martes, 29 de septiembre de 2015

"Julio Borges: Los testigos están dispuestos a caerse a coñazos" por @victoramaya


Por VÍCTOR AMAYA



El Coordinador Nacional de Primero Justicia, Julio Borges, asegura que el trabajo con testigos evitará perder votos, que la MUD sacó a varios partidos para no correr riesgos y que a su organización los adecos ya no le dan alergia
¿Cuánto es el mínimo de diputados que espera la MUD lograr? Uno puede tener distintos escenarios conservadores que es tener la mayoría simple, 90 diputados, 85. Y luego la gran meta que es tener la mayoría calificada.


-¿No aplicar el mismo paracaidismo que el chavismo les hubiera dado una mayor estatura moral que al PSUV?

-Estamos en un proceso que no es convencional sino de emergencia nacional. Cada movimiento político trató de poner sus mejores hombres en los espacios que les queda. Las reglas te obligan a usar espacios que quizá no son los naturales pero son precios que hay que pagar por la Unidad. Creo que se hizo lo correcto.

-¿Cuándo se acaba esa "emergencia nacional" y se reencauzan esas cosas que, por salir de ella, se han violentado?

-El corazón de las crisis es lo que ha generado el propio oficialismo, desinstitucionalizar el país y llevar a Venezuela a que sea la ley de la selva, del más fuerte. Hasta que nosotros no tengamos claro que la primera meta es unir al país para que en Venezuela haya instituciones, estado de derecho y democracia, vamos a vivir en una permanente zozobra.

-MIN Unidad dice que la ruptura con la MUD parte de que los insultaron llamándolo chavistas. ¿Pudo haberse atendido el asunto de la intervención de otra manera?

-No. Ese partido fue tomado por el gobierno.

- Luz María Álvarez, la presidenta ad hoc de MIN Unidad, es directora del Foro Penal en Bolívar. ¿Es factible que haya sido comprada?

-No podemos correr riesgos. El gobierno no tiene escrúpulos. Desde la MUD se han tomado medidas drásticas que yo he apoyado porque lo peor que podemos hacer es dejar cualquier resquicio.

-Marea Socialista dice que a la MUD le interesa el bipartidismo con el PSUV.

-Estamos tratando de resistir para que en Venezuela haya pluralidad. Eso nos lleva a estar unidos así pensemos diferente en lo ideológico, para tener una democracia real y sana en Venezuela.

-¿Con la ubicación de la tarjeta del MIN Unidad, hay miedo de perder votos?

-Es un cuidado que debemos tener. Si escuchas radio, hay cuñas del MIN Unidad, vallas, candidatos como William Ojeda que buscan confundir como si ellos fueran parte de la Unidad, y eso es un proceso que se hace en total relación con el gobierno. Nosotros tenemos que tomar medidas para que eso no nos reste votos. Es juego sucio, además.

-¿Se exponen a ser ilegalizados al no presentar sus tarjetas el 6D?

-Sí. Es un problema grave que tenemos porque el gobierno arbitrariamente podría decir que tenemos que renovar nuestra inscripción. Es un sacrificio que hacemos porque entendemos que lo más importante es testimoniar una unidad completa.

-La tarjeta MUD es un partido inscrito en el CNE. ¿Quiénes son sus representantes?

Jesús Torrealba, José Luis Cartaya, creo que está Marino Alvarado. Son representantes que la coalición ha nombrado como los formales del partido.

-Volanteros en la calle usan símbolos partidistas y no de la MUD.  ¿Es provechoso usar los propios en vez de banderas de la Unidad?

-Es que no existen todavía. Eso depende de los activistas. Todos trabajamos por la Unidad pero hay quien tiene el orgullo de usar la camisa de su equipo, eso no excluye. La Mesa todavía no ha tenido dinero para tener franelas, volantes o una bandera.

-¿De dónde saldrá el dinero para la campaña?

