10 Últimos

domingo, 18 de septiembre de 2016

Precios de huevos y quesos subieron en Guaicaipuro, pero la carne bajó por @leidsvillarroel


Por Leidys Villarroel


“¿Si compro dos cartones de huevos me quedo sin real?”, se preguntaba Marcelino Blanco la mañana de este 15 de septiembre al darse cuenta de que estas proteínas pasaron la barrera de los Bs. 4.000.

Él y quienes se acercaban al puesto de venta se debatían entre pagar o no Bs. 4.100 por el cartón de huevos, que en la quincena anterior estaba en Bs. 3.900.

Llevarse un cartón con 36 unidades significa gastar más la tercera parte el (36%) de la quincena, que desde el 1 de septiembre se contabiliza en Bs. 11.288,3 de acuerdo con el último aumento decretado por el Ejecutivo Nacional.

Quienes hacen sus compras con la lista de mercado de la familia Quiroz también miraron con recelo el mostrador de los quesos. El tipo paisa está en Bs. 4.850 el kilo, Bs. 870 más que la quincena pasada, cuando era ofrecido a Bs. 3.980. El aumento fue de 21,85%.

Este 15 de septiembre, Laura Milano pagó Bs. 3.750 por el kilo de queso blanco duro. Es decir, Bs. 420 más. “O lo compro, o me como la arepa sola”, dijo.


La bologna con pimentón también aumentó. Pasó de Bs. 5.300 a Bs. 5.844. Por el contrario, lamortadela mostró una baja de Bs. 411 en comparación con la quincena anterior, cuando era ofertado en Bs.4.100 el kilo. Está en Bs. 3.690.

El respirito de esta semana lo reflejó el precio de la carne molida, que está en Bs. 3.000 el kilo, mientras que 15 días atrás los compradores la llevaban a Bs. 3.990. Esto representa un descenso de 24,81%.

El precio de la carne blanca alivió un poco la presión en el bolsillo. El pollo entero se vende en Bs. 1.690; es decir Bs. 300; y el kilo de muslo, que se vende al mismo precio (1.690 el kilo), bajó Bs. 510. El 31 de agosto, este marcaba Bs. 2.200.

La ensalada “bien resuelta” que preparaba Marisol Escalona, de 53 años, para los cinco miembros de su familia, “ya no es la misma desde hace seis meses”, asegura. La mañana de este 15 de septiembre estaba parada frente al tablero del puesto de venta de verduras yhortalizas,  donde el precio de la zanahoria subió Bs. 300, al igual que la remolacha. La primera vende en Bs. 1.500 el kilo y la segunda en Bs. 1.200.

La papa pasó de Bs. 1.100 a Bs. 1.200. El pimentón está en Bs. 1.400; es decir, Bs. 200 más costoso; y la cebolla reflejó un aumento de Bs. 60. Ahora cuesta Bs. 1.100 el kilo.

Los clientes ya no llevan el kilo de calabacín a Bs. 700 como la quincena pasada, sino a Bs. 1.000.

El repollo y el célery no se quedaron atrás. Ambos subieron Bs. 200, en comparación con hace dos semanas. Ahora se venden en Bs. 600 y Bs. 1.200, respectivamente.

Mientras tanto el pepino ( Bs. 600 el kilo), el tomate ( Bs. 1.200), el ají dulce ( Bs. 1.000) y la vainita ( Bs. 1.000) se mantuvieron igual.

Según Christian Posada, de 37 años, “el culpable del desorden en los precios de la comida, es el Gobierno Nacional”. Agrega que “nada hacen con aumentar el sueldo mínimo, si no le ponen un para’o a la inflación“.

La guayaba a Bs. 550 el kilo y la piña a Bs. 600 la unidad siguen igual que la quincena anterior, pero por el kilo de cambur se debe cancelar Bs. 60 más. Está en Bs. 880.

16-09-16