10 Últimos

lunes, 22 de mayo de 2017

Cecilia Sosa: El gobierno hace una guerra civil de baja intensidad y cree que la gente se va a cansar por @contrapuntovzla


Por Emma Sánchez Álvarez


"El pueblo ya le perdió el miedo a esta dictadura", dice Cecilia Sosa. Afirma que la convocatoria a una constituyente "es inconstituyente". Opina que con su posición la Fiscal dijo al gobierno: “Este no es el proyecto de Chávez, eres un usurpador"

Cecilia Sosa Gómez, la primera mujer venezolana en presidir la extinta Corte Suprema de Justicia –hoy TSJ– y también la primera fémina en el continente americano en ocupar ese cargo, que ejerció desde 1996 hasta el año 2000, suma sus conocimientos y experiencia precisamente en estos días cuando las piezas del tablero del juego político fueron sacudidas por la posición de la fiscal general Luisa Ortega Díaz, así como por la reciente sanción impuesta por los Estados Unidos de Norteamérica a ocho magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

Durante la conversación exclusiva con Contrapunto, la abogada, jurista y exmagistrada toca por supuesto otros temas, además de los ya mencionados: el decreto del presidente Nicolás Maduro que convoca una Asamblea Nacional Constituyente (ANC); la actuación de la FAN en esta coyuntura que vive el país, y las manifestaciones y protestas que ha escenificado el pueblo venezolano durante los últimos 50 días.

"La gente está imponiendo su agenda y hay una lucha cuerpo a cuerpo en todos los estratos, y el gobierno está promoviendo una guerra civil de baja intensidad porque cree que la gente se va a cansar”, comentó. Así compartimos gran parte de las disertaciones de Sosa Gómez.

–¿Qué opinión le merece el paquete de sanciones contra los ocho magistrados de la sala constitucional del TSJ, impuesto por el gobierno de Estados Unidos?

–Considero importante destacar que sobre la decisión del gobierno de los EEUU, a través de su Departamento del Tesoro, no es un tema que exija pronunciamiento ni de venezolanos ni siquiera del Estado venezolano, porque esa es una decisión que tiene como destinatario a los ocho magistrados del TSJ. Es un asunto de la política interna de los Estados Unidos, y son sanciones que el gobierno americano, de acuerdo con la ley de ese país, genera contra personas completamente identificadas con nombres y apellidos, y son esas personas la que deben ejercer los derechos que consideren les han sido violentados eventualmente.


"Sin embargo, como venezolana, yo aplaudo la decisión. Con la sanción a los magistrados venezolanos, por fin el gobierno de los EEUU aplicó su ley a violadores de los derechos humanos. Esta decisión parte del criterio de que la sala constitucional se ha dado el lujo de desconocer los derechos ciudadanos, dándoles preferencia a las políticas de Estado, inclusive con el silencio o con decisiones sobre la situación de represión y/o la acción militar sobre ciudadanos sin armas. De manera que, con la sanción a los magistrados, los venezolanos tenemos identificados a violadores de derechos humanos y, en consecuencia, en sus expedientes queda establecido", agregó.

–¿Cree usted que la Fiscal General de la República debe abrir la investigación y solicitar el antejuicio de mérito visto el pronunciamiento de los EEUU contra los magistrados?

–El pronunciamiento de los EEUU no es lo que determina la solicitud de antejuicio de mérito. Lo que determina la solicitud de antejuicio de mérito es haber roto el hilo constitucional declarado por la propia Fiscal. Obviamente, si estuviéramos en una democracia, eso es lo que la Fiscal debió hacer inmediatamente el mismo día que declaró esto; es decir, iniciar la investigación y solicitar el antejuicio de mérito contra los ocho magistrados de la sala constitucional. Eso está fuera de toda discusión. Pero como estamos en una dictadura, ella está midiendo sus pasos para ver cuán más afectiva puede ser su actuación, y esa solicitud se ha quedado un poco rezagada.

