10 Últimos

sábado, 22 de julio de 2017

Tun, tun, Nicolás @EDWARDR74


Por Edward Rodríguez


Seguramente Nicolás recibió, durante todo el día del pasado domingo 16 de julio, los informes de inteligencia del Sebin y del G2 cubano detallándole la jornada de la Consulta Popular dentro y fuera de Venezuela: participación masiva y aplastante.

Cada reporte, uno más detallado que el otro, uno con más verdades o mentiras que el otro, pero al final con la misma conclusión que resumiría de manera hipotética lo siguiente: “Señor Presidente, le informamos que la MUD logró movilizar en masa y espontáneamente a la población; el plebiscito o Consulta Popular, como lo llaman ellos fue un éxito; además, señor Presidente, cabe destacar que un número importante de empleados públicos participó; no tenemos la cifra exacta y eso nos preocupa”.

El régimen silenció a los medios de comunicaciónprivados para que no transmitieran la Consulta Popular, pero también silenció en esos mismos medios la cobertura objetiva del simulacro de cara a la Constituyente. Este último sólo tuvo presencia en el Sistema Nacional de Medios Públicos.

Si yo fuese Maduro no me guiara por VTV, por citar un ejemplo, pues siempre le va a mentir: el 16 de julio vio imágenes de gente en los centros electorales del simulacro pero todas esas personas, en su mayoría, movilizadas y literalmente sacadas de sus casas por el partido de Gobierno. Pero como el fin último es mantenerse en el poder, a costa de lo que sea, cualquiera del anillo cercano a Nicolás le mentirá sin el más mínimo temor.


Me imagino a Pancho (Francisco Arias) reportándole sobre el simulacro en el Zulia: “Señor Presidente, por aquí todo normal. En el Zulia alcanzamos la meta”; a Darío Vivas diciéndole: “Jefe, misión cumplida”; a Vielma Mora por Whatsapp: “Lo logramos, la gente en Táchira nos respondió”, o a la tristemente célebre Jacquelin Farías con voz alegre expresándole: “Presidente, vi mucha emoción en la gente”, sin especificarle que era en los participantes de la Consulta Popular, y no en la del simulacro de la Constituyente.

La oposición logró sin CNE, sin los militares del Plan República, sin dinero, sin maquinaria y sin campaña, motivar y hacer participar cívica y espontáneamente a siete millones 600 mil venezolanos, sin duda, un hecho histórico y sin precedentes en el país.

Esta cifra retumba en Venezuela, en el mundo y se convirtió en el Tun Tun que llegó a Miraflores, a la Casona o a Fuerte Tiuna donde pernocta el Mandatario nacional; no es el tradicional parrandón navideño; sino que quizás es el penúltimo tren de Maduro para frenar esa arbitraria Constituyente que sólo va desembocar en un baño de sangre, pues el Gobierno advirtió que el 2 de agosto van al hemiciclo a sesionar con sus 500 constituyentistas.

Tun, tun Nicolás, fuimos más de siete millones 600 mil de venezolanos los que participamos en la Consulta Popular que, por cierto, numérica y simbólicamente es el revocatorio a su mandato.

Tun, tun Nicolás, esta semana damos un paso más en la lucha por el rescate de Venezuela al poner en marcha una agenda de acciones como, la ejecución del primer paro cívico nacional de 24 horas, firma de un Acuerdo nacional de gobernabilidad y el nombramiento de nuevos magistrados.

El consejo de “siga resistiendo que de esta salimos” puede convertirse en la peor pesadilla de un hombre que no supo gobernar un país. Testículos e inteligencia en la hora menguada.

20-07-17

http://efectococuyo.com/opinion/tun-tun-nicolas