10 Últimos

domingo, 5 de febrero de 2017

Margarita López Maya: El 4F de 1992 es el comienzo de una tragedia para Venezuela por @ibisl


Por Ibis León


Los militares que se alzaron el 4 de febrero de 1992, encabezados por el teniente coronel Hugo Chávez, justificaron su sublevación en la incapacidad y corrupción del gobierno del entonces presidente Carlos Andrés Pérez y en la utilización de la Fuerza Armada Nacional para reprimir y cumplir tareas ajenas a la institución castrense.

Sin embargo, a 25 años del intento de golpe de estado, la Fanb se ha desinstitucionalizado y los problemas de esa época persisten o se han agravado, en opinión de la historiadora y analista política Margarita López Maya.

La profesora universitaria afirma que el 4F “cambió la historia del país” porque marcó la transición de una democracia “deficitaria” a un régimen antidemocrático, “autoritario y militarista”.

“El 4F es el comienzo de una tragedia para Venezuela porque despertó expectativas que terminaron siendo falsas. Si bien la situación social era crítica y parecía que la dirigencia política estaba ajena a los problemas de la gente en 1992, la solución que vino después fue peor que la enfermedad (…) Esos militares que después tomaron el camino electoral y llegaron por esa vía al poder con la idea de desplazar a las viejas élites, al final cayeron en las mismas fallas económicas, exacerbaron el rentismo petrolero y llegaron a unos niveles de corrupción que no habíamos visto”, opina.

Subraya que, aunque la gente no apoyó el golpe en la calle, “cuando vio quienes eran los insurgentes, simpatizó con ellos porque eran jóvenes que no estaban corrompidos por la política y porque habían logrado sacudir a un sistema político que parecía ajeno a los problemas de los venezolanos”. Pero las motivaciones de ese movimiento bolivariano se desviaron en el camino.


¿Cómo evalúa el papel de la FANB a 25 años del 4F?

“Los militares estaban igual de descontentos que el resto de la sociedad por la forma en que se venían desempeñando las élites en el poder antes de 1992.
Se decía que los militares eran utilizados para tareas indignas. En la época de (Jaime) Lusinchi se le asignaban gestiones personales como trasladar a las esposas de los líderes políticos, llevar maletas o ser vigilantes en las fiestas, tareas que denigraban a la Fuerza Armada Nacional. Ellos veían una vida de lujo y de corrupción, mientras estaban bajo las órdenes de los mandamases.

Además, dentro del sector militar siempre hubo aspiraciones de volver al poder y ahí es donde encaja el Movimiento Bolivariano (que encabezó Chávez). El sector militar venía de ser hegemónico en la vida política y por eso costó mucho llevarlo a la vida democrática”.

¿En qué momento se desvió el proyecto político de Chávez?

“El proyecto se hunde a favor de un proyecto autoritario cuando Chávez llega fortalecido políticamente después del golpe de 2002. Sale invicto de esa dificultad, los precios petroleros comienzan a aumentar y se encuentra con una oposición destruida, ahí es cuando emerge el proyecto militarista porque ya no tiene contrapeso, no hay contención. Esto se acentúa con la retirada de los partidos de oposición de las elecciones parlamentarias en 2005″.

Foto: noticias24

04-02-17