10 Últimos

miércoles, 18 de enero de 2017

Salvar la constitución por @JulioBorges


Por Julio Borges


En los pasados días inició el ciclo de sesiones de la Asamblea Nacional 2017. Desde ese momento en el que con mucho compromiso asumimos la presidencia del Parlamento, nos hemos propuesto un objetivo muy claro: salvar la Constitución.

Hoy no hay Constitución en Venezuela. Así lo reflejan las 44 sentencias de la Sala Constitucional y la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, la mitad de ellas, a solicitud de Nicolás Maduro que violan las claras competencias establecidas en el artículo 193 de nuestra Constitución. La última de ellas pretende anular la clara competencia establecido en el artículo 194 de elegir anualmente su junta directiva.

La violación más fragante ocurrió en días pasados cuando el Diputado Gilber Caro fue detenido y trasladado a un tribunal militar, violándose el claro proceso establecido en el artículo 200 de la Constitución: “Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional gozarán de inmunidad en el ejercicio de sus funciones desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato o la renuncia del mismo. De los presuntos delitos que cometan los o las integrantes de la Asamblea Nacional conocerá en forma privativa el Tribunal Supremo de Justicia, única autoridad que podrá ordenar, previa autorización de la Asamblea Nacional, su detención y continuar su enjuiciamiento. En caso de delito flagrante cometido por un parlamentario o parlamentaria, la autoridad competente lo o la pondrá bajo custodia en su residencia y comunicará inmediatamente el hecho al Tribunal Supremo de Justicia. Los funcionarios públicos o funcionarias públicas que violen la inmunidad de los o las integrantes de la Asamblea Nacional, incurrirán en responsabilidad penal y serán castigados o castigadas de conformidad con la ley”.


Finalmente el Tribunal Supremo, obviando las decisiones del Legislativo, permitió otra grave violación al artículo 237 de nuestra Constitución, en la que se establece claramente que dentro de los diez primeros días siguientes a la instalación de la Asamblea Nacional, se presentará la rendición de cuentas en el ejercicio del poder del año anterior.

No solo no hay Constitución en Venezuela, sino que sobra la persecución. Así la semana pasada fue abierto un procedimiento administrativo contra el Gobernador del Estado Miranda, Henrique Capriles, con el objetivo de buscar su inhabilitación política. Dos concejales han sido detenidos por el Servicio Bolivariano de Inteligencia en los últimos días sin razón alguna. Hoy quienes están en el poder se sienten todopoderosos, creen poder hacer lo que les da la gana. Mañana serán perseguidos por la justicia porque han violado los derechos humanos, delitos que no prescriben. La mayoría de la Fuerza Armada quiere un país donde se cumpla la Constitución. Tienen que rebelarse al hecho de que los tribunales militares estén enjuiciando a civiles, y se viole constantemente la Constitución. El pueblo de Venezuela no se puede dejar vencer por el miedo, debemos luchar para abrir la oportunidad electoral para que los venezolanos elijan. Debemos salvar el derecho al voto. Para con ello salvar la Constitución, porque salvarla es salvar a Venezuela.

17-01-17