lunes, 21 de mayo de 2018

Los venezolanos le dieron la espalda a Maduro y a su CNE por @XabierCosco



Editorial Tal Cual


El proceso electoral que se celebró este domingo 20 de mayo tuvo como protagonista la decisión de la mayoría de no participar y estuvo plagado de todo tipo de irregularidades, algo ya normal en todo lo que organiza el Consejo Nacional Electoral que comandan las cuatro militantes del Partido Socialista de Venezuela, quienes fueron las únicas que no vieron lo que ocurría y permitieron todo tipo de tropelías.

El porcentaje de participación no creemos que supere el 40%, pero no extrañaría que el CNE coloque una cantidad imposible de creer y con la cual pretenda lavarle la cara al gobierno de Nicolás Maduro que fue dejado solo hasta por los que supuestamente lo apoyan. En las zonas tradicionalmente chavistas, como Catia o el 23 de Enero, en Caracas, los números recogidos por los reporteros de TalCual, suministrados por los propios coordinadores de los centros de votación, no superaban el 45%.

Las irregularidades fueron las de siempre pero aumentadas y potenciadas. Lo acordado en el CNE fue ignorado por el PSUV y permitido por las rectoras chavistas. Los puntos rojos fueron colocados donde les dio la gana, el carnet de la patria fue utilizado para coaccionar a los electores, quienes no pudieron ejercer libremente su voto. La compra de votos fue otro de los mecanismos empleados. Con todos estos elementos la votación que se produjo quedó muy manchada.

La jugada del Gobierno de adelantar las elecciones para darse un baño de legitimidad fue derrotada. La mayoría de los venezolanos decidieron no participar, lo dejaron solo, y muchos de los que votaron lo tuvieron que hacer por las presiones que recibieron, sino la abstención hubiera sido mucho mayor. La legitimidad del Gobierno, que estaba bastante averiada, recibió un golpe demoledor.


21-05-18




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico