sábado, 5 de enero de 2013

La crisis política en Venezuela recién se percibe el 10 de enero


Por Dr. José Pons Briñez, 03/01/2013

“Aquí hay una revolución militar en marcha y debe ser permanente, no puede detenerse”. Nicolás Maduro leyó un texto que atribuyó a Chávez, en tanta desinformación, dudamos de su origen realmente. Donde exhorta en términos imperativos a mantener la “doctrina militar bolivariana”. Hay que resaltar que el estilo presidencial se ha hecho de menos en el recadito, la redacción típica de Hugo Chávez no s le parece en nada. Otro aspecto que contribuyó al escepticismo sobre la autoría del mensaje es el hecho de que se leyera durante una salutación a las guarniciones militares el 28 de diciembre, Día de los Inocentes.

Esta vez la fecha fue ocasión de indicios explícitos sobre la importancia que las Fuerzas Armadas van adquiriendo como árbitro en la lucha por el poder que se gesta en el interior del chavismo. Con una sutileza que pocos le atribuirían, en el mismo acto militar se hizo presente Diosdado Cabello, ex teniente del Ejército y actual presidente de la Asamblea Nacional, rival de Maduro en la línea sucesoria, vestido con una casaca verde oliva de tinte castrense. Casualidad de casualidades, no lo pensamos.

El diario brasileño Folha de Sao Paulo, da a conocer una entrevista con un antiguo ideólogo de la revolución bolivariana, el académico alemán Heinz Dieterich, quien desde México, donde reside, aseguró que “los cubanos no tienen influencia en la sucesión. Los militares leales a Chávez, este sí es el factor clave”. Cosa que pensamos por las “ganancias licitas y no” recibidas a los altos mandos en tiempos de revolución estarán presente por más tiempo.

En Venezuela se percibe que se ha dado inicio a la transición. Ya no parece decisivo si el Presidente Chávez logra recuperarse de su reciente operación. Aun en ese caso, se da por hecho que, tarde o temprano, quedará incapacitado por el cáncer para completar el periodo hasta 2019. Hoy, 01 de Enero, Chávez acumulará 111 días de tratamiento en La Habana, uno de cada cinco días del último año y medio de su gestión. En previsión de un desenlace fatal, los medios de comunicación tienen preparados sus obituarios.

En cualquier escenario, el visto bueno militar parece imprescindible. No tanto por su poder de fuego, sino por el control logístico y administrativo que las Fuerzas Armadas mantienen sobre funciones vitales del Estado. En el Gabinete, los militares ocupan tres carteras. Once ex oficiales o suboficiales, designados como candidatos del oficialismo por el propio Chávez, fueron elegidos hace dos semanas gobernadores de otras tantos estados de las 23 que conforman Venezuela.

Pero, además, los militares se han integrado de manera orgánica en la conducción del aparato paraestatal de asistencia y control social. Se trata de un “Cuerpo Biopolítico”, tal como lo califica, echando mano a un término acuñado por Michel Foucault, la psicóloga política Colette Capriles, profesora de la Universidad Simón Bolívar. Esto trae implícito que socialismo y el comunismo ideológico en la praxis social no existe, lo cual se expresa en lo que calificamos como la doctrina Bolivariana al estilo Cubano.

Para el cierre resaltamos, que el concierto internacional recién inicia con firmeza las variadas posiciones que exigen apego a la Constitución Venezolana, tal cual lo afirma el Departamento de Estado de Estados Unidos pidiendo que, si el presidente Hugo Chávez no pudiera ejercer su cargo, se dé en Venezuela una transición “consistente con la Constitución”, con “elecciones transparentes, libres e imparciales”. Así lo afirmo, la portavoz Victoria Nuland.

Publicado por:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico