10 Últimos

martes, 20 de septiembre de 2016

Alfredo Serrano se mantuvo junto a Nicolás Maduro durante la Cumbre MNOAL, por @danilozanomadri



Economista español Alfredo Serrano Mancilla
DANIEL LOZANO 19 de septiembre de 2016

Nicolás Maduro clausuró la Cumbre de los Países No Alineados (MNOAL) convertido en su nuevo presidente, con el mandato de resucitar un "despojo de la Guerra Fría", como definió a este movimiento la oposición venezolana. El 'hijo de Chávez' se echó sobre sus espaldas su liderazgo cuando más falta le hacía a él, con varios frentes internacionales abiertos donde se bate con todas sus fuerzas diplomáticas, y cuando más lo necesitaba el MNOAL.

A lo largo del fin de semana, Maduro dialogó con los siete presidentes asistentes y con otros mandatarios y vicepresidentes, mientras se negociaba la Declaración final de Margarita. La foto de familia, tan tradicional de estos encuentros, se realizó frente al mar. A la derecha de los mandatarios, un pequeño grupo de edecanes; Cilia Flores, la primera combatiente revolucionaria, y el español Alfredo Serrano Mancilla, el principal gurú económico del presidente venezolano.

Desde hace semanas se sabía que el todopoderoso asesor, tan cercano a Podemos que no sólo comparte ideas y amistades, sino que también lo defiende con vehemencia en su tribuna de TeleSur, iba a tener un desempeño fundamental durante la Cumbre. Así fue, incluso asistiendo a la rueda de prensa internacional con la que concluyó el encuentro.

Y no es la primera vez. El director del Centro Estratégico Latinoamérica de Geopolítica (Celag), versión moderna de las fundaciones españolas que precedieron a Podemos y ayudaron a Chávez, a Evo Morales y a Rafael Correa, incluso al derrocado Mel Zelaya en Honduras, acompaña al presidente en encuentros internacionales y viajes, escribe algunos de sus discursos y elige vicepresidentes y ministros. Su papel ha superado con creces al de Juan Carlos Monedero y le sitúa en un nivel parecido al que desempeñó el marxista Jorge Giordani, hoy defenestrado, junto a Hugo Chávez.

Los No Alineados, que sí se alinearon con Maduro, desplegaron en el punto número 16 de la Declaración de Margarita sus ideas económicas, que pasan por la reforma del FMI y del Banco Mundial, además de "ampliar y fortalecer la participación de los países en desarrollo en los procesos internacionales de toma de decisiones, de elaboración de leyes económicas y en la gobernanza del nuevo orden económico mundial".

La cumbre costó 150 millones de dólares, según la Unidad Democrática, y contó con todas las facilidades del mundo para que los países miembros pudieran viajar a la isla de Margarita. Para Maduro se trató de un "éxito histórico" por la presencia de más de 100 delegaciones, pero la oposición la tildó de "fracaso estrepitoso" porque sólo puedo atraer a siete presidentes, incluidos el cubano Raúl Castro, el iraní Hasan Rohani y Robert Mugabe, el dictador de Zimbaue, además del canciller de Corea del Norte.