10 Últimos

viernes, 24 de febrero de 2017

Omar Barboza exhortó al Secretario de la ONU activar Acuerdo de Ginebra sobre el Esequibo



Prensa AN 23 de febrero de 2017

El Nuevo Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas,António Guterres, debe poner en marcha los diferentes mecanismos de solución, para hacer efectivo el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966, sobre el Esequibo.

Así lo manifestó el diputado por el Estado Zulia de la Unidad Democrática, Omar Barboza durante el debate sobre, el Acuerdo con motivo del 51 aniversario del Acuerdo de Ginebra, en reivindicación del Esequibo venezolano, que fue aprobado por unanimidad.
 
Expresó Barboza que el Acuerdo de Ginebra, debe ser la bandera y la actuación de todos los venezolanos que con sentido patriótico defienden el territorio nacional. “Los Venezolanos deben saber y estar conscientes que el  gran instrumento que defiende los intereses nacionales es el Acuerdo de Ginebra, que sustituyó, como medio de solución de la controversia,  el Laudo Arbitral que le quitaba 141 mil kilómetros  de territorio a Venezuela”.

Hizo un llamado de concientización a todos los venezolanos, para que no se olviden del Esequibo. “Ese territorio es nuestro”. Igualmente Barboza consideró oportuno hacer un reconocimiento  a los ex cancilleres Marcos Falcón  Briceño e Ignacio Irribaren  Borges, en representación de los gobiernos democráticos de esa época, quienes supieron defender con valentía, inteligencia  y firmeza los derechos de Venezuela  sobre el Esequibo”.

Durante su intervención hizo un recuento histórico sobre la controversia que se inició el 03 de octubre de 1899, cuando fue dictado en París el Laudo Arbitral, por magistrados extranjeros un ingleses, un norteamericanos y un ruso que pretendieron despojar al territorio venezolano 141 mil 900 kilómetros, a pesar de la existencia de pruebas y testimonios irrefutables, de los vicios que acompañaron  al Laudo Arbitral.

“Sobre esa maniobra en contra de Venezuela existen pruebas y testimonios irrefutables. La historia venezolana registra una serie de acciones, especialmente de nuestros gobiernos democráticos, para defender nuestra soberanía e integridad territorial sobre la parte que el Laudo de París desconoció como nuestro”.

Destacó que el 12 de noviembre de 1962, en el gobierno de Rómulo Betancourt, su ministro de Relaciones Exteriores, Marcos Falcón Briceño, oficialmente denunció ante la ONU el Laudo Arbitral de París de 1899, alegando vicios de nulidad, por ser irrito,  debido a lo que se conoce en el Derecho Internacional como actos contrarios a la buena fe por parte de Gran Bretaña y de los integrantes del Tribunal Arbitral.

“A partir de esa denuncia el gobierno venezolano desarrolló una estrategia diplomática  ante los mismos británico y diferentes factores que permitieron que el 17 de febrero de 1966 se firmara el Acuerdo de Ginebra para resolver la controversia entre Venezuela y La Gran Bretaña, en consulta con el gobierno de la Guyana Esequiba, el cual forma parte del mismo”.

Indicó que en ese acuerdo  se convino en buscar vía satisfactorias  para dirimir de manera pacífica la controversia sobre el Esequibo.  “Es decir el Acuerdo de Ginebra sustituye el Laudo Arbitral  de 1899, como el mecanismo de derecho internacional para resolver la reclamación sobre los derechos que Venezuela tiene en el  territorio Esequibo. Constituye para Venezuela el Acuerdo de Ginebra  el triunfo diplomático más importante de su historia”. Precisó Barboza.

Considera que otro hecho de gran significación fue cuando en el  gobierno de Raúl Leoni  con motivo de la independencia de la Guyana Británica,  en ese entonces el canciller Ignacio Iribarren Borges el 26 de mayo de 1966, en nombre del gobierno venezolano, fijó la siguiente posición frente a la independencia de la Guyana Esequiba:
“En consecuencia y atendiendo a lo pautado en el artículo 5 del acuerdo, el reconocimiento que Venezuela hace del nuevo Estado de Guyana, no implica por parte de nuestro país renuncia o disminución de los derechos territoriales reclamados, ni de ninguna manera afecta los derechos de soberanía que se desprenden de la reclamación surgida de la contención venezolana de que el Laudo Arbitral de París de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y la Guyana Británica es nulo e írrito. Por lo tanto, Venezuela reconoce como territorio del nuevo Estado el que se sitúa al Este de la margen derecha del río Esequibo y reitera ante el nuevo país y ante la comunidad internacional, que reserva expresamente sus derechos de soberanía territorial sobre toda la zona que se encuentra a la margen izquierda del precitado río; en consecuencia el territorio de la Guyana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos, limita al Este con el nuevo Estado de Guyana, a través de la línea media del rio Esequibo, tomando éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico”.

Destacó en ese sentido el diputado Barboza que el canciller Ignacio Iribarren Borges delimitó muy precisamente el territorio en reclamación, cuya posesión se debe definir para Venezuela cuando se le haga justicia aplicando el Acuerdo de Ginebra.

Prensa AN