"También podemos entender que la Fiscal esté pensando que a ella le pasaría lo mismo que a la Asamblea Nacional; es decir, si solicita en este momento un antejuicio de mérito los magistrados que están allí, que son verdugos de la disidencia, lo que van a hacer es burlarse de ella diciéndole que es inadmisible su solicitud. De manera que, aparentemente, la estrategia de la Fiscal es erosionar el Poder Judicial, en particular de su cabeza, con mecanismos más políticos que jurídicos", explicó Sosa.

–¿Cuál es su opinión sobre las declaraciones de la Fiscal acerca de la propuesta hecha por el presidente Maduro de una constituyente?

–Yo estoy de acuerdo con el texto de la carta de la Fiscal. Está muy bien escrita, apoya la defensa de la Constitución con lo cual se suma al impulso tan importante que tiene la sociedad civil, incluyendo partidos políticos y Asamblea Nacional. En segundo lugar, creo que se suma a las voces que señalan que no se necesita cambiar la Constitución para hacer un país, y que lo importante es aplicarla. La Fiscal le está diciendo al gobierno que aplique la Constitución, reconozca su normativa y competencia y no se exceda en imponerse a otros poderes públicos, en este caso a los poderes electoral y judicial. Y en última instancia también me parece importantísima la coincidencia de la Fiscal General con la postura de la Conferencia Episcopal que está en la misma línea de su carta.


Magistrados "golpistas"

–¿Los magistrados que componen la sala constitucional del TSJ deberían pagar por la ruptura del orden constitucional?

–Yo me voy a basar en las declaraciones de la Fiscal para que no quede como una opinión mía. Para la Fiscal los magistrados de la sala constitucional son golpistas por haber roto el hilo constitucional. La Fiscal estará esperando para no solicitar un antejuicio de mérito y poderlos juzgar con la investidura que tiene, porque sabe que el pleno del tribunal podría eventualmente decirle que no hay mérito para ese enjuiciamiento. Y me imagino que ella debe estar esperando para dar el paso firme y poder accionar correctamente.

–¿Cómo sería el accionar correcto y legal en el caso de los magistrados?

–Meter una demanda por el delito de conspiración, por haber roto el hilo constitucional y generado un cambio en la forma republicana de gobierno. Esto es lo que yo considero sería la etimología del delito. No sé si la Fiscal vea eso u otro elemento. Pero también entiendo a la Fiscal en no hacerlo en este momento, aunque a uno le gustaría que lo hiciera, porque tiene un tribunal que le podría decir que no hay mérito como dijo el Defensor del Pueblo, con el argumento de que ya se corrigió, cuando no corrigieron absolutamente nada puesto que la Asamblea Nacional sigue, entre comillas, en desacato. Y esa decisión tendría que ser en pleno con los 32 magistrados.

–¿Y si no puede ser ahora, para cuándo?

–Es muy difícil hacer escenarios en el momento actual, pero no hay dudas de que llegará el momento también para la Asamblea Nacional de dejar sin efecto las designaciones de los magistrados de la sala constitucional, así como la de los suplentes. Y ese momento, que va a generar también un conflicto entre los poderes, podría ser interesante para ver las posibilidades de sacar magistrados que son golpistas, porque esos magistrados van a seguir sentenciando.


Hay que consultar a la gente

–¿Cuál es su opinión acerca de la decisión del presidente Maduro de hacer una constituyente?

–El régimen trabaja en la superestructura. Trabaja en el tema del funcionamiento y comportamiento de los poderes públicos y de los organismos como FANB, Poder Judicial, Asamblea Nacional. El tema está en otra parte…

–¿Cuál es ese tema y de qué lado está?

