10 Últimos

jueves, 20 de abril de 2017

El aumento en la represión no disminuye la convocatoria de la oposición por @saracosco


Por Sarai Coscojuela


En otras ocasiones las marchas convocadas semana tras semana por la oposición se veían reducidas en la cantidad de manifestantes por el bloqueo en las vías, la represión y la imposibilidad de llegar a las instituciones donde se quería entregar algún documento exigiendo elecciones o, como ahora, el inicio del proceso de calificación de faltas graves a los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

Pero eso ha cambiado. Las últimas manifestaciones anunciadas por la oposición no han dejado de ser bloqueadas y reprimidas, pero la convocatoria no se ha ido reduciendo y en esta última que salió de 26 puntos de Caracas llenó una autopista Francisco Fajardo que, nuevamente, se vio envuelta en el humo de los gases lacrimógenos y en las ganas de la gente de salir corriendo por la desesperación del tóxico.

"No hay líderes"

A las 11:10 de la mañana, los manifestantes ubicados a las afueras de la sede de Acción Democrática en La Florida decidieron bajar hasta la avenida Libertador y ante la "no aparición" de los dirigentes políticos, decidieron empezar a caminar hacia Chacaíto porque algunos no sabían cuál era el punto final de la marcha, que era la Defensoría del Pueblo.


La marcha fue avanzando por Sabana Grande donde la mayoría de los comercios estaban cerrados y luego llegó hasta Chacao donde bajaron hasta la autopista donde se unieron con el resto de los manifestantes que venían del este de la ciudad. Era mucha más gente que en la última oportunidad donde la marcha fue reprimida incluso antes de que subieran a la Francisco Fajardo por El Rosal.


Los manifestantes iban caminando poco a poco por la autopista y ya llegando a El Rosal se hacía más difícil caminar, además porque algunos se iban regresando porque la represión ya había pensado.

Sin embargo la gran mayoría seguía ahí en la autopista aguantando las bombas lacrimógenas, que esta vez ardían en la piel y causaban ahogo. Pero ya a la 1:30 de la tarde los funcionarios policiales empezaron a avanzar y a tirar muchas más bombas lacrimógenas, lo que provocó que la gente tratará de correr hacia atrás, con la dificultad por la cantidad de personas. 


Emboscada

Algunos lograron, poco a poco, subir hasta Sabana Grande, pero otro grupo grande quedó atrapado en una calle de Bello Monte, porque la PNB lanzó bombas en las dos vías. Los manifestantes pidieron auxilio en dos edificios y se protegieron durante algunos minutos, hasta que la policía cesó la represión y la gente subió reclamándole a los funcionarios que "defienden a un narcotraficante".

La PNB tenía tomado todo el Boulevard de Sabana Grande y los manifestantes que se encontraban en la plaza Brion de Chacaíto fueron reprimidos por funcionarios policiales que luego salieron en sus motos a todo velocidad hacia Plaza Venezuela.

Y así una vez más, una marcha opositora no pudo llegar a su destino final que era la Defensoría del Pueblo y fue reprimida ocasionando no el cansancio de la gente sino más bien la molestia contra el Gobierno y los policías presentes en la zona.


19-04-17