10 Últimos

miércoles, 29 de marzo de 2017

Cecodap lo advierte: sistema de protección para niños y adolescentes “está desmantelado" por @contrapuntovzla


Por Vanessa Davies


“Hay una naturalización de la violencia, y eso es grave”, subraya el educador Oscar Misle. ¿A dónde acude la víctima de maltrato?, se pregunta el abogado Carlos Trapani

Niñas y niños maltratados por sus familias. Niñas y niños maltratados por el sistema escolar, o que se maltratan entre sí. Muchachas que se menean sobre el ataúd de alguien que se presume es un malandro. Niños y adolescentes que matan a dos sargentos del Ejército en el bulevar de Sabana Grande. Niñas y niños en primer lugar, los grandes protagonistas, pero de malas noticias.

Para los Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap) uno de los principales problemas es que el sistema de protección de la infancia y la adolescencia no funciona como debería. “Está desmantelado”.

La violencia se ha hecho “natural”

“Hay una naturalización de la violencia, y eso es grave”, alerta Oscar Misle, de la directiva de Cecodap. “Muchas veces tiene que haber un suicidio o un homicidio, o lesiones fuertes, para que reconozcamos el problema”.

Durante la presentación del informe Somos Noticia, de Cecodap, realizada la semana pasada, Misle llamó la atención sobre los niños en la indigencia: “Niños que desayunan, almuerzan y cenan en la basura. Ya lo vemos como algo natural, pero tiene que extrañarnos que el niño se alimente de la basura y que deba pelear la basura con los perros. No es natural ni es normal que los niños estén recogiendo de la basura lo que necesitan para llevarles a los niños”. La comida es motivo de conflicto en el hogar, que llega, incluso, al maltrato, enfatiza Carlos Trapani, abogado y coordinador de Cecodap.


La crisis ha llevado a madres a preguntar con quién pueden dejar a sus hijos, porque ellas no pueden garantizarles lo elemental para vivir, comentó el educador. “La violencia tiene múltiples dimensiones, pero ¿a quién le duele? ¿Qué pasa con el sistema de protección que tendría que garantizar políticas para niñas y niños sin discriminación?”, se pregunta Oscar Misle.

Desmantelado y partidizado

-¿Está desmantelado ese sistema?

-Está desmantelado, y lo que queda está partidizado. Además, el personal actual no está preparado suficientemente, se improvisa, se toman medidas arbitrarias o discrecionales dependiendo de quién es la víctima o el victimario. El sistema de protección debe ser orgánico, articulado.

-¿Qué se necesita para reconstituir ese sistema de protección?

-Tiene que exigírsele al personal que tenga calidad técnica y no una determinada posición político-partidista. También, que haya articulación en el sistema para que sea coherente, y esa articulación debe ser con organizaciones sociales, con consejos comunales, para tener políticas integrales e integradas. No se puede seguir viendo el sistema de manera reactiva, o que solo actúe cuando hay un caso específico.

La sociedad debe movilizarse para exigir “que el sistema funcione”, que los consejos de protección y las defensorías cumplan con el rol para el que están llamadas, remarcó Misle.

Es urgente fortalecer el sistema de protección, que hoy no tiene capacidad de respuesta. “¿A dónde acude la víctima de maltrato?”, plantea Trapani. Muchos no lo saben.

26-03-17