10 Últimos

sábado, 3 de septiembre de 2016

El estigma de la pobreza


Por Rafael Viloria


En este artículo, voy a tratar de abordar un tema que por lo general tiene una variada forma de ser interpretada, La pobreza: Según una de las tantas interpretaciones conocidas...“Pobreza es la carencia de lo necesario para vivir”. Hay quienes la relacionan con los que no tienen dinero, los que no tienen conocimientos académicos, los que viven en los barrios marginales, los campesinos, los obreros, entre otros. También se habla de los pobres de conciencia y de espíritu. Lo cierto es que de la pobreza, todo el mundo habla porque presuntamente las sociedades pobreslas hay en el universo entero. En este tema para el cual no dispongo de mucho espacio para exteriorizar, voy a tratar de plantear en sinopsis algunos elementos puntuales, fundamentalmente de reflexión que ojalá sirvan aunque sea para llamar la atención sin mediación y sesgo alguno.

Con frecuencia escuchamos decir: “nació un niño en cuna de ricos, en cuna de pobres”. Jesús el hijo de María y José el Carpintero de Galilea, nació en un Pesebre; lugar para resguardar los animales domésticos para las labores del campo, era el escogido para salvar a los pobres; eso le costó la vida ¿Logro el objetivo? ¿No lo logro? ¿Qué logro? Esto pareciera indicar que el origen de la humanidad ya viene “estigmatizada con la marca social al que pertenece”. En el desarrollo de la humanidad con cierto sesgo de suspicacia nos han indicado que existen dos niveles de sociedad: losricos y los pobres. Sin pretender ser un estudioso de las ciencias sociales creo que ese“estigma” fue estratégicamente diseñado hacia el logro de resultados muy bien definidos, propósitos que a lo largo del desarrollo de la humanidad han sobrepasado los límites para los cuales fueron trazados. La verdadera gran empresa.


Al estigma se le agregaron ingredientes que han garantizado su estable y seguro desenvolvimiento social, económico, y político en el desarrollo humano. En particular la“ley divina” y las que se originan del seno de los seres terrenales, ambas tienen un destino, “el hombre”. Propósito común la obediencia, la sumisión. Algunos mensajes claves: “soy pobre, menos de la gracia de Dios”, “primero entra un camello por el hueco de una aguja, que un rico en el reino de los cielos”. Desde ese punto de vistala pobreza pareciera ser una virtud. Los pobres son hijos de Dios, los ricos no lo son. Dos clases sociales que son distintas.

Todo pareciera indicar que una gran parte de la humanidad en su origen mismo nacióEntrampada. Todo ello está en estrecha vinculación histórica de como la sociedad se está desarrollando hoy y como se perfila para el futuro. Hasta la saciedad se nos ha querido convencer de que la situación de país, del mundo históricamente ha sido un problema de ricos vs pobres, de pobres vs ricos. Ello ha dado como resultado que frente a la supuesta debilidad de los pobres hayan aparecido los “mesías salvadores de la humanidad”. Acompañando a los mesías, han aparecido los pensadores, con ellos las ideologías anidadas en los partidos políticos, en los credos religiosos, etc. Los que supuestamente defienden a los que están en situación de “Pobreza”; En este orden las cosas están claras: Ricos vs Pobres, ocupan el escenario del mundo.

Los pensadores políticos en materia social, económica y política, los gobernantes internacionales, nacionales, regionales, locales y los supuestamente comunitarios, no parecieran estar muy dispuestos a centrarse en el origen, causas, efectos y consecuencias del verdadero centro del problema en el que estamos inmersos en el país, en el mundo.la pobreza se ha convertido en un arma de alto poder de dominación que al ser usada con sabia inteligencia, se transforma en un instrumento para controlar y dominar a pequeñas y grandes multitudes sus herramientas las ideologías, que en los últimos tiempos están siendo severamente cuestionadas por El Papa Francisco.

Lo que en la sociedad venezolana nos planteamos es que tenemos que hacer un gran esfuerzo para que salgamos de la “trampa” (la dependencia) que desde nuestros orígenes nos metieron haciéndonos creer que la “pobreza” nos impedía trazar visiones y misiones hacia crear nuestras propias condiciones sociales, económicas y políticas que nos garanticen vivir, convivir y coexistir con nuestra propia identidad. Para lograr la plena libertad, no necesitamos mesías, lo que hace falta es que tomemos conciencia de las causas que originan la dependencia. Esa condición solo podrá cambiar cuando los credos religiosos, los partidos políticos acompañen a la humanidad, a los pueblos a tener conciencia plena de que lo único que impide vivir a la sombra de la libertad, es la perversa dependencia.

No es verdad que somos pobres, tampoco que no somos capaces. Lo que el país está exigiendo es que no sigamos permitiendo que nos manipulen, por una supuesta condición de pobreza. Dejemos de ser híbridos de laboratorios. Todo el mundo por igual opina, que la clave del camino que hay que emprender está esperando por nosotros sin mediación alguna.

Es la unión de todos los venezolanos, la que permitirá construir un mundo nuevo. Lo único que hace falta es que no sigamos permitiendo que la pobreza sea utilizada como un “arma de poder”, que nos ha mantenido y nos mantiene aun al margen de la unión y los propósitos de vida común: La Libertad.

Ex –presidente de CECONAVE


02-09-16

http://www.talcualdigital.com/Nota/132371/el-estigma-de-la-pobreza