vida a 30 millones de habitantes de un país que lleva 17 años tratando de derrotar democráticamente un dictadura electoral, no sabemos si se deba a un sesgo “ideológico” (todavía hay gente de izquierda que considera que la criminalidad manifiesta de Maduro es una “ideología”); o fue “una orden de arriba” (y así le llegó la noticia, para que él la narrara), debida al terror de CNN En Español de sufrir represalias del régimen contra sus reporteros y equipos, pues ya otras veces han sido atacados violentamente por oficialistas o si, sencillamente, se debe a ignorancia.  Cualquiera de las tres es gravísima para una cadena de noticias de la importancia de CNN En Español.
El señor Remo puede que no haya leído que tenemos la tasa más lata de homicidios del plantea (peor que Honduras y México); que la escasez de alimentos es tan alarmante que a la gente que vive en las fronteras no les ha quedado otra que ir a comprar a Colombia y Brasil, a costos elevadísimos para nuestros bolsillos, pero para no morir de hambre, mientras la canciller, como buena hija de Guerrillero pro FARC, con su cara tan lavada y la sonrisa psicopática que le es común con su hermano, dice que su régimen tiene comida para alimentar a 3 naciones; que la crisis de salud ha hecho que decenas de bebés mueran al nacer y que enfermedades que no son mortales, hoy en día en mi país sí lo sean, porque no se consiguen las medicinas para tratarlas. Tampoco parece que haya leído que Maduro nombró Ministro del Interior y Justicia a un hombre que el Gobierno del país desde donde el transmite su noticiero, considera un alto capo del narcotráfico internacional. Todo lo cual llevó a la Miss Venezuela 2009, Stefanìa Fernández a declarar: “Por primera vez siento que me han robado mi país” (Ver: http://www.analitica.com/entretenimiento/stefania-fernandez-por-primera-vez-siento-que-me-robaron-mi-pais/). Y por no saber esto, “omitió” describir el sobrehumano esfuerzo que tuvo que hacer todo opositor para poder lograr el magnífico objetivo que lograron: llenar 3 majestuosas avenidas de Caracas, más otras muchas concentraciones en el resto del país. Para la CNN en Español de día, nada de esto estaba ocurriendo.
No conforme, cuando como a las 5:00pm el mismo Rafael Romo entrevistó a la internacionalista Giovanna de Michelle, empezó diciéndole algo así como “más allá de comparar manifestaciones según su tamaño, lo que importa es ver si eso se refleja en número de votos para Revocar a Maduro”. Lo cual demuestra que mucho menos se ha leído las encuestas, que por primera vez está dando a conocer las cifras reales: más de un 90% de rechazo a la continuidad de Maduro en el cargo.
Le siguió en comentar las marchas, Gabriela Frías. Ella tampoco escatimó en calificativos para la manifestación oficialista. Dijo “…la emblemática Avenida Bolívar llena de miles de oficialistas…”. De la marcha opositora,  cero, léase bien, cero referencia. ¡Ni siquiera menciono que fueron 3 las Avenidas que llenaron los opositores! Para cerrar “con broche de oro”, Xavier Serbia le porfió al diputado José Guerra, la cantidad de participantes opositores,  porque según él, “eso no se puede medir” ¡Hágame usted el favor! ¡Cualquier encuestadora sabe cómo medir el número de participantes en estas manifestaciones, haciendo el simple cálculo que aquí ofrecimos!
Con mi corazón adolorido y mi mete atormentada por la injustica reiterada de la cual somos objeto, hago una súplica a los comentaristas de CNN En Español: cada vez que vayan a ignorar a la enorme mayoría del pueblo venezolano, para dar prioridad a lo que dice un enloquecido ser, que debido a las más extrañas circunstancias del destino ocupa el cargo de Presidente, sin serlo (hizo fraude, como lo denunció  Capriles), ni merecerlo (es Colombiano), piensen en que la más alta denominación de nuestro signo monetario, el Bolívar, es un billete de Bs100, cuyo valor es hoy de 10 centavo de dólar, en el año 2003, cuando empezó el control de cambios que Chávez inventó para empobrecernos y enriquecer a sus adeptos más cercanos, en magnitudes indescriptibles, era de US $ 10.
Ya a los venezolanos que estamos siendo vilmente maltratados, se nos exige soportar esto y poniendo la otra mejilla. ¡No añadan ustedes injuria al insulto! ¡Por el amor a Dios! ¡Es nuestra vida la que está en juego! ¡Instrúyanse y sean objetivos! Lo que ustedes hicieron hoy (salvo por Fernando del Rincón, a última hora del día) no fue ser “neutral”. Fue, sencillamente, mentir.


Adriana Vigilanza
@adrianavigi