10 Últimos

domingo, 22 de enero de 2017

A 59 años del #23E el chavismo se parece más al perezjimenismo, opinan expertos por @ibisl


Por Ibis León


La emblemática fecha que conmemora el derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez y el inicio de un acuerdo político nacional en contra del autoritarismo militarista vuelve a ser “celebrada” por un gobierno que, a 59 años del 23 de enero de 1958, se parece más al perezjimenismo, afirman expertos.

La militarización de la política, la censura y persecución de la disidencia y de los medios de comunicación y la violación de los derechos políticos como el voto, son algunas de las similitudes que establece el historiador Ysrrael Camero entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y Marcos Pérez Jiménez.

Respetando las diferencias históricas, Camero afirma que el chavismo “es la representación del autoritarismo militar que fue derrotado el 23 de enero”.
“La lectura que hace el chavismo del 23 de enero a la luz de Fabricio Ojeda busca desligar este evento histórico del Pacto de Punto Fijo”, afirma el historiador.

Fabricio Ojeda fue el secretario de la Junta Patriota creada para combatir la dictadura de Pérez Jiménez. Luego del derrocamiento del dictador, el periodista quedó enamorado de los ideales de la revolución cubana incompatibles, a su juicio, con los del gobierno de unidad que constituían AD, COPEI y URD; por lo que decidió renunciar a su cargo como diputado del entonces Congreso e irse a la lucha armada desde la guerrilla.


Su aparente suicidio ha sido cuestionado por diversos actores políticos y por su propia familia, quienes aseguran que fue asesinado por el Gobierno de turno en 1966.

En opinión de Camero, el Gobierno de Maduro busca “librarse” de tener que reivindicar también la lucha que dieron en esa época sus actuales adversarios políticos al desconocer la importancia del Pacto de Punto Fijo.

“Se ha visto el 23 de enero como el inicio de la democracia, pero el derrumbe de la dictadura militar no significó automáticamente el inicio de la democracia. El 23 de enero nada estaba asegurado, todavía existía un temor compresible a un posible retorno de la dictadura militar y sería la unidad de las fuerzas democráticas las que permitiría consolidar la democracia”, señala.

La oposición, por su lado, también apela a la simbología de esta fecha. El historiador Daniel Terán explica que “la historia sirve muchas veces para despertar sensibilidad entre las personas o crear militancia. El 23 de enero se convirtió en una fecha simbólica para la que también tuvo que suscribir un acuerdo unitario en 2008 para que naciera la MUD”.

Terán coincide con Camera al afirmar que el chavismo defiende una versión “parcializada” de la historia.

“Ven el 23 de enero como una fecha revolucionaria que fue una traicionada por el Puntofijimismo y crean una versión donde los héroes son el Partido Comunista, excluyendo a otros actores actores importantes como Leonardo Ruiz Pineda (fundador de AD), Antonio Pinto Salinas (dirigente de AD) y Alberto Carnivali (AD)”.

Subraya también las similitudes entre Maduro y Pérez Jiménez. “Al chavismo se le ve muy parecido por lo militarista, por la ausencia de libertades y la manipulación del hecho electoral. Todo esto influye también para que la oposición vea esta fecha del 23 como una fecha importante que representa la pérdida del miedo por la democracia”.

21-01-17