10 Últimos

jueves, 14 de junio de 2018

¿Qué está pasando con el tipo de cambio de las remesas? Por @vsalmeron



Por Víctor Salmerón


La administración de Nicolás Maduro ha puesto en marcha una serie de medidas para controlar la manera y el tipo de cambio al que los venezolanos en el exterior transfieren dinero a sus familiares.

El pasado 8 de junio el vicepresidente de la república, Tareck El Aissami, dejó en claro que la intención del gobierno es que todas las transferencias desde el exterior se envíen a Venezuela a través de tres casas de cambio que tienen convenios con dos compañías internacionales que operan en la gran mayoría de los países. El Aissami dijo:

“Hemos autorizado tres casas de cambio para realizar todas las operaciones asociadas a las remesas: Grupo Zoom, Italcambio e Insular, que tienen 124 agencias a nivel nacional. Estas son las tres operadoras legalmente facultadas para este tipo de transacciones y han hecho alianzas con dos grandes operadoras de remesas como es el caso de Western Union y MoneyGram”.

Para los venezolanos en el exterior no representaría mayor inconveniente enviarles dinero a sus familiares mediante las empresas autorizadas por el Gobierno, el tema álgido es la tasa a la que los dólares serán cambiados a bolívares.

El vicepresidente no precisó nada sobre este aspecto, pero en Italcambio y Zoom, las empresas con mayor cantidad de sucursales en el país, informan al público que el Banco Central de Venezuela los ha autorizado a cambiar las remesas, al menos durante el martes 12 de junio, a la tasa de 1.303.000 bolívares por dólar.

Para las transacciones distintas a las remesas el Banco Central mantiene, de manera oficial, otra tasa. El viernes 8 de junio publicó en su página web que el tipo de cambio Dicom correspondiente a la última subasta N° CS-S-017-18 es de 94.112 bolívares por un euro, lo que se traduce en 80.000 bolívares por dólar.

A raíz de la tasa autorizada para las remesas existe la incertidumbre de si en las próximas semanas el Banco Central de Venezuela depreciará el tipo de cambio en el Dicom para unificar las dos tasas.

Si bien la tasa que Zoom e Italcambio están ofreciendo para las remesas es muy superior a la establecida en la última subasta del Dicom, apenas es un poco más de la mitad del precio que tiene el dólar en el mercado paralelo (una ley prohíbe difundirlo en medios de comunicación).


A la tasa del mercado paralelo de divisas, un dólar cambiado a bolívares permite comprar 26 huevos mientras que a la tasa que anuncian las casa de cambio, comprarían 14.

Analistas consideran que mientras exista el control de cambio habrá un mercado paralelo en el que las empresas y los particulares acudirán a comprar las divisas que no pueden adquirir a través del Banco Central de Venezuela. Si el tipo de cambio en este mercado paralelo supera abiertamente al establecido por las autoridades, quienes envían dinero a Venezuela desde el exterior lo harán a través de canales por donde puedan cambiar sus divisas a la tasa más atractiva.

José Guerra, exgerente de investigaciones económicas del Banco Central y miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, explica que “existe una brecha muy amplia entre la tasa que están ofreciendo las casas de cambio autorizadas y la del mercado paralelo. Puede que algunas personas que quieran evitar problemas legales decidan cambiar sus divisas a esta tasa, pero no creo que sea la mayoría”.

Gracias a la emigración no es desdeñable el número de familias que se protegen de la hiperinflación con la ayuda que reciben de familiares en el exterior. De acuerdo con un estudio de la firma Datos al cierre de enero de este año 14% de los venezolanos mayores de 18 años (alrededor de tres millones de personas) contestó afirmativamente a la pregunta de si le han enviado dinero desde el extranjero y la mitad de éstos señaló que lo recibe una vez al mes.

Cuando los países cuentan con un sistema legal que permite la libre venta de divisas a un tipo de cambio de mercado la oferta de dólares aumenta gracias a las remesas y la economía se beneficia de una fuente de ingresos que incluso en naciones de Centroamérica ha llegado a superar el monto de las exportaciones.

De esta forma, las remesas pasan a formar parte de los recursos con los que cuenta un país para realizar importaciones, estabilizar el tipo de cambio o incrementar sus reservas internacionales. Guerra agrega:

“Si no hay control de cambio las personas venden los dólares o euros de las remesas a los bancos del país y de esta forma la economía se beneficia, este no es el caso de Venezuela donde la mayoría de las operaciones son ventas de divisas entre privados en el mercado paralelo”.

12-06-18