10 Últimos

miércoles, 1 de marzo de 2017

Al menos 11 partidos se preparan para su renovación bajo las condiciones del CNE por @morelosada24


Por Vanessa Moreno Losada


Faltan cuatro días para que la nueva carrera de lo que han denunciado como “obstáculos electorales”, comience. Los partidos políticos venezolanos deben volverse a legitimar como organizaciones nacionales ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) a partir del sábado, 4 de marzo.

Para ello, tienen 14 horas en un cronograma establecido por el órgano que vela por el derecho de la participación política.

Hasta la fecha, de 59 convocados, 11 partidos políticos son los que han manifestado a través de comunicados o ruedas de prensa que están dispuestos a renovarse ante el Poder Electoral según lo establecido por el CNE.

Por la tendencia oficialista, las organizaciones que se relegitimarán son Tupamaro, Partido Socialista Podemos, y el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), que aunque está legal, declaró asumir “lo que determine el CNE”.

Voluntad Popular (VP), Acción Democrática (AD), Proyecto Venezuela, Alianza Bravo Pueblo (ABP), Avanzada Progresista (AP), Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei), Primero Justicia (PJ), Un Nuevo Tiempo (UNT) y Movimiento Progresista de Venezuela (MPV) son los partidos de la oposición que han manifestado su decisión de revalidarse; al igual que el independiente Movimiento Electoral del Pueblo (MEP).

De acuerdo con lo establecido en las Normas para la renovación de nóminas de inscritos de las organizaciones con fines políticos nacionales, las organizaciones políticas que no obtuvieron el 1% del total de votos válidos emitidos en las elecciones parlamentarias de 2015 y aquellas que no participaron en dos comicios electorales seguidos “deberán renovar sus nóminas de inscritos ante el CNE, a los fines de mantener su vigencia“. En total son 59 las agrupaciones políticas convocadas a participar del proceso.



 Oficialistas descontentos

El parlamentario Héctor Rodríguez, miembro del Psuv, aseveró el 9 de febrero que el procedimiento implementado por el CNE es “sencillo” y que “solo se trata de recoger 0,5 % de los electores de la mitad de los estados del país. Por supuesto que si un partido político no tiene la capacidad de recoger esa cantidad, no puede considerarse un partido nacional”.

Esta afirmación no es compartida por los dirigentes del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Patria para Todos (PPT), MinUnidad, Unidad Popular Venezolana (UPV), Redes y Juan Bimba.

Por ejemplo, el vocero nacional de Redes, Juan Barreto, ha sido uno de los más críticos al asegurar que se atenta contra la pluralidad. Manifestó ese mismo 9 de febrero que Redes está evaluando la posibilidad de no asistir. “Lo vamos a consultar y luego lo anunciaremos. En estas condiciones nos ilegalizarán”, dijo en entrevista a Unión Radio.

En el caso del PCV su secretario nacional Oscar Figuera indicó que no se subordinarían a las normas de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia debido a la persecución que sufren sus miembros: “Que un patrono privado o público, en las instituciones del Estado, cuando conoce la existencia de un comunista lo persigue y lo despide (…) entonces no le vamos a hacer el favor a los capitalistas de hacer un listado con la huella biométrica, con todos los datos de nuestros camaradas, con la lista del partido”, sostuvo el 10 de febrero.

“No estamos en igualdad de condiciones, porque el CNE nos quiera aplicar que no participamos en las dos últimas elecciones cuando sí lo hicimos dentro del Gran Polo Patriótico. Estamos dispuestos a recoger firmas, a llamar a nuestra militancia, pero con mejores condiciones y más tiempo”, agregó Carmelo González, el secretario general de la UPV, el 14 de febrero.

Oposición bajo protesta

El diputado Juan Andrés Mejía informó el 20 de febrero que Voluntad Popular acudirá al proceso de renovación de partidos, aunque no esté de acuerdo con las condiciones impuestas por el CNE.

Mejía señaló que las condiciones hacen extremadamente difícil que todos los partidos puedan relegitimarse. Explicó que no hay la capacidad de máquinas instaladas necesarias para que el proceso llegue a buen término, el tiempo es muy reducido y en lugar de facilitar que los ciudadanos puedan respaldar a su partido, se ha diseñado un sistema bajo el cual se le dificulta al elector ejercer su derecho.

Entre los partidos de la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro que decidieron no participar en la revalidación se encuentran Bandera Roja (BR), La Causa R y Vente Venezuela.

BR emitió un comunicado en el que asegura que este proceso “restringe la participación del pueblo en la toma de decisiones”, por lo que llamó a sus militantes y a los venezolanos a no participar en el proceso de relegitimación.

“El órgano electoral cumple órdenes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que actúa como bufete particular de la mafia gobernante y pretende ilegalizar partidos, en la búsqueda de instalar o ratificar un sistema hegemónico bipartidista, reducido básicamente a dos tarjetas electorales”, expuso la tolda política.

A su vez, María Corina Machado publicó en su cuenta de Twitter que su organización política no asistiría a la renovación de partidos establecida por el CNE a la cual calificó como una “trampa tramada por el régimen del dictador”.

28-02-17