–El tema es la gente. El tema es el pueblo. Cuáles son sus demandas y cuál es el mensaje que ese pueblo está enviando, y no importa a quién se lo está enviando, si al oficialismo o a la resistencia, que la voy a llamar de esa manera, porque creo que la oposición no se queda en la Mesa de la Unidad. La pregunta es: ¿dónde está el pueblo? El pueblo es el soberano, constitucionalmente no hay otro. Y tiene importancia a partir de allí, porque esto es lo que desnaturaliza la convocatoria del régimen a la Asamblea Nacional Constituyente. No se puede convocar a una asamblea sin pueblo, porque se queda en un formalismo de la superestructura. No digo que esta no sea importante porque los poderes públicos son los que mueven el cumplimiento de la Constitución.

"El conflicto político y social que estamos viviendo es porque el régimen dejó de sentirse pueblo. Nadie discute que el Presidente de la República en Consejo de Ministros no tenga la competencia para estimular un proceso constituyente, como es la formación de una Asamblea Nacional Constituyente. Esto está fuera de discusión. Pero lo que no podemos olvidar es que solo es una invitación que pasa por algo que podría o no estar en la Constitución, ya que la soberanía reside en el pueblo. El Presidente invita y si el pueblo lo considera oportuno lo aprueba, pero si considera que no es el momento, simplemente lo rechaza" detalló.

–¿Hay que consultar primero a la gente si está de acuerdo con una ANC antes de proceder a elegir a los constituyentes?

–Ese es el paso que se brincó el régimen, y lo hizo por varias razones: primero porque este régimen no tiene pueblo; segundo, para tratar de adormecer la calle y a un pueblo que está bravo e insatisfecho. Venezuela como pueblo está en un estado de necesidad, y esto significa que esta situación no la aguanta más; tercero, destruir a la Asamblea Nacional porque cree que a través de una ANC puede eliminar todo lo que le molesta, como a la Fiscal General de República, hasta los magistrados de la sala constitucional; y, en cuarto lugar, el gobierno pretende quedarse para siempre con una Asamblea Nacional Constituyente porque nunca van a hacer la constitución. Va a pasar lo mismo que con el estado de excepción, que lo tiene para legislar para siempre y así, una rama de poder que no controlan queda neutralizada, como lo han hecho durante este año y medio.

"Con ese decreto para la ANC, además el Presidente mostró sus cartas de una manera abierta, en el sentido que lo que quiere es continuar implantando su socialismo y que no quiere medirse. Tiene miedo porque no tiene pueblo", agregó Cecilia Sosa.

-–¿En qué cree usted que terminará este tema de la ANC? Los venezolanos no parecen aún comprender de que se trata en este momento de crisis social, económica y política.

–El gobierno lo que quiso con esto fue nuevamente controlar la agenda pública y la política, y ponernos a hablar de la asamblea constituyente como de hecho lo estamos haciendo. Somos nosotros los que estamos dándole oxígeno a esta propuesta, aunque digamos que estamos en contra. Estamos cayendo en el juego de discutir este tema como si estuviéramos hablando en democracia; es decir, en democracia discuto sus argumentos, los míos y la gente decide. ¿No es así? Pero también hay que ver que ha ocurrido algo interesante: así como el gobierno aparentemente te cambió la agenda, la población está imponiendo la suya en la calle. Esta es una lucha entre gobierno y pueblo, cuerpo a cuerpo, y en la calle. Es cuerpo a cuerpo en la calle y donde la quieras ver.

Y expresó: "Pienso que esa Asamblea Nacional Constituyente es inconstituyente y paralela a la Asamblea Nacional. El gobierno nunca pudo soportar perder el control legislativo".


"El pueblo se cansó de la paja"

-–¿Cómo calibra e interpreta usted lo que está sucediendo en Venezuela en estos momentos?

