10 Últimos

viernes, 3 de febrero de 2017

Con las nuevas políticas de Trump, Latinoamérica se victimiza, @carlosvilchezn




Por Carlos Vilchez Navamuel, 01/02/2017

A propósito de la entrada del nuevo presidente de los EEUU a la Casa Blanca y de sus decisiones en asuntos internacionales sobre todo lo concerniente a México, su vecino del sur, hemos visto en los medios de comunicación y en las redes sociales una lluvia de titulares con noticias pesimistas, catastrofistas y comentarios xenofóbicos contra el país del norte procedentes de toda Latinoamérica en respuesta a declaraciones similares de parte del nuevo mandatario de los EEUU, sin reconocer, eso sí, que la mayoría de los problemas que tiene hoy día Latinoamérica, han sido producto de sus propios desaciertos como veremos más adelante.

Entiendo que a los latinoamericanistas o regionalistas no les guste este comentario, espero que me disculpen, pero es que quien esto escribe se siente ciudadano del mundo, es libertario, humanista, está de acuerdo con la globalización de iguales y no siente el nacionalismo como otros, por lo que observa las cosas con una óptica diferente y siente la necesidad de escribir al respecto.

Todos los habitantes de este continente han tenido las mismas oportunidades para crecer y desarrollarse, Latinoamérica tuvo una enorme ventaja sobre los EEUU y no la aprovechó, esta ventaja fue la educación, recuérdese que en Latinoamérica se instauraron las primeras universidades 100 años antes que el país del norte razón por la cual deberíamos estar al frente del desarrollo, no se logró y en lugar de ellos se victimizó.

En psicología la VICTIMIZACIÓN se refiere a una posición tóxica que adopta una persona que se considera víctima de situaciones que exagera y no necesariamente lo victimizan, poniéndose en el centro de ataques que no siempre lo son. La victimización es una forma negativa de llamar la atención sobre sí mismo, una actitud de autocompasión y lástima marcada por la percepción de que el mundo está en su contra.

Esos latinoamericanos que se victimizan arrastran todavía complejos y resentimientos sobre cosas que sucedieron hace más de 500 años, se sienten víctimas y victimizan a sus países por lo que ocurrió en la colonia, como todas las personas que se sienten víctimas buscan siempre a un culpable de todos sus desaciertos, los latinoamericanos no supieron escoger el modelo político y económico correcto que impulsa el progreso y desarrollo, todavía al día de hoy se niegan hacerlo, por ejemplo en el campo de la educación nos quedamos atrás, el emprendimiento, los inventores y las patentes escasean y en el campo político y económico hemos sido sujetos de POLÍTICOS ESTATISTAS MERCANTILISTAS que nunca les importó el pueblo, si lo hubiesen querido, habrían optado por redactar constituciones basadas en principios como la que tiene los EEUU con más de 200 años de vigencia y las cosas serían muy diferentes.

Jean-François Revel nos explica en el prólogo de la obra de Carlos Rangel, Del Buen Salvaje al Buen Revolucionario (1976) entre otras cosas que “Cuando en 1776 se declara la Independencia, los estadounidenses no plantean un rompimiento total con los británicos. Mantienen relaciones, tratos y hasta tradiciones. “No por rechazar la tutela política de Inglaterra, los norteamericanos dejaron de reconocerse como beneficiarios y continuadores de la civilización inglesa. En cambio, en Latinoamérica ocurrió lo contrario, se “quiso eliminar por completo una herencia española que constituía, sin embargo, su única cultura. En nuestra región, la guerra de la independencia fue “una llamarada de odio antiespañol, una cólera violenta de hijos demasiado largo tiempo sometidos, un sacrificio ritual del padre”.
http://es.panampost.com/orlando-avendano/2016/07/20/por-que-latinoamerica-no-ha-sido-tan-prospera-como-estados-unidos/

Ricardo Valenzuela recientemente escribió: “Debemos entender y aceptar que México es un proyecto defectuoso y se tiene que reinventar. Si no fue destruido por la revolución, Echeverría, el Jolopo, Azcárraga, los empresarios estatistas, los sindicatos de Pemex y maestros. Tal vez en lugar de la invisible mano del mercado, llegue la visible mano de Trump para quemar lo que es defectuoso e inútil, y de esa forma México reviva sobre bases sólidas, pero de la mano de los mexicanos de buena fe, no del gobierno”.
https://opinionsonora.com/2017/01/26/reflexiones-libertarias/

¿Cuánta culpa tienen todos esos políticos que gobernaron los últimos 100 años? En México, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) mantuvo el poder de manera hegemónica entre los años 1929 y 1989, 60 años, suficientes para transformar una nación, sin embargo no lo hizo, por lo que ese partido político tiene la mayor responsabilidad de que el país no se convirtiera en una nación próspera como Singapur o Corea del Sur. En Cuba, el comunismo impuesto por los Castro ha permanecido por 50 años y el país se congeló en el tiempo, la miseria está por todos lados. En Venezuela el modelo chavista tiene quebrada a esa nación, y la lista continúa, en otros países en épocas pasadas los dictadores eran los que gobernaban, en Costa Rica tenemos 60 años de estatismo. ¿Cómo prosperar rápidamente en esas condiciones?

En estos momentos en que el nuevo presidente de los EEUU pretende ajustar -o eliminar- el acuerdo comercial que tiene más de 20 años de vigencia, que confirmó su deseo de continuar con el levantamiento de un muro que lleva ya 22 años de estar construyéndolo para evitar la entrada de ilegales por su frontera, los mexicanos se victimizan y los latinoamericanos los secundan sin reconocer una vez más, que la mayoría de los problemas de estos países no tiene nada que ver con “el imperio”. Al momento empiezan a escucharse las voces antimperialistas típicas de victimización, Nicolás Maduro ya despotricó al mejor estilo chavista contra las acciones tomadas por el presidente número 45 de los EEUU contra México, estamos seguros que pronto empezarán a salir declaraciones similares de todos los países del Alba y de toda la izquierda Latinoamericana.

Cuando Latinoamérica comprenda que el país más poderoso del mundo no es su enemigo y piense más bien en formar junto con EEUU y Canadá -ambos países exitosos- un gran bloque llamado “La Comunidad Americana” como lo sugerimos en un comentario anterior, el continente con 1000 millones de habitantes, se podría convertir en una de las regiones más poderosas del planeta.


Carlos Vilchez Navamuel
@carlosvilchezn