10 Últimos

viernes, 27 de abril de 2018

Educación en Venezuela retrocede al siglo XIX por @DiarioTalCual




Unos tres millones de niños en Venezuela de tres a 17 años, asisten de forma irregular a la escuela o se ausentan de manera definitiva por fallas en el transporte, falta de comida u otras razones

La deserción escolar que arropa todos los niveles de la educación básica y media, debido a la crisis económica y social que atraviesa el país, condena a la población al analfabetismo y peor aún, la lleva a un atraso de más de 200 años, según alerta Luis Bravo, jefe de Memoria Educativa de la Universidad Central de Venezuela.

“En educación vamos en camino al siglo XIX. A este ritmo indudablemente que vamos a tener un pueblo de analfabetos”, advierte el jefe del departamento que lleva una base de datos e investigación sobre el sistema docente venezolano.

La escuela pública Orlando García ubicada en Socopó, estado Barinas, se encuentra completamente vacía, los pupitres están arrumados y el ruido de la muchachera ya no invade sus pasillos, así lo muestra una fotografía de la agencia Reuters.

Hasta febrero de este año en ese centro educativo circulaban 384 estudiantes, hoy las precarias condiciones a las que se enfrentan, los obligan a abandonar las escuelas. El cierre de los comedores suma una razón más para no ir.

Cortes de luz, falta de dinero o de transporte, son algunas de las razones que se imponen para que casi tres millones de niños en Venezuela de tres a 17 años, asistan de forma irregular a clases o se ausenten del todo, según revela la Encuesta Sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi 2017).


La cirujana y experta en nutrición Marianella Herrera, alertó que el 33% de la población de niños entre cero y dos años, ya presentan retardo de crecimiento, debido a la inseguridad alimentaria que aqueja a la nación; en el futuro esto ocasionaría daños irreversibles a las próximas generaciones.

“Con hambre no se aprende”

“Con hambre ni se enseña, ni se aprende”, expresó Víctor Venegas, presidente en Barinas de la Federación de Trabajadores de la Educación de Venezuela a la agencia Reuters. “El hambre la tiene el niño y también la tiene el docente, es un cuadro verdaderamente patético lo que estamos viviendo”.

Estudiantes y maestros son víctimas de la misma situación. Los niños asisten a clases con el estómago vacío y el sueldo de un educador apenas alcanza para un cartón de huevos. La deserción también llega a las universidades. El panorama se aleja por completo al de los primeros años de la “revolución chavista” donde el fallecido presidente Hugo Chávez hacía de la educación su bastión, hoy solo quedan aulas vacías.

25-04-18