10 Últimos

domingo, 22 de octubre de 2017

Cada día se deslegitiman más por @hcapriles


Por Henrique Capriles


Los resultados del domingo son una burla, ni ellos se los creen. Sabemos en el caso de Miranda que no llegan a la Gobernación como consecuencia de un modelo transparente, la arrebataron. El 15 de octubre enfrentamos al sistema más corrupto del planeta y decidimos desafiarlo. No se trata de buscar culpables, porque el único culpable es el sistema y quienes se sostienen en él.
Hubo muchas barreras. Las elecciones regionales fueron inducidas por el CNE, desde la inhabilitación de líderes de la Unidad, pasando por la no sustitución de los candidatos que ganaron en las primarias, y terminando en la nucleación y reubicación de centros de votación a tan horas de celebrarse las elecciones. Sólo en Miranda nos movieron unos 224.000 electores, de los cuales 122.384 son votos que obtuvo la Unidad en 2015.

Fue una contienda electoral en las peores condiciones, lo sabemos, el gobierno hizo una campaña para arrebatarle el voto a los venezolanos, pero la inacción no era una opción. El fraude deslegitima aún más al gobierno, más que no hacer nada.

Porque no solo quedó en evidencia la elección del domingo, sino que el pueblo venezolano dejó en evidencia el fraude Constituyente. ¿Dónde están los 8 millones de votos del 30 de julio? ¿Me van a decir que de la noche a la mañana el gobierno perdió 3 millones de votos?

Entonces, ¿qué deslegitima más al gobierno, que haya fraude o que no haya lucha? Yo creo que el fraude los deslegitima más. Claro, nos toca frente a él decidir los próximos pasos.

Yo siempre preferiré hacer algo que no hacer nada. Eso lo hemos demostrado siempre. Si nos encogiéramos ante las adversidades no hubiéramos podido gobernar a nuestra querida Miranda. Desde que asumimos la Gobernación de Miranda desde el gobierno nacional lo que han lanzado son torpedos para hacernos tambalear, pero siempre salimos adelante.

En el 2008, cuando llegamos a Miranda, inmediatamente nos empezaron a quitar competencias. Pretendieron dejar a los mirandinos sin un sistema de salud que respondiera ante sus emergencias, y con el decreto No. 6.543 de la Presidencia de la República ordenaron la transferencia al Ministerio de Salud de todos los establecimientos y unidades móviles de atención médica adscritos a la Gobernación de Miranda. Nos quitaron 19 hospitales y la red de 250 ambulatorios que tenía en ese momento el estado.

De la misma manera que en salud actuaron en otras áreas vitales para los mirandinos. Se llevaron todos los urbanismos del instituto de vivienda y los recursos para la construcción de los mismos; para dejar a tantas familias sin la posibilidad de una vivienda que llevaban tiempo esperando.


También transfirieron la competencia en materia de vialidad al Ministerio de Transporte Terrestre, pasando las principales vías de nuestro estado, como la Panamericana, la Regional del Centro, la Troncal 9, la Gran Mariscal de Ayacucho, la Petare-Guarenas y la autopista a Higuerote, a manos del gobierno nacional; después de un trabajo de recuperación que habíamos hecho llegando a la Gobernación. Así como nos quitaron la competencia de la administración del aeropuerto de Higuerote, que era uno de los puntos de control que tenía la Gobernación en los operativos de temporadas.

Posteriormente crearon una Corporación paralela a la que entregaban todos los recursos pero que en su haber no tiene ni un solo logro. Mientras tanto en la Gobernación de Miranda nos reinventábamos para poder salir al paso al estrangulamiento que desde el gobierno nacional nos hacían al no bajar los recursos.

Hagan esta cuenta, cuando llegamos en 2008 el presupuesto del estado era de 908 millones 333 mil dólares y este año 2017 el presupuesto fue de 7 millones 776 mil dólares. En un país donde la inflación se come el presupuesto, al igual que en los bolsillos de ustedes, en los de nuestro estado.
Es por eso que el día jueves quedaron en evidencia. Para empezar ya no existirá la Corporación paralela que había en nuestro estado, pero Maduro no solo retorna competencias sino que además le garantiza todos los recursos que necesite y no solo en bolívares, también en dólares; cuando durante tantos años han frenado los recursos para el progreso de los mirandinos. Igual ustedes verán que serán una copia fiel de Maduro y su desastre.

Maduro entrega el sistema de transporte del estado, que comprende la Misión Transporte, el ferrocarril de los Valles del Tuy y El Metro de Los Teques, además de pedir que se culmine el Metro de Guarenas y el tramo La Encrucijada-Valles del Tuy. Después de tantas promesas rotas vienen con promesas recicladas para los mirandinos. Llegan a Miranda mintiendo, como es su patrón de conducta.

Pero también llegan a Miranda chantajeando. El Carnet de la Patria y todas las misiones sociales para que se gestionen a través de la Gobernación. Nosotros logramos tener una institución al servicio de todo el pueblo mirandino, no de un sector de la población ni los fieles a un partido político.

Hablan de que en Miranda estén 100% pensionados a través de la Gran Misión En Amor Mayor, cuando ni siquiera han cumplido con la Ley aprobada por la Asamblea Nacional para el beneficio de todos los pensionados del país. Además una pensión destruida por la inflación, de eso no se ocupan ni se ocuparán.

Siguen con sus mentiras y chantajes porque ni ellos mismos se creen haber llegado a Miranda, porque con todo y las trampas que realizaron dudaban que fueran suficientes para llegar.

Y es que ellos también saben que la foto del domingo no es Venezuela. El proceso del domingo es un proceso completamente deslegitimado, lleno de vicios, tan evidentes que la comunidad internacional no avala los resultados. Se lo veníamos advirtiendo desde 2013. Después de las elecciones hicimos una gira para mostrar las trampas del proceso electoral de 2013, pero en aquel momento los países de nuestra América Latina prefirieron no involucrarse. Hoy la historia es otra. Hoy el gobierno ha cometido tantos atropellos y tantas violaciones a nuestra Constitución que nadie duda de la conducta dictatorial que hoy gobierna nuestro país. Ahora la comunidad internacional si nos escucha y debemos seguir gritando con fuerza. Más temprano que tarde tanto esfuerzo rendirá sus frutos.

No hay una recuperación del gobierno nacional tras las elecciones del domingo pasado. Lo que el gobierno quiere es que usted sienta eso para que pierda la esperanza, para que tire la toalla. El gran problema es la corrupción del sistema. El sistema más corrupto del mundo es lo que hemos estado enfrentando y es sin duda el principal objetivo a cambiar para lograr que este país tenga una solución.

Nos tocará reinventarnos, tomar decisiones, decidir una ruta y sumar a todos los venezolanos en ella. Porque el sentimiento de cambio está allí y no es una opción rendirnos. Nosotros queremos cambiar este país, y tenemos que seguir luchando para lograrlo. Seguimos adelante por Venezuela y por los venezolanos. Nuestra Venezuela bien vale la pena. Nos veremos en las entrañas de nuestra patria, desde allí estoy seguro encontraremos muchas respuestas a todas esas preguntas que hoy nos hacemos y nos dará claridad para mostrar el camino.

¡Dios bendiga a todos los venezolanos!

22-10-17