10 Últimos

viernes, 31 de marzo de 2017

13 claves para entender las sentencias del TSJ y sus consecuencias por @EfectoCocuyo


Por Laura Weffer Cifuentes


Es difícil comprender lo que acaba de ocurrir en Venezuela. Tecnicismos legales, declaraciones y pronunciamientos de gobiernos extranjeros. La velocidad de los acontecimientos políticos es vertiginosa. Y mientras tanto, usted que hace cola para comprar comida o ha recorrido diez farmacias para tratar de encontrar un medicamento, se pregunta ¿qué tiene esto que ver conmigo?. Pues mucho, la verdad.

1.- El TSJ ha emitido 56 sentencias contra la AN elegida en 2015. Entonces, difícilmente se puede decir que estas dos últimas son sorpresivas. Pero ¿por qué entonces han generado tanto ruido?

2.- Las sentencias 155 y 156 fueron emitidas con muy poco tiempo entre una y otra, menos de 48 horas. Lo que la primera estableció, la segunda lo remató. Por cierto, a un mes de que fuera designado el nuevo presidente del Tribunal, Maikel Moreno (24 de febrero de 2017).

3.- La sentencia 155, de fecha 27 de marzo de 2017, responde al recurso de nulidad introducido el 22 de marzo por el Psuv y se refiere al acto aprobado por la Asamblea Nacional, llamado ‘Acuerdo sobre la Reactivación del Proceso de Aplicación de la Carta Interamericana de la OEA (…)”.

4.- La sentencia 156, de fecha 29 de marzo, responde a la solicitud de un recurso de interpretación sobre la Ley Orgánica de Hidrocarburos. Básicamente da luz verde para que el Ejecutivo pueda crear las empresas mixtas sin la aprobación previa de la AN.

5.- En la 155 se ordena al presidente Nicolás Maduro que ejerza las medidas internacionales que considere para “salvaguardar el orden constitucional… y garantizar gobernabilidad del país”. 


6.- Supuestamente estas licencias otorgadas serían para evitar un estado de conmoción.

7.- En la sentencia se señala a la Asamblea Nacional de estar incurriendo en desacato. Sin embargo, el profesor de derecho constitucional, Gustavo Tarre explica, que la figura del desacato es solo aplicable a una individualidad y no es ilimitada en el tiempo.

8.- En la sentencia 156 se le pone la guinda a la torta en el apartado 4.4 donde establece: “Se advierte que mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho”.

9.- Esta medida ha sido calificada por representantes de la oposición como un golpe de Estado, pues por la vía de hecho le quita todas las atribuciones al Poder Legislativo y se las confiere al TSJ. O mejor dicho, se las auto-confiere. Es decir, hacen caso omiso a la decisión de las casi 8 millones  de personas que votaron por la oposición y de las 5 millones que votaron por el Gobierno en las elecciones legislativas de 2015  y dejan todo en manos de 32 magistrados que, según señalan los expertos, ni siquiera reúnen las condiciones necesarias para ocupar ese cargo. Sí, así es.

10.- Para algunos voceros como Gustavo Tarre y políticos como Henrique Capriles y Julio Borges la verdadera motivación de esta decisión es económica, pues habilita el Ejecutivo, es decir, a Nicolás Maduro Moros, a pedir préstamos, endeudarse y tomar decisiones de orden financiero sin tener que pedir permiso a la Asamblea. No es que antes lo hiciera -aunque estuviera obligado- pero ya ni siquiera los representantes del Gobierno tienen que introducir un amparo. Ahora, el Presidente tiene una habilitante ilimitada.

11.- Y a todas estas ¿Cómo reaccionó la oposición? El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, convocó una reunión de emergencia para discutir la sentencia 156. Desde el Palacio Legislativo ofreció unas declaraciones en las que dijo que ni se rendían ni se entregaban. Aseguró que acudirían a instancias internacionales y llamaron a una manifestación para el sábado 1 de abril. Las especificaciones las darán más tarde. Y también aprovechó y rompió en pedazos un papel con la sentencia. 

12.- Mientras tanto, como vocero calificado del Gobierno, Diosdado Cabello reaccionó ante la situación, recordando a Hugo Chávez.  “Si ellos (la oposición) intentan algo, nos encontrarán en la calle. Comandante Chávez, no te fallaremos”.

13.- Las reacciones internacionales no se hicieron esperar y el Gobierno de Perú anunció que retiraría su embajador de Venezuela a modo de protesta “por la ruptura del hilo constitucional”. Este mensaje es importante sobre todo por el país de origen. Políticos y opinadores han comparado lo que ocurre en Venezuela con la época del Fujimorazo. Si no lo recuerda, en 1992, el entonces presidente de ese país, Alberto Fujimori, disolvió el Parlamento e intervino las Fuerzas Armadas. Luego, con el tiempo, eso fue reconocido como un autogolpe. Hoy, el exmandatario cumple una condena de 25 años de prisión.

30-03-17