jueves, 24 de mayo de 2018

DE DICTADORES Y TERGIVERSACIONES, por @Dip_ConradoRod




Conrado Rodríguez 23 de mayo de 2018

Los hechos del 20M

El domingo asistí a la movilización de un grupo de Venezolanos que viven en Uruguay, reclamando por la transparencia y cristalinidad de los comicios presidenciales en ese país, y en contra del fraude del Dictador Nicolás Maduro.

Mi posición sobre Venezuela y su Gobierno es conocida. Todas las veces que he podido acompañar la lectura de proclamas de este grupo por libertad, democracia y respeto a los derechos humanos, he estado en señal de solidaridad con el pueblo venezolano, como otros legisladores que también se hacen presentes.

No es algo diferente a todas las declaraciones que los Partidos de Oposición hemos hecho sobre el tema.

Todas las veces que asistí, siempre lo han hecho de forma pacífica, en uso de su legítimo derecho constitucional a la libre expresión. Prueba de ello, es que jamás ninguna autoridad les llamó la atención.

Estuve presente frente a la embajada de ese país ocupada por representantes de una Dictadura.


Lo hice desde lejos, porque son ellos -los venezolanos- los que sufren el desarraigo y las consecuencias del autoritarismo, que produce hambre y violencia, para con su país, familias y amigos.

A 40 mts pude observar que cuando los manifestantes llegaron, ya existía un cerco policial, por lo que no es cierto que el cerco lo pusieron los manifestantes, o que ellos cercaron la entrada a la embajada, como da a entender el Embajador Chirino. En segundo lugar, mientras yo estuve presente (que fue por casi una hora), a nadie se le impidió el ejercicio del voto. Decir lo contrario es faltar a la verdad.

El cerco policial estaba en la calle Ciudadela esquina Rincón, mientras que quienes iban a votar (muy pocos lo hicieron), entraban por Juncal y Rincón. Por lo que no había obstáculos, ni manifestantes de ese otro lado.

Mientras yo estuve, habían aproximadamente unas 40 personas manifestando en contra de comicios que el mundo entero califica de FRAUDULENTOS. Vi cuando llegó un móvil de la policía y les pidió documentos a los manifestantes, también vi como desde adentro de la embajada se les sacaba fotos a los mismos, lo que fue respondido de la misma manera por algunos manifestantes, sacando fotos con sus celulares.

Del otro lado del cerco había una persona que los filmaba, en clara señal de amedrentar a los que allí estaban.
Por otro lado, una persona se acercó y comenzó a sacarme fotos. Tanta insistencia realmente me llama poderosamente la atención.

Nadie empujó a nadie, nadie pasó más allá del vallado. Las personas que quisieron votar entraban por Juncal y Rincón. Estos son los hechos.

Mientras yo estuve, que repito fue por casi una hora (de eso son testigos los informativistas de canal 12 y 4), la manifestación fue totalmente pacífica.

Si no hubiera sido así, porque no arrestaron a nadie?

Por qué luego de pedir documentos, la policía no actuó?

El Embajador Chirino necesita justificar de por qué votó muy poca gente aquí en Uruguay. El Embajador de la Dictadura sigue vendiendo fantasías, creando un cuento al igual que lo hace Maduro. El tema es que ya nadie les cree.

Conozco a varios de los Venezolanos que se manifestaron, y son personas de bien que quieren a su país libre, y verdaderamente soberano, como quieren entrañablemente a nuestro país y a los uruguayos. Trabajan, luchan aquí en Uruguay por un sustento para sus familias, y sueñan con la Venezuela que alguna vez conocieron, libre y soberana, para que se acabe con tanto sufrimiento.

Se manifiestan porque quieren que el mundo entero sepa lo que está ocurriendo en su país, y que lo han hecho de forma pacífica siempre.

La filmación de un canal privado muestra sólo a 5 o 6 personas, de las cuales 3 le gritaban a alguien que entraba a la Embajada supuestamente para votar. Eso no es parte de la manifestación que hizo el grupo de convocantes al mediodía. Eso está muy claro en las distintas filmaciones.

Al principio aparecen decenas de personas con carteles, y en esa segunda nota sólo 5 o 6 personas.

La comunidad Internacional se ha manifestado en contra de unos comicios totalmente ilegítimos.

Lastimosamente nuestro Gobierno sigue avalando y protegiendo un régimen que no respeta la separación de poderes, los derechos humanos y una democracia real con garantías, que respete la voluntad del soberano.

Lamentablemente el Gobierno ha quebrado con una larga tradición de nuestra política internacional, de reclamar por la vigencia de los valores democráticos en Latinoamérica y en el mundo.

Que no se tergiversen los hechos.

La gente de bien sabe quién es quién.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico