10 Últimos

domingo, 26 de marzo de 2017

El transporte público para Tacagua Vieja es una calamidad por @mabelsarmiento


Por Mabel Sarmiento


Salir o llegar a Tacagua Vieja, en Catia, es toda una travesía. No solo en mal estado de las vías hace que recorrer este sector sea un mal rato. También el transporte público condimenta el mal sabor que sienten los vecinos hacia este servicio: especulan con el pasaje —Bs. 150 desde hace dos semanas— y trabajan las horas que quieren.

Caracas. Los vecinos de El Limón y Tacagua Vieja, en la carretera vieja Caracas-La Guaira, se sienten prácticamente a la deriva cuando del servicio del transporte público se trata: hay pocas unidades, las que están disponibles pasan una vez a la cuaresma y, además, especulan con el pasaje.
Los usuarios dicen que les salen raíces en las paradas. Hasta una hora esperan por las unidades, en especial a primeras horas de la mañana.

Los más afectados son los que viven en los sectores más rurales de Tacagua Vieja. Comentaron que las camionetas los dejan en el casco central y de ahí deben tomar “jeeps” hasta sectores como La Conejera, El Araguaney, El Chorrito, Caujaro, casco central de Tacagua, Los Jabillos, La Pomarrosa, La Pica, Las Tres Gracias y El Cambural.

Se calcula que en los sectores de Tacagua Vieja viven cerca de 5000 personas.

En un recorrido que se hace en siete minutos destinan más de una hora. “Para estar a las 6:45 a. m. en Catia salgo de mi casa a las 5:00 a. m.”, dijo el vecino Julio Reyes.

Se tarda porque las camionetas no llegan a tiempo. De 200 jeeps que tenía la ruta Catia-El Limón Nueva Tacagua, ahora funcionan como 20, según Emiro Cáceres, conductor.

“Muchos choferes migraron a otros servicios como el transporte escolar y otros tantos tienen las unidades dañadas por falta de repuesto y de cauchos”, explicó.

Por esa razón es que Julio Reyes, y el resto de sus paisanos, demoran tanto tiempo en las paradas.

Otra denuncia que hizo fue que desde hace dos semanas están cobrando Bs. 150 por el pasaje urbano, aun cuando el aumento no ha salido en Gaceta Oficial: “Si uno se queja, los conductores dicen que eso fue aprobado por los dirigentes. Y no es que quiera tildarlos de abusadores, pues sabemos cómo está el costo de la vida, y uno puede entender lo que para ellos significa comprar un caucho. Pero el usuario no debe pagar por los errores de una mala política social”.


Los más afectados por el escaso transporte público son los que viven en las afueras del casco central de Tacagua Vieja.

El horario de la prestación del servicio también es otro punto que genera molestias en los usuarios. José Campos, habitante de El Limón, comentó que pasado el mediodía cuesta conseguir una unidad que baje por la autopista hasta la entrada de El Limón.

Se maneja extraoficial Bs. 300 por pasajero. Pero de las reuniones entre los gremios y el Gobierno no ha salido humo blanco.

Ya no es solo por la inseguridad que los choferes se guardan temprano: “Ahora lo que sabemos, y así lo dicen los fiscales de la línea, es que para alargar más la vida útil de los cauchos no circulan en las tardes, pues el asfalto por la autopista se pone más caliente y eso desgasta los neumáticos”.

Ahí es donde entran al ruedo los piratas “que cobran entre Bs. 200 y Bs. 300 por un trayecto corto, menos de 10 minutos. Hay unas unidades del Gobierno, las Yutong, pero también son escasas”.

Y con respecto al estado de las vías, denuncia que es llover sobre mojado, las personas de la zona señalan que van de mal en peor y que el asfaltado solo llegó hasta el casco central.

“Muchas personas, principalmente los estudiantes, caminan por trochas de tierra, pues por ahí no pasan ni los jeeps”.

Para este 1° de abril debe entrar en vigencia la nueva tarifa del transporte público.

Fotos referenciales: Cheché Díaz

24-03-17