10 Últimos

domingo, 1 de enero de 2017

Los malos indicadores de la economía al cierre del 2016 por @mayearmas


Por Mayela Armas


El precio del crudo venezolano terminó el año con un promedio de 35,15 dólares y las reservas estuvieron por el orden de los 11 millardos de dólares.
En 2016 se prolongó la crisis y frente a las distorsiones, la administración de Nicolás Maduro ejecutó acciones desordenadas que profundizaron los desequilibrios de la economía.

Aunque el Banco Central de Venezuela (BCV) no ha divulgado los indicadores clave de la economía, hay datos y estimaciones del mal desempeño del 2016 y que evidencian un tercer año de contracción.

Precio del petróleo.  El precio del petróleo terminó el 2016 con un promedio de 35,15 dólares, según las cifras del Ministerio de Petróleo, de manera que hubo un descenso de 21% respecto a 2015 cuando cerró en 44,65 dólares. En un contexto de caída de precios, la producción petrolera también disminuyó, por lo cual el flujo de ingresos fue reducido e impidió que las reservas internacionales, que se utilizan para cancelar importaciones y pagos de deuda pública, se recuperaran. La apuesta del Ejecutivo es que el precio suba.



Reservas. En el 2016 las reservas internacionales bajaron 48%. Los datos del Banco Central de Venezuela (BCV) señalan que las reservas en 2015 terminaron en 16,3 millardos de dólares, en 2016 cerraron en 11,06 millardos de dólares. Ese descenso obedeció a los compromisos en materia de deuda de la República y a las liquidaciones de divisas, que además fueron inferiores a las de años anteriores, lo que afectó la producción de las industrias. El diputado, José Guerra, indicó en un documento que “el BCV tiene menos reservas internacionales que las que poseía en 1996, luego de haber disfrutado del auge petrolero más intenso y prolongado de la historia de Venezuela, primero entre 2000 y 2008 y luego entre 2010 y 2014”.


Crecimiento: La restricción en la entrega de dólares que limitó las importaciones de insumos y equipos, el menor flujo de ingresos, y el modelo de controles afectaron en gran medida a la producción de bienes y servicios en el país. Ante la ausencia del mensaje anual del BCV, que notificaba los resultados de todos los sectores, las proyecciones de analistas apuntan a una caída de la economía entre 10 y 12% del Producto Interno Bruto (PIB). Sería el tercer año seguido con resultados negativos.

Inflación. Con una baja oferta de bienes, el instituto emisor siguió fabricando bolívares para financiar el déficit de las empresas públicas, y esa inyección de dinero a la economía presionó los precios. El diputado de la Comisión de Finanzas calcula que la inflación terminó en 500%, y otras firmas como Ecoanalítica la proyectan en 511%. Por segundo año se termina con una inflación de tres dígitos.

Salario. El salto en los precios impacta en el poder adquisitivo de los venezolanos. Y con una elevada inflación a las familias no les rinde el dinero. Guerra estima que la disminución real del salario fue de 20%, de manera que más venezolanos son pobres.

30-12-16