–El pueblo se cansó del verbo, de la palabra, de la oferta, del diálogo, en pocas palabras, el pueblo se cansó de la paja. Y la razón de las movilizaciones, por más que la agenda la fije fulano, mengano o la MUD, es “no tengo garantías de mis derechos y por eso quiero un nuevo gobierno”. Los venezolanos quieren que se les garantice sus derechos. ¿Y cuáles son? El derecho a la vida, que no lo tiene porque se les están matando en cualquier esquina y en las propias manifestaciones. No se les deja manifestar, que es un derecho. No se les deja llegar a los objetivos estipulados en las protestas pacíficas. El gobierno es el que estimula la violencia. En los videos se comprueba esto claramente. Con el tema de los teléfonos, los misterios de una dictadura se acabaron.

"Más aún, el derecho de acceso a los alimentos, que es un derecho económico de cada venezolano. El derecho a un salario digno, que no lo tiene, porque este gobierno no tiene control sobre la inflación. Por eso el aumento anunciado por este gobierno para los venezolanos es un fraude. Ya la población lo sabe, y si no lo sabe lo siente. El sentir es más poderoso que la razón. Por eso insisto que este es un pueblo que se cansó, porque también cambiaron las reglas del juego a la que estaba acostumbrado. Este es un gobierno sin dólar, sin dinero y totalmente quebrado. Es un gobierno que se está vendiendo a cualquier inversionista de su ala de influencia para conseguir cualquier cosa y mantenerse en el poder, que es en definitiva el objetivo casi único de este régimen", afirmó.

–En cuanto a las manifestaciones y sobre la decisión del gobierno de enviar a civiles a ser juzgados en tribunales militares, ¿eso es legal?

–Este gobierno está rompiendo precisamente todos los patrones. El objetivo principal del régimen está en ir en contra de todo el que lo adverse, y se está quedando solo. No hay institución más importante, viéndolo desde el punto de vista penal y judicial, que el monopolio del Ministerio Público. Así de simple. Y la Fiscal ha asumido un comportamiento paulatino, secuencial y de bajo perfil, y con ello le dice al gobierno: “Yo me cansé también”. En dos palabras, la Fiscal le dijo al gobierno: “Este no es el proyecto de Chávez, y eres un usurpador”.

Sin embargo, según Sosa, el mensaje que envía el gobierno es de quien se siente acorralado. Como diciendo: “Mi poder es mayor que el tuyo, hagas lo que hagas, yo soy el que me voy a imponer”.

–¿Cuál es su criterio sobre este tema? ¿El gobierno se va a imponer?

–Este es un régimen fracturado interna y externamente. Uno escucha hablar a un Elías Jaua sin convicción y como si tuviera un chip. No transmite nada, solo narra algo para sostener lo de la asamblea constituyente. No convence a nadie. Además, hay algo que está pasando y que dice mucho: el pueblo ya no está respetando la autoridad. Se perdió el respeto por la autoridad, sea militar, policía, alto funcionario o un jerarca… esa capacidad de enfrentar y filmar actuaciones para que todo el mundo la vea desde cualquier parte del mundo, y ves que encaran a cualquier funcionario y le dicen en su cara lo que piensan, sobre todo frente a la situación de represión que ha sido brutal, devastadora en términos de maldad, de enfermedad de esas personas que están actuando en esa primera línea.

"Insisto, cuando el pueblo pierde el miedo y le pierde respeto a la dictadura, a esa autoridad omnipotente, es muy difícil. Y ahora busca una salida de la superestructura como la de la asamblea constituyente. ¿Cuánto le costó a Chávez vender al pueblo que había que aprobar una Asamblea Nacional Constituyente? ¿Cuántas veces recorrió el país? ¿Y este cree que porque saca un decreto todo el mundo le va a obedecer? Te repito: Maduro ya no tiene pueblo".

"Yo soy abogada y una defensora de la Constitución de 1999 de siempre. Esta es una Constitución con la cual se puede prosperar, desarrollar un país y salir adelante. Yo pienso que está Constitución no se ha ejecutado, y ella tiene un sólo mensaje para todos los poderes, ya sea el ejecutivo, legislativo, electoral y judicial: “Tú estás allí para garantizar mis derechos, para más nada, en cada sector, para votar si eres el Poder Electoral, para tener unas leyes que avalen esto, si eres legislativo; para que apliques la ley siempre garantizando mis derechos, no solamente en lo procesal sino en lo sustantivo; al Poder Ejecutivo para que aplique políticas públicas que promuevan y ejecuten mis derechos; y el Ministerio Público para defenderlos”. Esta es una Constitución que reconoce por todas partes y en cada párrafo un derecho, por eso es tan larga. El régimen no se preocupa de aplicar la ley, lo único que quiere es que no lo saques, y no ahora sino nunca, por eso es una dictadura", argumentó la exmagistrada.

–¿Entonces para qué la ANC si no es para transformar el Estado?

–Para que no haya elecciones de ningún tipo, y para tener una asamblea que él la llama constituyente, pero que sustituye a la que eligió el pueblo, así de simple. Una listica de cosas que no han hecho en 19 años. Pero esto no lo puede hacer porque no consultó. Eso de la constituyente es un parapeto de un dictador. Ellos van a sostener esto en un artículo que dice que ningún poder constituido puede oponerse a las decisiones de la ANC, pero la forma como ellos están eligiendo no constituye un poder originario.

"Todo lo que contiene el decreto firmado por Nicolás Maduro, que sustenta la convocatoria a una ANC, está consagrado en la Constitución de 1991. Ese planteamiento es una burla para Chávez, a quien se le considera el propietario de esta Carta Magna de 1999, que es una Constitución moderna y tiene como su núcleo duro los derechos, que es lo que no tenemos en estos momentos. Otra cosa, para esta Constitución todos sus artículos y contenido son derechos humanos, hasta el derecho de propiedad", expresó.

Para Cecilia Sosa, el decreto de Maduro es un invento. Por ejemplo, "constitucionalizar las misiones ¿para qué? Si están superlegisladas. Es el miedo que le quieren meter a la gente de que si viene otro, las misiones van a desaparecer. Lo que no sabe el gobierno es que cuando está repartiendo los CLAP le está creando un derecho al ciudadano; es decir, para todos los venezolanos. Él puede modificar y graduar el acceso, pero el drama es que da los CLAP a quienes lo siguen. Es una perversión basada en la idea de que si tú no vendes tu consciencia no tienes derecho al CLAP. ¿Cómo va a decir Jaua que los que van a votar son la lista del Seguro Social?... pero Dios mío, ¿por qué la manejas? Mi carné del Seguro Social es producto de mi trabajo y es un derecho que adquirí".


Maduro baila e incentiva la represión

–¿Y qué debe hacer las FANB en este escenario en el que está luchando el país?

–La Fuerza Armada Nacional está para garantizar la soberanía de la nación, no dice del Estado. Esto quiere decir que tú, yo y todo el que está habitando este territorio somos la nación. El artículo 5 de la Constitución establece que “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público”; es decir, la Fuerza Armada Nacional está para garantizar la soberanía del pueblo. Y cuando indica “quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución”. ¿Cuál es una forma directa? Que se consulte si la gente quiere una Asamblea Nacional Constituyente. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular. Esto es tan importante para poder entender la ANC, porque esta debe “emanar” de la soberanía popular. Si no consultas, no tienes soberanía, eres un poder espurio, un parapeto y además nulo de nulidad absoluta. Nadie tiene que declararlo porque el Presidente solo tiene competencia para “invitar”, no tiene competencia para decidir por el pueblo, porque no te ha dado esa competencia, así lo consagra el artículo 5.

"Por eso la FANB está para garantizar la soberanía de todos los venezolanos, que reside 'intransferiblemente', y sabes qué significa esta palabra, que no la tiene ni la ANC porque ellos son unos delegados que designa el pueblo para que hagan una constitución, y eso fue lo que dijo la Corte Suprema de Justicia en 1999. ¿Allá servía y ahora no? Pero ahora la pusiste en la Constitución al establecer “que el pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario”.

–¿Qué rol juegan los militares en todo esto?

