domingo, 8 de abril de 2018

Papa Francisco: No es fácil perdonar cuando el rencor hace un nido en el corazón, por @Pontifex_es




Papa Francisco 07 de abril de 2018

"Dios nos perdonará solo si perdonamos a los demás sin ningún tipo de rencor". Fueron las palabras centrales que el Papa Francisco pronunció en una homilía durante la Misa que celebra con regularidad en la capilla de la Casa Santa Marta en la Ciudad  del Vaticano.

El Papa Francisco volvió una vez más a uno de sus temas favoritos: el perdón. El Santo Padre advirtió sobre el peligro de dejarnos esclavizar por el odio. Nos ha recordado a todos los cristianos que el primer requisito para ser perdonados por Dios es reconocernos como pecadores.

No culpar a Dios por los males sufridos.

Reflexionando sobre la primera lectura del libro de Daniel, el Papa Francisco llamó la atención sobre Azarías, quien después de haber sido arrojado al horno ardiente por haberse negado a renegar del Señor, no se queja a Dios por el trato sufrido, ni lo culpa a Él alegando su lealtad .

Azarías continúa profesando la grandeza de Dios y señala la causa raíz del mal, reconociendo que Dios siempre los ha salvado, pero desafortunadamente han pecado.

Reconocerse pecadores

La acusación hacia nosotros mismos es el primer paso hacia el perdón.

Acusarse uno mismo y no a los demás, es parte de la sabiduría cristiana. Esta es la actitud que el Papa recomendó al acercarse al sacramento de la penitencia: El gran Dios me ha dado tanto y, lamentablemente, he pecado. He ofendido al Señor y pido la salvación.

El Papa Francisco recordó un episodio de una mujer que, al confesarse mientras trataba de justificarse, le contaba una larga lista de los pecados de su suegra. El confesor la interrumpió y le pidió que comenzara a confesar sus propios pecados.

Dios ama a los que se arrepienten

El Señor ama a un corazón contrito, diciendo que los que confían en Dios nunca se desilusionan. Un corazón contrito le dice la verdad al Señor.

Y lo que hace el Señor es cerrar la boca, como el padre lo hace con el Hijo Pródigo. Él no le permite hablar, sino que lo cubre con amor, perdonando todo.

Dios perdona siempre que nosotros perdonemos

No se averguencen de admitir sus pecados, el Señor nos justifica perdonándonos, no solo una vez sino siempre, pero con la condición de que perdonemos a los demás.

No es fácil perdonar porque el rencor hace un nido en nuestros corazones, siempre dejando un sabor amargo. A menudo narramos muchas cosas que otros nos han hecho.

Cuidado con el odio

El Papa Francisco realizó una advertencia a todos los cristianos para que no fuesen esclavos del odio. El Santo Padre instó a tener dos cosas en mente:

1.- Necesitamos alabar al Señor y reconocer nuestros pecados
2.- Dios nos perdona setenta veces siete, siempre que perdonamos a otros.

*Papa Francisco. Homilía en Santa Marta | 06/03/18