10 Últimos

martes, 28 de febrero de 2017

El Ejército venezolano podrá incautar los medios que critiquen el chavismo, por @ludmilavino



LUDMILA VINOGRADOFF 27 de febrero de 2017

Por si la censura contra la prensa y los ataques a la libertad de expresión no fueran suficientes en Venezuela, el Gobierno de Nicolás Maduro ha dado poder al Ejército para incautar los medios y equipos de los civiles que critiquen la «revolución» chavista, así como para vigilar las redes sociales en internet y a los dirigentes de la oposición.

El diario venezolano El Nacional publicó este domingo un informe confidencial, «Guía de Planeamiento 2017», en el que se insta a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a prepararse para «incluir el máximo uso de los medios convencionales» (radios y televisiones públicas y privadas) «y no convencionales» (redes sociales) contra una supuesta «guerra de cuarta generación» que padecería la «revolución socialista». Para ello, han dado instrucciones al Ejército para que haga un seguimiento de las «incautaciones, decomisos de equipos y de medios (que hagan) la FANB o funcionarios de seguridad de Estado».

El documento, de 25 puntos, fue elaborado el pasado 21 de febrero por el Comando Estratégico Operacional de la FANB, a petición del ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. Son instrucciones que deben cumplir las Regiones de Defensa Integral (REDI) no solo para defender la «revolución socialista», sino para combatir a eventuales «enemigos internos y externos» como la oposición, la delincuencia organizada e incluso Estados Unidos. También pretende controlar las empresas productivas del Estado venezolano y los medios de comunicación si continúan lo que identifican como «ataques a líderes militares revolucionarios» y crear una fuerza especial, la «ciberguerra», en caso de que el escenario de enfrentamientos se traslade a internet.

Para justificar el plan militar de censura contra los civiles, el ministro Padrino aseguró que «estamos sometidos a una guerra no convencional cuyo objetivo es la mente del hombre, debilitar su capacidad y voluntad de lucha, debilitar al Estado y sus instituciones, debilitar a la FANB».

El trabajo de la inteligencia militar, que parece inspirado en el libro «1984» de George Orwell, se centrará en «campañas de descrédito en contra de militares, cambios de militares o de dirigentes políticos, paramilitarismo, declaraciones de organismos o Estados contra Venezuela, información que pueda crear crisis o descontento a escala nacional, eventos poco comunes en la nación, hechos de violencia de gran magnitud (saqueos, piquetes, protestas) y declaraciones de principales dirigentes políticos (internacionales) contra el gobierno» de Nicolás Maduro.

Los ataques cibernéticos son considerados como una nueva amenaza contra el chavismo, por lo que aconsejan adquirir equipos tecnológicos para contrarrestar a los eventuales hackers. De hecho, el Ministerio de Defensa y el Ceofanb (Comando Operacional de la Fuerza Armada) cuentan con un sistema para seguir 350 cuentas de twitter en tiempo real en una sola pantalla.

Al criticar el plan militar de acentuar la censura y control social, la analista venezolana Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano, alertó sobre la actitud autoritaria del titular de Defensa. «El jefe militar habla de defender la revolución, el socialismo y, por primera vez, identifica a un enemigo interno, es decir, ¿son los venezolano adversarios de la FANB y, por ende, objeto de ataques. Esto debe ser evaluado por la sociedad», indicó San Miguel.

Medios sin papel

En medio de este escenario de censura, doce medios impresos venezolanos se han visto obligados a dejar de circular durante los días festivos de carnaval para ahorrar papel, según ha denunciado la ONG Espacio Público a través de su cuenta de twitter. La organización atribuye la medida a las dificultades para adquirir el papel que distribuye el Complejo Editorial Alfredo Maneiro. El chavismo ha venido utilizando el acceso al papel como una forma de censurar a los medios críticos con su gestión.

Entre los diarios nacionales que no circularán durante estos días de carnaval en Venezuela figuran El Nacional y Últimas Noticias. Los periódicos regionales que no se publicarán son El Impulso (Lara); El Regional, Última Hora, El Periódico de Occidente ( Portuguesa); El Oriental, La Prensa de Monagas, La Verdad, El Periódico (Monagas) y El Sol de Maturín.