10 Últimos

jueves, 22 de junio de 2017

Víctor Álvarez: “El clamor nacional está hablando y está hablando duro” por @amoleiro


Por Alonso Moleiro


En TalCual Debates tuvimos el placer de entrevistar a Víctor Álvarez, economista y Premio nacional de ciencias parte de la iniciativa Transición Pacífica y Democrática que busca soluciones de conciliación a la grave crisis social que se vive en el país.  

Goteo institucional. ¿Se está produciendo un debate o todos quieren la ANC?
Cada vez es más evidente la postura crítica el enorme malestar y descontento y ruptura dentro del chavismo por no solamente lo que podríamos llamar desviaciones o errores del gobierno sino por el diseño y una manera de gobernar en abierta contradicción con los principios democráticos de libertad de ideas por los cuales una vez muchos de esos que están en descontento levantaron sus banderas. Todas estas manifestaciones de exministros o exdiputados del chavismo son también de dirigentes de base.

Conoces casos nuevos que no le gusta el planteamiento

Esto es como el derretimiento de un iceberg de un glaciar, se están cayendo unos nombres muy importantes como el de la fiscal, la ex defensora del pueblo, exministros, militares que lo que anuncia no es una implosión una caída porque lo que se es haciendo es un retroceso histórico. Todas las banderas que se levantaron por la construcción de una democracia participativa y protagónica donde se esperaba al participación masiva consciente de la ciudadanía con esta convocatorio de manera fraudulenta prácticamente se desdice y se descalabra todo ese planteamiento. Que un solo hombre haya terminado convocando una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que debió ser sometida al parecer de la ciudadanía es un retroceso histórico.


Maduro no tiene autoridad ante la masa, como es esto

Si, y es el cuestionamiento a la figura del presidente a un gobierno que habiendo podido tomar toda una serie de medidas que tenía al alcance de la mano para evitar que la población venezolana sufriera esta terrible crisis de escasez de alimentos, de medicinas, de crisis humanitarias. Simplemente de se tomaron las medidas. Es la critica a todo un gobierno que no ha estado a la altura de encarar los problemas que el país tiene y ahora en vez de enfocarse en gobernar viene esta convocatoria que lo que va es a distraer la atención que el gobierno debería tener en estos asuntos.


¿Crees que la constituyente se puede evitar?

Para el bien y la paz del país, la convocatoria tiene que suspenderse porque el argumento que inicialmente se manejó, que fue de convocar una constituye te para la paz, para el diálogo cuando más de la mitad del país, el 70 u 80% del país que está en contra del gobierno no va a participar vas a instalar una ANC que va a ser un monólogo donde la mayoría del país se va a resistir a esa constituyente y al producto, que es un nuevo texto constitucional. Lejos de lograr ese objetivo de lograr ese objetivo de una constituyente para la paz y el diálogo lo que ha hecho es caldear aún más los ánimos, se han exacerbado las contradicciones, se han intensificado las situaciones de violencia y esto se va a recrudecer aún más si se llega a instalar una ANC electa para el 18 o 20% del electorado con una altísima abstención. No es originaria sino además será ilegítima porque no tendrá la aprobación de la mayoría.

Cuéntanos este grupo que está contigo que están buscando

Estoy acompañando esa iniciativa que se denominada transición pacífica y democrática, no es un grupo de reflexión, de académicos, de intelectuales, de investigadores, de artistas, gente dedicada a la reflexión teórica al pensamiento pero muy vinculada al trabajo de vinculación social. Hay por supuesto gente que tuvo sus simpatías con el chavismo que incluso llegó a tener altísimas responsabilidades en los gobiernos de Chávez pero también hay gente que nunca comulgó con el chavismo que siempre ha estado en la oposición mas no es la MUD. Porque la única oposición no es la de la MUD. Es un espacio de encuentro del país que uno quisiera donde hemos demostrado que podemos coexistir gente con pensamiento crítico, gente que estuvo con Chávez, gente que se alejó de Chávez y gente que nunca estuvo con Chávez.

¿Hay contacto con las personas de militancia chavista?

Es que justamente eso es lo que hace ese grupo de reflexión, tiene un acercamiento con gente de oposición, con gente del chavismo, con gente de la MUD y con gente que ha estado en una posición muy nini que no significa no tener posición política sino que sencillamente no ven que la oposición ni el chavismo y apuestan a otro sujeto político. Este grupo lo que es un facilitador de ese reencuentro y esa necesaria reconciliación nacional donde podemos ser adversarios y rivales pero no enemigos. Donde uno puede exponer sus ideas, puede plantear sus visiones del país pero no por eso quieras arrasar y exterminar a tu rival.


Pero ese pensamiento es visto como traición por parte del chavismo

Yo creo que esa posición se ve cada vez menos, yo creo que, por la interlocución que hemos estado teniendo una cosa es la visión que puede tener Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez, Cilia Flores, a la preocupaciones que empiezan a mostrar creciente sectores de la dirigencia chavista, no solo de las bases, de hacia donde se está aproximando esto. Hay preocupaciones que quizás no se han manifestado de manera clara por eso mismo, porque son satanizadas y son consideradas como traiciones.

Hemos escuchado mucho el cuento de que “hay unos chavistas que están reflexionando”, ¿qué se espera?

