10 Últimos

jueves, 9 de febrero de 2017

Seguiremos esperando…, @lesterllopezo





Por Lester Lopez, 05/02/2017

Aunque la propaganda oficial y las actuaciones públicas de los funcionarios del régimen, incluyendo al mandamás del mismo, quieren hacer creer que tienen la situación política bajo control y podrían llegar hasta las elecciones de diciembre del próximo año, la terca realidad es que el gobierno pende de un hilo que no se ha roto por los desatinos de los factores de la oposición política que lo adversa.

Apreciación de la situación política # 95

Aunque la propaganda oficial y las actuaciones públicas de los funcionarios del régimen, incluyendo al mandamás del mismo, quieren hacer creer que tienen la situación política bajo control y podrían llegar hasta las elecciones de diciembre del próximo año, la terca realidad es que el gobierno pende de un hilo que no se ha roto por los desatinos de los factores de la oposición política que lo adversa.

Todas las encuestadoras de opinión pública nacional indican un rechazo promedio de más del 80% a la gestión del gobierno y señalando al jefe del régimen como responsable directo de la crisis general que sufrimos los venezolanos, mientras un porcentaje similar coincide en la incapacidad de ambos, gobierno y presidente, para mejorar la situación. Con esos números a cuesta, solo el cinismo que caracteriza a los principales voceros del régimen explica que aparezcan públicamente diciendo que aquí no está pasando nada, peor aún, que hay que profundizar la revolución. Pero no solo es el cinismo, también debe privar el convencimiento de ellos de que no van a entregar el poder político por las vías democráticas que establece la constitución nacional.

Pero deseos no empreñan, como dice el refrán popular. La realidad es que la situación económica sigue agobiando al gobierno porque no tiene como financiar su propio gasto público para el presente año que no sea a través de la continua devaluación de lo que queda del Bolívar que bien podrían ponerle otro nombre, quizás Zamora, para no seguir mancillando el nombre del libertador.

El ansiado milagro de la subida del precio del barril de nuestro petróleo hasta unos 60$/barril simplemente no se va a producir y todo indica que su promedio se ubicará alrededor de los 45$/barril, por lo que las cuentas no cuadran definitivamente y será necesario buscar dinero fresco internacional, que no está fácil, o seguir liquidando reservas internacionales, que no alcanzan para cubrir el déficit, no para aliviar las penurias económicas del pueblo, sino para sostener al régimen en el poder. De ahí que el promocionado carnet de la patria para resolver los problemas de la población no es más que otra ficción que esta vez puede salirle mal al gobierno.

En el ínterin, los factores de la oposición brillan por la carencia de propuestas que, al menos, reaviven las esperanzas de ese 60% de la población que, sin definirse políticamente, pero proclive al cambio, está esperando una señal para tomar nuevamente el camino de la calle. Mientras tanto seguiremos esperando, y el régimen avanzando.

Tomado de: