10 Últimos

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Ahora por el 20% impidiendo triquiñuelas del gobierno, @jesusalexisgon




Por Jesús Alexis González, 05/09/2016

La majestuosa Toma de Caracas (01/09/16), ha de permanecer como una referencia cuantitativa sobre la aspiración ciudadana de apresurar por vía constitucional el fin del nefasto mandato presidencial de N. Maduro, al tiempo de motivar una constante presión de calle (sin descartar la multiplicación del “Efecto Villa Rosa” iniciado en Margarita) en procura de “obligar” al Consejo Nacional Electoral (CNE) a concretar la etapa de recolección de la firma y huella de al menos un 20% de electores (3.959.560) a tenor del Art. 72 constitucional como requisito para activar el referendo revocatorio (RR) en 2016 a fin  de llevarse a cabo antes del 10/01/17 como límite.

Vale acotar, que el CNE señaló una fecha virtual (semblanza de realidad para hacer que parezca real lo que no es) entre el 24 y el 26/10/16 a la luz de “haberle solicitado” a la Junta Nacional Electoral que “considerara” ese lapso para la recolección de las firmas; con el propósito de inducir una percepción de “normalidad” en la supuesta fijación de fecha ¡para dentro de unos 60 días! (contados a partir de la “rueda” de prensa del 27/08/16), con el agravante de no mencionar la correspondiente normativa procedimental con la finalidad, suponemos, de abrir un espacio para una estéril discusión con la MUD como vocero del sentir popular y las instituciones opositoras asumiendo una estrategia para retardar aún más la activación del RR presidencial en 2016 (aparte de “esconder” la elección de Gobernadores), al tiempo de adelantar otra fricción retardadora al sostener que la recolección del 20% se llevaría a cabo durante 3 días de forma proporcional en los estados (un mínimo del 20% en cada uno) sin hacer mención sobre el número de Centros Electorales y máquinas de votación que se habilitarán. Es de Perogrullo sostener, que el gobierno por la vía del incondicional CNE está configurando un marco de triquiñuelas (ardid, argucia, engaño, enredo, simulación, subterfugio para conseguir algo) con la finalidad de retrasar la activación del RR 2016 en favor de “ganar tiempo” y soñar con la posibilidad de revertir lo que con seguridad será una amplia votación favorable hacia la revocación; escenario tramposo donde tienen una “experiencia” adquirida durante el RR 2004 contra la gestión de H. Chávez (impulsado mayormente por la presión internacional) cuando, dicho sea de paso, tuvieron que habilitar 2.700 Centros de recolección para atender electoralmente los 14.037.900 inscritos al tiempo de asumir un enfoque de circunscripción nacional  facilitando firmar en cualquier sitio del país durante 4 días (del 28/11 al 01/12/2003) en horario corrido de 8:00 am a 4:00 pm. Es de recordar, que tan apropiado escenario fue distorsionado con inescrupulosas triquiñuelas (tal como un “reparo” de firmas) hasta que el CNE “decidió” el 08/06/2004 activar el RR el cual organizó en ¡67 días! a pesar de una intencional lentitud, habiendo transcurrido ¡258 días luego de la manifestación popular en favor de dicho RRdando tiempo para que el gobierno ejecutara un masivo plan de estímulo al clientelismoa través del gasto público (especialmente las Misiones) para intentar revertir, como en efecto sucedió, la revocación con nefastas consecuencias hasta el presente.

No cabe duda alguna, en cuanto a la pretensión gubernamental de aplicar para el caso del RR 2016 una táctica dilatoria similar a la antes citada con la “providencial” diferencia de no contar el “gobierno” con ingresos fiscales, salvo la inflacionaria acción de emitir dinero inorgánico para financiar una reiterada “ilusión” de aumento de salario en conjunto con la represión al derecho de pensar y actuar distinto catalogado como un “delito” penalizado con la cárcel. Dicha táctica dilatoria, ha sido manifestada abiertamente por distintos voceros del “altísimo” gobierno desde el mismo Presidente de la República quien “anticipó” que no se celebraría el RR antes del 2017 al punto de expresar: “si no se cumplen los requisitos, no habrá referéndum revocatorio y punto”; al igual que del diputado presidente itinerante del CNE (ambulante, nómada, migrante) quien “determinó”: “si ellos van a recoger el 20% de las firmas, deberían tener el 20% de las máquinas. Lo que es igual no es trampa. Nosotros no se las vamos a poner fácil, escuálidos. No. Se la juramos que no. Y vamos a hacer lo que tengamos que hacer”; al tiempo de enfatizar que como el presidente N. Maduro fue electo en 1 día de igual modo el RR debía efectuarse en 1 día(¿?) habilitando solo el 20% del total de máquinas verificadoras de huella con que cuenta el CNE, es decir unas 8.120 sobre 40.601.

En el año 2007 (Gaceta Electoral No 405, del 18/12/07), el CNE incorporó las Normas para Regular la Promoción y Solicitud de Referendos Revocatorios para Mandatos de Cargos de Elección Popular donde se contempla, entre otros asuntos, que en estos procesos ha de establecerse una plataforma de identificación biométrica por cada 1.000 ciudadanos (Art.10); al igual que los Centros de recolección los debe determinar la Junta Electoral Nacional del CNE tomando en cuenta  las variables geográficas y de población (Art. 24) es decir en función al potencial electoral de cada estado; y que la recepción de las manifestaciones de voluntad para revocar ha de realizarse en un máximo de tres días (Art. 26). Tal estructura jurídica, fue violentada por el propio CNE en el recién finalizado proceso de recolección del 1% de firmas cuando desmembró el enfoque de circunscripción nacional, estableciendo la obligación de un mínimo del 1% para cada estado y para todos (uno solo que no lo hubiese alcanzado invalidaba el proceso general) al tiempo de haber habilitado una distorsionada y reducida cantidad de Centros y máquinas malvadamente distribuidas a nivel municipal (con énfasis en los más distantes de los núcleos urbanos y con particulares dificultades de acceso); todo dentro de un contexto de desvergonzada triquiñuela que con toda seguridad intentarán replicar (de no existir la presión de calle) para ahora dificultar el logro del denominado 20%, que de realizarse entre el 24 y el 26/10/16 (como diabólicamente aspiran) para recolectar en 3 días con pocas  máquinas un mínimo de 3.897.474 firmas, para posteriormente el CNE  asumiendo sus propias escurridizas “normas” destinar unos 90 días continuos para organizar el RR (¿?) siendo entonces que se celebraría el 30/01/2017 y de ser días hábiles el 28/02/2017 con un demoledor efecto sobre la esperanza y bienestar del aguerrido pueblo venezolano.

Cabe formular una pregunta con fingida ingenuidad: si fueron capaces de instrumentar tantas tretas malignas para obstaculizar la recolección y validación del 1%, ¿Cuántas propiciarán para impedir la recolección del 20% y por ende el RR en 2016 a sabiendas que se encuentran a las puertas de una contundente derrota? A manera de respuesta implícita, sostenemos que el 20% (o más) debe emanar de la sumatoria del resultado obtenido en cada estado y no proporcionalmente, al tiempo de habilitar una relación de 1.000 electores/máquina equivalente a unas 19.487 basado en el registro electoral de julio 2015 (19.487.369 votantes) y de unos 3.748 Centros de recolección apoyándonos en la media fijada cuando el RR contra H. Chávez de 5.200 electores/Centro (2.700 Centros para atender 14.037.900 inscritos); al tiempo de exigir con fuerza y vehemenciaque el RR 2016 se organice en un máximo de 35 días como ha sido el promedio en el pasado. Cualquier “propuesta” que desmejore el escenario descrito, debe ser rechazadorotundamente por la MUD en armonía con una presión pacífica y permanente de calle; en el entendido que la celebración del RR en 2016 (teniendo como límite el 10/01/2017) no es cuestión de normas procedimentales y tecnológicas sino de carácter político con prelación de la paz y futuro de Venezuela.


Economista Jesús Alexis González
@jesusalexisgon