No es que no pase nada, es que eso se hace de muy bajo perfil y no solamente se hace desde el chavismo, hay gente que lo hace desde la oposición, hay gente en la MUD que está en esa misma preocupación que no están apostando a la salida violenta, que están preocupados y esos sectores que empiezan a desmarcarse e de la agenda violenta de lado y lado. Porque de lado a lado hay extremismo. Dentro del chavismo, el madurismo y la MUD, la oposición hay quienes sueñan con la gran batalla final, con el último enfrentamiento donde se resuelva quién es quién.

¿Hay un trabajo académico también, un soporte a su trabajo, no?

Aquí hay gente que está trabajando los problemas del país, los problemas de la salud, los problemas de la seguridad, los problemas de la infraestructura, los problemas de energías, los problemas económicos que son los que yo trabajo entonces termina siendo un grupo un colectivo de pensadores, o un grupo por todo lo que puede estar satanizada la palabra de colectivo que apuesta a reivindicar el diálogo, el reencuentro, la reconciliación nacional porque yo creo que de una espiral de violencia no queda sino el odio, el resentimiento, el afán de venganza y so es muy difícil de atajar y muy difícil de contener y eso es precisamente lo que queremos evitar.


¿No te parece que a través del miedo a la guerra civil se pueda  imponer una dictadura?

Ese es uno de los escenarios que efectivamente al final se teja una trampa de tal magnitud que termina envuelta en un papel regalo de una constituyente que destroza el estado republicano y crea un estado dictatorial donde el poder queda concentrado en una persona o en una nomenclatura cerrada que sencillamente conculca todas las posibilidades de soluciones democráticas y pacíficas. Ese es un escenario.

Otro escenario es el de la salida clásica a la fuerza por la vía militar que también está planteada y lo más terrible de esto es que en el imaginario del país esa tesis empieza con la idea de “aquí lo que hace falta es una posición de fuerza, aquí hace falta que se ponga orden y que se acabe este bochinche”. Son esas ideas que empiezan a fermentar que hay que evitar que cobren fuerza.

A veces pasa que parece que los que incitan al bochinche son las Fuerzas Armadas

Porque hay una visión muy distorsionada de las Fuerzas Armadas porque se cree que esta es monolítica y ahí  no hay tendencias, que no hay contradicciones que no hay militares institucionalistas que no hay militares preocupados por la situación nacional. Entonces como hay visiones blancas y negras que creen que todo el chavismo es corrupto y malo y que ahí no hay nada que salvar y la otra visión de que en la oposición está la ultraderecha, el fascismo. Esas visiones simplistas que no ayudan los matices que hay no dejan ver las posibilidades de tejer nuevas alianzas de reagrupar gente que está pensando en el interés nacional y justamente es a esta visión tan maniquea es a la que uno se opone. Uno empieza a ver las posibilidades de acuerdos y de alianzas y de hecho estamos trabajando sobre eso.

¿Cuál es tu visión de lo que está pasando dentro de las Fuerzas Armadas en el sentido del respeto a la Constitución?

El propósito que expresa el ministro de la defensa Vladimir Padrino López no quiere decir que sea seguido absolutamente por toda la oficialidad hasta el último soldado. Voces muy autorizadas dentro de las Fuerzas Armadas han planteado las tensiones y contradicciones que hay internamente y justamente eso es lo que hay que saber identificar y ver porque solamente de la complementación de esa fuerza y esos recursos en el mundo civil y militar es de donde van a surgir el nuevo pacto social, el acuerdo nacional que aísle a estos factores extremistas, a estos que sienten que tienen una gran responsabilidad enciman que la historia no se las va a perdonas y por eso se aferran al poder y que saben que la única alternativa que les espera es un juicio ante la historia, una condena. Cuando esas personas, esa nomenclatura que se ha incrustado en el poder tiene esa carga histórica y saben que la única opción que le quedan son las rejas se aferran al poder pero esa es una nomenclatura muy reducida que cada vez representa menos el sentir nacional, el clamor nacional.

Las fuerzas armadas no es una cosa muy distinta al país. Las Fuerzas Armadas son un espejo de lo que está pasando en la realidad, son esa expresión de contradicciones. Por eso considero que es totalmente equivocado pensar que la MUD es una sola cosa, monolítica, que todos los vicios están concentrados están ahí al igual que pensar que el chavismo es asimismo, y lo mismo con las Fuerzas Armadas y no es así. Hay una preocupación que permea a todos los sectores, al mundo empresarial, a los trabajadores a los intelectuales, al mundo militar y en esa reflexión es que se están trabajando esos vínculos y esos encuentros, esa necesidad de reconciliar al paisano, al país bueno.  

Te parece que la situación es estática o fluida, si se podrá detener la Constituyente y que pasa si no se puede. ¿Cómo te imaginas el mes y medio que queda?

Bueno, es un mes y medio muy intenso, esta contradicción se va a agudizar pero yo tengo confianza en que se va a resolver en favor del progreso nacional y se va a resolver en función de lo que el país necesita. Yo apuesto y trabajo para que ganen los buenos. Si yo estuviera doblegado por el pesimismo ni siquiera hubiera aceptado la invitación al programa. Creo que a nosotros nos toca apelar y estremecer esa fibra buena que predomina en el país, mas allá de esa sensación de que a este país se lo agarró una nomenclatura y lo tiene secuestrado una nomenclatura y la única opción es irse de este país y hacer la vida en otro lado. ¡NO!, yo creo que el clamor nacional está hablando y está hablando duro, no solo en caracas sino en todo el país y ese es el país que se va a salvar y nos va a salvar.

21-06-17