-Estamos comenzando a hacer un potazo nacional. Esta oficina prestada evidencia la precariedad con la que estamos trabajando. Aún no hemos tenido el dinero para sacar publicidad, volantes, camisas de la Unidad. Nos apoyamos en las estructuras y las cosas que ya los partidos políticos tienen. A diferencia del PSUV, que lo que hace es robarse el dinero del Estado para financiarse, nosotros dependemos de la voluntad de la gente que tiene que saltar el cerco del miedo para ayudarnos.

-Tienen alcaldías y gobernaciones, ¿eso puede ayudar?

-Nunca lo hemos hecho, y aun queriéndolo las gobernaciones y alcaldías están más quebradas que la Unidad. Quizá nosotros tenemos que prestarles dinero.

-Pero Rafael Guzmán, candidato en Caucagüita, ha estado en inauguraciones de obras con Carlos Ocariz, algo que también hace y se le critica al PSUV.

-Lamentablemente esas son las cosas que deberían tener una regulación. Eso de que un candidato a diputado acompañe a un alcalde no lo veo como un aprovechamiento ni como un hecho de corrupción. Simplemente está acompañando al alcalde, siendo que hoy por hoy es diputado por ese sitio. Ojalá en Venexzuela tuviéramos regulaciones para todo lo que es el uso público por parte del gobierno, las cadenas, prohibición de inauguraciones como existe en otros países. Sería lo ideal y algo que nosotros apoyaríamos.

-¿Habrá el 100% de testigos que nunca se ha tenido aunque sí anunciado?

-El gobierno nunca los ha tenido tampoco. Hemos ido creciendo. Tenemos formación, preparación y organización sobre cada mesa y cada centro de votación. Que sea una elección descentralizada ayuda a que cada candidato pueda tener más control y más alcance de tener testigos en todas partes, y que después a través de la violencia no te lo correteen. Es una tarea titánica. 

Yo confío en que cada vez más aprendemos cómo cuidar los votos. Esta elección será un gran avance. La gente puede tener confianza de que eso se va a lograr.

-¿Cómo los preparan en zonas muy violentas o dominadas por el chavismo?

-Es gente que está muy dispuesta a arriesgar su vida, su pellejo. Está dispuesta a caerse a coñazos contra colectivos, militares, y sobreponer todas las dificultades. Son los verdaderos héroes de esa jornada y es la mayoría de la gente que lo hace en zonas rurales, lejanas, bases de misiones, en zonas tomadas por los colectivos. Eso nos da fuerza para seguir luchando.

-Antes se ha dicho tener el 100% de testigos aunque no haya sido cierto. ¿Se dirá al país cuántos testigos sí se tienen?

-No es un tema de mentir o no. Estamos trabajando con un ejército de voluntarios que tenemos que organizar y entrenar. Son más de 200 mil personas. Se dice fácil. Hay que prepararse por si falla un testigo, si lo compran, si lo violentan. Lo importante es que está la fuerza para estar en el 100% de los lugares.

-Primero Justicia ha ido reclutando dirigentes de otros partidos y hasta ideologías dispares. ¿Tanta hambre de crecer tienen?

-En Primero Justicia lo más importante es tener una comunión de ideas y de valores sobre los cuales se trabaja mucho, como partido Centro Humanista. Se trata de estar abiertos a liderazgos conocidos pero también a jóvenes como Juan Requesens, Ángel Alvarado, Mariana Hernández, Yajaira Forero. Nosotros nos sentimos muy orgullosos de tener el cuadro de candidatos jóvenes, renovadores, desconocidos pero con méritos en su área, y también dirigentes con trayectoria. Es una combinación perfecta.

-¿Esos dirigentes entran directo en la Dirección Nacional?

-Unos sí y otros no. Depende del caso. Estamos muy contentos y orgullosos de ser el partido que crece y tiene más fuerza, dirigencia y organización en todas partes de Venezuela.

-¿Cómo están las relaciones con Henrique Capriles? Pareciera no identificarse con PJ.

-Henrique es un líder nacional. Todas las semanas nos reunimos varias veces. Todo el trabajo que hacemos es siempre consultado. Él está por encima de ser el líder de un partido porque es líder de muchos partidos y de la Unidad. Él está jugando ese papel y lo ha hecho muy bien.

