10 Últimos

lunes, 3 de abril de 2017

Con barricadas, gas pimienta y diputados desmayados inició la “lucha de calle” @CarlosCrespoR


Por  Carlos Crespo


La oposición marchó, ratificó que hay un “Golpe de Estado” e inició una etapa de “calle” que continuará “hasta que haya un cambio”.

Un griterío alarmó a Rosa González dentro del Abasto Bicentenario de Plaza Venezuela. González, quien se trasladó desde El Guarataro hasta el supermercado, quedó sorprendida al ver a unas 10 ballenas y camiones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) detrás de una reja metálica que impedía el paso de los manifestantes hacia el centro de la ciudad. Sin embargo, la curiosidad y la indignación le ganaron al miedo y se quedó observando.

“La verdad es que las cosas están muy mal, a uno no le rinde la plata”, dijo a quien quisiera escucharla, sosteniendo una bolsa con lo poco que pudo comprar en el establecimiento estatal.

No pasó mucho para que los alrededores del Bicentenario se convirtieran en escenario de enfrentamientos, en lo que fue la primera protesta que convocó la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en el marco de su “lucha de calle” para lograr el “cambio y la libertad” en Venezuela por la vía de las elecciones.

“La calle comienza hoy, continúa mañana, el lunes y martes hasta que haya un cambio”, soltó el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, minutos antes de la primera “batalla”, que dejó como saldo manifestantes heridos y hasta diputados asfixiados por el uso de gas pimienta.


                    La policía usó gas pimienta contra los manifestantes.

Los marchantes, como en otras ocasiones, no lograron llegar hasta la Defensoría del Pueblo, donde querían exigirle al defensor, Tarek William Saab, que condenara la ruptura del hilo constitucional e iniciara el procedimiento para destituir a los 7 magistrados de la Sala Constitucional que aprobaron el dictamen —revisado luego a instancias de Nicolás Maduro— que despojaba al Poder Legislativo de sus competencias constitucionales.

“No cambió nada. Están maquillando a un muerto, no se puede corregir un Golpe de Estado tachando un párrafo”, señaló Borges en la sesión “especial de calle” que se dio antes de la protesta. “Hoy iniciamos la toma de las calles para lograr la libertad definitiva de Venezuela”, añadió.

Aunque a las 9:30 a. m. la concentración parecía que se iba a quedar corta, la gente fue llegando graneadita a la Plaza Brion donde tuvo lugar la actividad. Desde temprano se palpaba la molestia de los ciudadanos y su exigencia de que se saliera a protestar. “Tenemos que salir todo el pueblo, estamos en dictadura” (sic), señaló Bárbara Colmenares.

          Una barricada impidió a las personas pasar de Plaza Venezuela.

Y esta vez la dirigencia opositora atendió la petición. “Hoy hay más quorum que nunca”, comentó el secretario del Parlamento, el “Chato” Guédez, para iniciar la sesión. Intervinieron cinco diputados, pero fue el legislador por Caracas, Tomás Guanipa, el que propuso a los presentes dirigirse hasta el despacho de Saab y convocó a la gente a marchar este próximo martes a las 10:00 a. m., desde Plaza Venezuela hasta la AN. “Este tránsito lo vamos a hacer con el sudor y el sacrificio de cada uno de nosotros”, expresó.

La propuesta fue votada y casi todos los presentes levantaron su mano. “Aprobada por unanimidad”, dijo Gúedez, antes de que se cantara el Himno Nacional y se iniciara la marcha.

Los manifestantes se trasladaron por la avenida Francisco de Miranda y entraron a la autopista a la altura de Chacaíto. Ahí se vio que el volumen de gente había aumentado. Las personas se encontraron el primer piquete a la altura de la entrada a Plaza Venezuela, pero saltaron la barrera de la autopista y se metieron por el acceso que da hacia el Abasto Bicentenario.

Les esperaba la tela metálica. Diputados como Miguel Pizarro y Juan Requesens encabezaron la movilización. Este último, Jorge Millán y Juan Andrés Mejía incluso se montaron sobre la malla. La gente empujó la barricada pero esta no cedió. Detrás de esta, decenas de guardias y policías se agolpaban, mientras las “ballenas” se alineaban, por si las personas pasaban las barreras.

En el forcejeo algunos funcionarios rociaron con gas pimienta a los marchistas, entre ellos a Pizarro, Amalia Belisario y José Guerra. Los dos últimos legisladores perdieron el conocimiento debido a la acción de los funcionarios.

      Los diputados Requesens, Millán y Mejía sobre una de las barricadas.

Una segunda escaramuza se formó cuando un grupo de estudiantes que regresaba desde Plaza Venezuela intentó pasar el cordón policial ubicado a pocos metros de la entrada del centro Comercial El Recreo. Los efectivos respondieron a los empujones y las piedras con gas lacrimógeno, mientras eran caceroleados por vecinos de los alrededores.

El Gobierno decidió cerrar unas 10 estaciones de Metro, lo que causó caos por la zona. Grupos de gente se paraban en las esquinas en búsqueda de algún medio de transporte. Así comenzó la “lucha de calle” que la oposición ha señalado que será “progresiva”.

Destitución de magistrados  

En su “aclaratoria” sobre las sentencias 155 y 156 el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no modificó el poder que otorga al Gobierno para saltarse el control del Parlamento en la aceptación de créditos y financiamiento. “Los contratos que hagan empresas con el Gobierno serán anulados cuando gobierne la democracia”, advirtió Guanipa.

Los diputados y los ciudadanos aprobaron la propuesta de marchar hasta la Defensoría del Pueblo.

El diputado de La Causa R, Americo De Grazia, cerró el debate señalando que “los días de Maduro y su camarilla están contados así reculen todo lo que quieran”. Sin embargo, advirtió que no se pueden tumbar los “puentes y caminos” con la disidencia del chavismo y todo el que se quiera oponer a la violación a la Constitución. “Esto no es entre chavistas y opositores sino entre todos los venezolanos”.

Todos los diputados coincidieron en solicitar la destitución de los magistrados de la Sala Constitucional. El jefe de la bancada de la MUD, Stalin González, adelantó que esto podría ocurrir en la sesión del martes, prevista a realizarse luego de la movilización. “Esos 7 magistrados cometieron un delito y tienen una responsabilidad penal. El martes debemos iniciar un procedimiento para destituirlos”.

               La gente pidió más movilizaciones de calle a los diputados.

Fotos: Francisco Bruzco

01-04-17