–Más que jugar el rol de estar chupando medias, ejerciendo funciones ejecutivas que no les corresponden y asumiendo comportamientos políticos impropios e inconstitucionales como lo están haciendo hasta ahora. Empezando por su general en jefe, que para mí es Padrino López y no Maduro, están violando la Constitución, porque la Fuerza Armada Nacional es la que debe garantizar que la soberanía del pueblo sea respetada.

"Padrino López es el primero que ha declarado que apoya la locura de la Asamblea Nacional Constituyente espuria y violatoria de la Constitución. A esa FANB que está para garantizar la soberanía de la nación, que no es un tema de territorio sino de cumplir y proteger la Carta Magna, la tenemos en contra aparentemente, y digo esto porque lo que se aparenta como jefe o el gran gurú no lo es, y por debajo tienen una situación completamente fracturada, dividida y conflictiva que no quiere seguir en esto de estar matando venezolanos".

"Nosotros debemos tener claro una cosa: el gobierno está promoviendo una guerra civil de baja intensidad porque cree que la gente se va a cansar", afirmó Sosa.

–¿Usted cree que esto suceda?

–Yo creo que estamos tan creativos con esto de la tecnología, porque todo lo que el gobierno atribuye a la oposición los mismos videos lo desdicen. Y no hay nadie que no tenga un teléfono celular. Pero además de eso, Maduro no fue un sustituto de Chávez.

-–¿Y quién es Maduro?

–Maduro es un agente de Cuba, mientras que Chávez se vacilaba a los cubanos, agarraba lo que le gustaba y quitaba lo que no le gustaba. Es posible que lo asesoraran, pero era un hombre que tenía su idea. A la hora de la toma de decisiones posiblemente, y esa es mi percepción, tomaba algunas cosas, pero no era un fiel cumplidor. Maduro no tiene ninguna capacidad para gobernar, y ese es el rechazo. Si hay algo que ha hecho Maduro es que unificó la gente. Unificó la lucha contra él. El chavista sabe que mientras Maduro este allí su concepción de lo que debe ser un presidente, él no lo representa. Por eso es que Maduro no consulta si la gente quiere o no una Asamblea Nacional Constituyente, porque sabe que le van a decir que no. El reto para Maduro es que se mida. Por eso pienso que tanto en la OEA como en la Asamblea Nacional en sus comunicados, proponen las elecciones en 2017.

–Pero el chavismo argumenta que las elecciones generales no están en la Constitución…

–Está bien, pero nosotros somos el pueblo originario, ¿por qué no me consultas? Hagamos una consulta al soberano con dos preguntas: la de si quieres Asamblea Nacional Constituyente y si quieres elecciones de Presidente y regionales en 2017. Vamos a un proceso electoral y que el pueblo decida.

–¿Qué le pareció la opinión del papa Francisco al afirmar que la oposición en Venezuela estaba dividida?

–El Papa es peronista. Pero en realidad no me interesa la opinión del Papa. Me interesa la opinión de la Iglesia venezolana que ha sido fuerte, la más clara en sus pronunciamientos y ha tenido un valor y valentía que muchos quisieran tener.

–A su juicio, ¿quién es el funcionario o personaje más pernicioso de este gobierno?

–Maduro no solamente es el más pernicioso, sino el que toma las peores decisiones. No me interesa lo que están alrededor, esa es la camarilla. Maduro es la persona que baila, pero por detrás incentiva la represión. Lo más deleznable que hay. No lo puedo respetar y para mí es un dictador. No resistimos a pensar que estamos en una dictadura, pero estamos. La lucha contra una dictadura no puede ser con criterios democráticos. Tiene que ser más dura y aguerrida. Y como al venezolano no le importa decirle las verdades a otro, como estamos viendo, digamos la verdad. El pueblo ya le perdió el miedo a esta dictadura. Y además otra cosa, es en 2017 no en 2018, es para hoy, es para ya y para allá vamos.

21-05-17