-Lleva 15 años como Coordinador Nacional del partido y le critican que no hay renovación.

-Primero Justicia lo comenzamos de cero. En ese proceso hemos ido institucionalizando. Yo he sido electo Coordinador Nacional una sola vez y solo puedo ser reelecto una sola vez. Son reglas de juego. He creado un partido que tiene mecanismos de renovación muy claros, como lo que hemos tenido en la Secretaría de Organización (seis en estos años).

-¿Por qué esa renovación parece no llegar hasta la Coordinación Nacional?

-Porque nada más hemos tenido una elección en este proceso de formación. Yo he sido el fundador y constructor de algo que no existía. Ya llegará el momento en las próximas elecciones de la posibilidad de que yo deje mi cargo a otra persona. La última elección general interna fue el año pasado y se hace cada seis años. Yo formé de la nada un partido y por eso he sido la cabeza, la locomotora, y llegará un momento en que se le entregará a otra persona que sea electa.

-¿Existe el pacto del huevo frito?

-No. Esas son cosas que dice Diosdado Cabello y que tú estás repitiendo. Lo que existe es una Unidad perfecta de todos los partidos.

-Hace varios años, en PJ se hablaba de superar la vieja política encarnada en AD y Copei. Ahora se alían con UNT y AD para las primarias, la alianza que más funcionó, según Henry Ramos Allup. ¿Ya no hay alergia a retratarse con AD?

-Para unir al país tenemos que retratarnos con todo el mundo, con gente que ha estado en el oficialismo, con arrepentidos, con los partidos históricos, con independientes, con militares, con civiles. No podemos caer en la misma división que le ha traído los problemas al país. El reto es volver a unir a Venezuela y lo importante es aprender a respetarnos, a convivir, a trabajar juntos.

-¿Hay contradicción con esa posición de que AD y Copei son la vieja política?

-No tiene nada que ver. Una cosa es tener una tesis, una visión, un estilo, una misión histórica, y otra cosa es que tengas respeto, convivencia, diálogo, aceptación, capacidad de trabajar juntos. Son dos cosas que no están reñidas

-¿Hay puentes con el chavismo de cara a una transición?

-Para nada. Lamentablemente no hay hilo de comunicación. Ojalá hubiera diálogo abierto y público sobre lo que se va a abrir con las elecciones. Que el gobierno tuviera la grandeza de entender que va a perder el Parlamento y se necesita hablar para entrar al cambio.

-Se recuerda cómo en la transición española Adolfo Suárez y Santiago Carrillo conversaban por debajo de la mesa para construir civilidad política. ¿Ocurre con el chavismo?

-Para nada. Y es lamentable porque es imposible que un país con la peor crisis de su historia se pueda recomponer sin diálogo. Quizá tenga que venir después del resultado de las elecciones que obligue a una relación política diferente.

-¿De ganar la mayoría simple y nombrar directiva le darían al chavismo la segunda vicepresidencia de la AN?

-Tenemos una coalición electoral y una idea muy clara de cómo gobernar la Asamblea Nacional. De cara al PSUV la garantía más importante es que no vamos a cometer con ellos las arbitrariedades que ellos han cometido, en términos de presidencias de comisiones, de composición de directiva, acceso a ANTV o el manejo democrático de un Parlamento. Nuestra mejor lección va a ser comportarnos democráticamente.

¿Usted hace cola?

Totalmente. Uno vive lo mismo que otros o peor, porque además uno tiene la presión permanente de todo el mundo exigiéndote que las cosas tienen que ser diferentes, pidiéndote cuentas. Uno tiene una sobredosis de realidad muy fuerte. La gente está agobiada y se sorprende porque cree que uno no tiene problemas. La gente se complace cuando ve que uno también la está pasando mal. Al final la lucha es para todos.

¿Le ha llegado el hastío, así sea en un momento íntimo?

Despertar en Venezuela es una tarea muy difícil porque lo haces agobiado y abrumado porque los problemas los tenemos metidos en la casa y hasta en los huesos. Pero si no hacemos nada, estamos entregando el país a quienes se lo han robado.

28-09-15





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico