10 Últimos

jueves, 2 de marzo de 2017

El Gobierno avanza en estrategia para hacer elecciones a su medida por @CarlosCrespoR


Por Carlos Crespo


Radicalización y avance totalitario. Así definen los analistas Piero Trepiccione y Héctor Briceño las últimas acciones del Gobierno, como la suspensión de las elecciones regionales, el proceso de renovación de nóminas de los partidos y la salida del aire de CNN en español. A juicio de los expertos, el Ejecutivo avanza en un plan para ser “más competitivo” en unos eventuales comicios y tratar de retener el mayor número de gobernaciones del país.

El politólogo Trepiccione indicó que aunque el chavismo fracasó desde el punto de vista de la gestión pública, se ha mostrado exitoso a la hora de diseñar estrategias para mantenerse en el poder. La meta ahora es realizar unas elecciones en las que haya menos competidores y que, además, estos no tengan medios masivos por los que comunicar su oferta. Apuntó que el Gobierno suspendió los comicios el año pasado porque los estudios de opinión arrojaban que solo podría retener tres o cuatro gobiernos regionales. “Esto entra dentro de una estrategia de no efectuar las elecciones o posponerlas lo más que pueda”, señaló.

El proceso de renovación de nóminas de los partidos, convocado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), podría dejar sin la posibilidad de postular candidatos a casi todas las organizaciones políticas del país, mientras que la salida del aire de CNN deja fuera de juego al único canal de televisión que es abiertamente crítico al Gobierno. Trepiccione sostuvo que el chavismo tiene un “plan totalitario” bien definido para ir copando los distintos espacios de la sociedad.

“Se parece mucho al modelo soviético, se toman todos los espacios de poder, los poderes públicos, los medios de comunicación, el sistema de educación. Ha habido una resistencia de la sociedad venezolana que ha sido muy alta, pero de no articularse esa resistencia ese plan va a seguir avanzando. Si analizas el entramado jurídico de Venezuela te das cuenta de las conexiones que hay, que hay mucha claridad en ese plan”.


Agrega que el caso de CNN y TV Azteca, como RCTV en su momento, también responde la estrategia de “hegemonía comunicacional” que el mismo Gobierno indicó que es su objetivo. Añadió que las redes sociales, donde todavía se expresan críticas al Ejecutivo, serán los próximos blancos. “Si no hay resistencia popular y oposición organizada ocurrirá exactamente lo mismo con internet”.

PSUV contra sus aliados

Briceño Jefe del área sociopolítica del Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela (UCV), coincidió en que existe una “radicalización” del Gobierno con la finalidad de que este recupere la capacidad de maniobra para las elecciones regionales:

“Su primer escenario es tratar de volver a ser competitivo electoralmente, para ello tiene que maximizar sus apoyos y entorpecer el avance de la oposición”.

Consideró que la renovación de los partidos, a la que deben someterse todas las organizaciones chavistas menos el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en realidad es una estrategia dirigida en contra de los aliados de la tolda roja. “Ni el PSUV, ni la MUD deben pasar por ese proceso y en el caso de que luego se anule a la MUD esta tiene alternativas, como los partidos Puente e IPPGente, que estarían dispuestos a poner sus tarjetas para postular a los candidatos de la Unidad”.

El sociólogo añadió que el Ejecutivo también logró entorpecer el avance de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a través del diálogo.

“No solo ha sido el Gobierno, la oposición ayudó y se autoobstaculizó. El diálogo sirvió para maximizar las diferencias internas de la MUD, porque el Gobierno hizo ofertas que a los radicales no le parecían suficientes, que pedían que se entregara su cabeza y los más moderados querían entablar un proceso de negociación”.

En su opinión, la reacción social dependerá de la articulación política que logre la oposición: “Todo esto genera más indignación, pero explosiones sociales no hay en la medida que no sean operados por un actor político. Tiene que haber un actor político que potencie la insatisfacción y la molestia”. Indicó que la oposición debe poner todo su esfuerzo en lograr que se concrete un escenario electoral. “Para eso es lo único en lo que son extraordinariamente buenos, ganando elecciones, convenciendo a la gente con una propuesta electoral”.

Trepiccione comentó que, a diferencia del Gobierno, en la oposición no existe una estrategia clara. Invitó a la MUD a verse en el espejo de los procesos políticos de Nicaragua y Ecuador y comprender la importancia de tener una estrategia unitaria y coherente:

“La única manera de que capitalicen el descontento social es con unidad. Debe haber un relanzamiento del concepto de unidad. Esos primero pasos [con la reestructuración de la MUD] pueden ser una señal positiva. El concepto de unidad ahora más que nunca se impone. Si no es a través de la franquicia de la unidad no se puede generar ese cambio, es muy difícil que lo logre un factor por sí solo. Si esto no se hace, el cambio puede demorar no años, sino décadas”.

Foto referencial: Cristian Hernández

01-03-17