10 Últimos

miércoles, 22 de febrero de 2017

Dirigentes comunitarios consideran que la MUD debe “recuperar el terreno perdido” por @CarlosCrespoR


Por Carlos Crespo


Los líderes vecinales consideraron positiva la reestructuración de la alianza y señalaron que esta debe servir para que se escuche al ciudadano de a pie.

Decepción, desánimo y desconfianza. Con esas palabras describen los dirigentes comunitarios Marco Manzabel y Ángel Cacique los sentimientos en Catia y Antímano luego del 2016. Los líderes vecinales consideran positivos los cambios anunciados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el pasado viernes, pero señalan que estos deben servir para corregir los errores de 2016 y “recuperar el terreno perdido”, luego de la victoria electoral del 6D.
Manzabel, dirigente de Alianza Bravo Pueblo (ABP) en Antímano, sostuvo que la oposición debe reforzar y dar más importancia a las llamadas “mesas parroquiales”. Estas son las estructuras de la alianza en cada una de las 22 parroquias de Caracas:

“Quedamos decepcionados, con mucha impotencia. El trabajo de meses en la parroquia Antímano fue muy fuerte, volanteando, caminado por todos los sectores, lo que en otros tiempos era muy difícil y luego se cometió el error del diálogo”.

Para el dirigente, la MUD debe tener un objetivo claro, que es la salida del Gobierno de Nicolás Maduro. “Hay que hacer esto sin estar mirando para los lados: que si un cargo político, una aspiración política o una remuneración económica. Utilizando herramientas como la sabiduría, el conocimiento y enfocarse en el objetivo de la mayoría de los venezolanos”.


Agregó que la Mesa debe recuperar la confianza de la gente mostrándose unida y teniendo coherencia en su discurso y su estrategia:

“Lo político es muy importante, mientras las personas visualicen que no hay unidad en los partidos es muy difícil. La gente te lo dice, que ellos ven que esas personas de la Unidad en realidad no están unidos”.

El dirigente de la Alianza del Lápiz en Catia, Ángel Cacique, percibe un “avance tímido” para otorgar mayor espacio a los temas sociales y los aportes que puedan darse desde las comunidades. Señaló que espera que el denominado “Congreso de la Sociedad Democrática”, en el que participarán partidos y organizaciones sociales, sirva para que se escuche más la voz del ciudadano de a pie:

“Esperemos que sea una instancia donde eventualmente las comunidades y los dirigentes sociales puedan discutir e incidir en las políticas que ejecute la MUD”.

El dirigente indicó que los representantes de las personas, como los concejales, los diputados y los gobernadores deben tener una participación más activa en las problemáticas de las comunidades y tratar de llevar soluciones a la gente. “Debe haber una orientación adecuada de la conflictividad, para que se convierta en un elemento de cambio y de presión, tomar políticas distintas”.

Manzabal concordó con esta postura y apuntó que los diputados por esa parroquia, Stalin González y Richard Blanco, no van con frecuencia a Antímano para escuchar los problemas y denuncias de las personas. “En enero y febrero vinieron y luego no han venido más. Sé que hay temas de seguridad y de preocupación pero hay que hacer más esfuerzo, ponerle más y acercarse a la gente para darle motivación”.

El dirigente social de la parroquia 23 de Enero, Manuel Mir, agregó que esta unidad también debe incluir a sectores como los estudiantes, los transportistas y los distintos gremios: “Si nosotros no partimos de unidad básica no hay cambio de modelo ni de sistema. Si trabajamos cada quien por su lado estamos mal. La lucha debe darse para restablecer la democracia y las libertades en el país”.

Foto: Mariana Mendoza

21-02-17