10 Últimos

viernes, 28 de abril de 2017

AN EXIGE CRONOGRAMA ELECTORAL INTEGRAL ESTE AÑO Y APELA A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL PARA LOGRARLO



Prensa AN 27 de abril de 2017

La Asamblea Nacional aprobó este jueves, con los votos de la bancada de la Unidad Democrática en sesión realizada en el Gimnasio “Papa Carrillo” (Parque Miranda), “la ruta para restituir la democracia”, contenida en un manifiesto que condensa en diez puntos las causas que motivaron la crisis institucional y cómo se configuró “el golpe de Estado de Nicolás Maduro y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)”. Incluye un petitorio de cinco puntos a la comunidad internacional para que lo exija al Gobierno venezolano.

“Nosotros tenemos las soluciones y necesitamos las garantías de los gobiernos para impulsar y presionar que se hagan realidad”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges (Unidad-Miranda), cuando terminó de leer el texto para su aprobación.

En el manifiesto apelan a los buenos oficios de los gobiernos de la región y a la OEA, ONU, Unasur y Mercosur “para que juntos podamos construir las garantías para el restablecimiento de la democracia en Venezuela”.

La Asamblea Nacional exigió una elección presidencial este mismo año y que “se fije de manera inmediata un cronograma electoral integral que también garantice la celebración en 2017 de las elecciones de gobernadores y diputados estadales que correspondían en diciembre de 2016, y las de alcaldes y Concejales que corresponden en diciembre de este año”.

La AN advirtió hoy al hemisferio que, además de un problema para los venezolanos, el Gobierno de Nicolás Maduro “es una amenaza a la estabilidad regional”. El acto terminó con exhortaciones de Borges a mantenerse en la calle, luchando, porque es la única alternativa “cuando no hay ley, no hay justicia, no hay instituciones”.

“Además de este documento, tenemos que aprobar que ¡no nos vamos a rendir! ¡Qué vamos a seguir luchando! ¡Que decidimos ganar y que amamos a Venezuela! ¡Nos espera la libertad, la justicia, el futuro de una Venezuela en paz y unida! ¡Vamos a lograr la victoria entre todos y para todos!”, arengó Borges, y fue retribuido con aplausos de pie.

Sistema inhumano que esclaviza

En el acto se guardó un minuto de silencio, a solicitud del diputado Miguel Pizarro, en memoria de los casi 30 venezolanos caídos durante las protestas de este mes de abril. Fue mencionado especialmente el joven Juan Pablo Pernalete, de 20 años, que murió en Altamira el miércoles 26, producto de una bomba lacrimógena que impactó sobre su corazón.

“La escasez, el hambre y las libertades conculcadas han generado protestas como ocurriría en cualquier país del continente, pero solo en Venezuela se condena con años cárcel a quienes protestan”, dice el manifiesto.

El Parlamento, en el acuerdo aprobado, señaló directamente a Nicola?s Maduro de ser “el responsable de la ruptura del orden constitucional y del secuestro del derecho de los venezolanos” en un país que vive “la peor crisis de su historia”.

Se reitera la calificación de “dictadura” a una administración que “solo puede gobernar por la fuerza”.

“Nuestro pueblo padece los efectos de un sistema inhumano diseñado para esclavizar la conciencia y dominar todos los ámbitos de la sociedad, para someter a la miseria del hambre, de la violencia y de las peores condiciones de vida que han llevado a millones de compatriotas a emigrar”, leyó Borges.

El público que plenó las gradas colmó el recinto de aplausos y gritos de “¡Libertad!, ¡Libertad!”, cuando Borges recordó que el petitorio incluye la liberación de todos los presos políticos. También el público acompañó con emoción el anuncio de que exigen elecciones presidenciales este mismo año.

“Por ser Nicolás Maduro el responsable de la ruptura del orden constitucional y del secuestro del derecho de los venezolanos de realizar el Referendo Revocatorio en 2016, se activen los distintos mecanismos que permite la Constitución para celebrar este mismo año 2017 una elección presidencial anticipada. ¡Y que el pueblo decida! ¡Y que el pueblo vote! ¡Y que el pueblo saque al dictador de Miraflores!”, exclamó Borges, de pie. “¡Elecciones ya! ¡Elecciones ya!”, gritó el público que pudo participar de una sesión parlamentaria poco habitual.

En el petitorio se ratifica la necesidad de que el Gobierno active un canal humanitario para atender las necesidades básicas en medicinas y alimentos; así como que “se desmovilice a las fuerzas paramilitares y se impida distribuir 500 mil armas a civiles, porque las armas corresponden únicamente a la FAN. La existencia de grupos paramilitares es contraria a la existencia de una Fuerza Armada”, dijo Borges.

Antes que el presidente de la AN, tomaron la palabra los diputados Luis Florido (Unidad-Lara), Miguel Pizarro (Unidad-Miranda), Henry Ramos (Unidad-Distrito Capital), Freddy Guevara (Unidad-Miranda) y Enrique Márquez (Unidad-Zulia).

Florido, en un punto de información, planteó la decisión del Gobierno de Maduro de abandonar la OEA y dijo que eso no es posible sin violar la Constitución. El tema será abordado ampliamente en la próxima sesión.

Respeto a la independencia y a la autonomía financiera

La plenaria aprobó el “Manifiesto de la Asamblea Nacional como vocera soberana del pueblo soberano para lograr restituir la democracia en Venezuela”. Allí la AN exigió respeto a su independencia, autonomía financiera, que le devuelvan sus competencias usurpadas por el Gobierno y el TSJ, y que le reconozcan todos los actos emanados de sus órganos y la legalidad de su Junta Directiva.

Borges sentenció durante la lectura del documento que “el proceso de diálogo que inició en 2016 está clausurado y fracasó por el incumplimiento del Gobierno”.

“No creemos en diálogos construidos con base en la fuerza y la represión, que pretenden legitimar una dictadura. El pueblo de Venezuela es la víctima y el gobierno es el victimario”.

Centenares de ciudadanos tuvieron libre acceso al recinto, con un aforo para 3.500 personas. Los que no asistieron fueron los diputados del PSUV. Las 55 sillas habilitadas como curules para el oficialismo quedaron vacías.

“Estamos convencidos de que la solución a la crisis venezolana debe ser construida por los venezolanos, con la cooperación internacional en el marco de los tratados y convenios suscritos por la República, con la participación de gobiernos del hemisferio como garantes del proceso”.

La ruta para restituir la democracia incluye designar “un CNE imparcial apegado a la ley, con la participación de los líderes políticos que están presos o inhabilitados y con observadores internacionales que garanticen la legitimidad y legalidad de los resultados”.

La mención de anular las inhabilitaciones políticas para permitirles ser candidatos, también despertó la exaltación del público.

Prensa AN