10 Últimos

sábado, 18 de febrero de 2017

Pobreza por ingreso alcanza el 81,8% de los hogares venezolanos por @luispespana


Por Héctor Antolínez Malavé


El sociólogo Luis Pedro España, destacó que la falta de ingresos, junto a los tres años de recesión que se han vivido en el país, han impulsado la pobreza estructural hasta colocarla en el 35%

Hasta un 81,8% de los hogares venezolanos se encontrarían en estado de pobreza por su situación de ingresos durante el año 2016, una cifra que refleja un aumento del 8,8% en comparación a la cifras del año 2015.

Así lo reflejan los datos de la Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela 2016 (Encovi), el cual es un proyecto en conjunto entre las universidades Central de Venezuela, Simón Bolívar y Católica Andrés Bello.

Durante la exposición de los datos, el sociólogo Luis Pedro España detalló la situación actual del país y dio a conocer una serie de datos que reflejan el aumento de la pobreza en la sociedad venezolana.

Con respecto a la pobreza de ingreso, el académico señaló que la misma alcanzó un techo total, motivo por el cual se espera, tal cual como se registró para el 2016, un aumento significativo en la pobreza estructural.



"Cuando hablamos de pobreza de ingreso, que son las personas u hogares que están debajo de una línea de pobreza determinada", aseguró España quien colocó la cifra en 81,8% de hogares que "no consiguen el ingreso para poder satisfacer sus necesidades más básicas".

"La cifra no llega a 100% porque hay una parte de la sociedad venezolana que, estimo puede ser de 5 millones de personas, que su posición en el mercado laboral les permite defenderse mejor de la inflación".


Para España la alta cifra de pobreza coloca en riesgo no sólo los ingresos sino que también afectará a los hogares de una manera más variada, en especial en términos de la calidad de vida, algo que acerca a las personas a la pobreza estructural.

"Si usted tiene una serie de activos y el salario no alcanza seguramente usted no es pobre, usted está en una situación de pobreza coyuntural. En cambio, quienes no están en pobreza coyuntural porque por ejemplo ya no tienen carro o ya no pueden reponer la nevera, o ya no pueden seguir pagando un alquiler y tiene que mudarse a un cuartico, ahí ya se habla de pobreza estructural", señaló.

El sociólogo alertó del aumento de pobreza estructural y señaló que en comparación con el año 2015, en la que se ubicó 31%, para el 2016, la misma estadística escaló hasta 35%, lo cual puede representar unas 350 mil hogares que cayeron en ese estado en un año.


Adicionalmente explicó que no sólo la pérdida de objetos pueden significar la entrada en pobreza estructural, y destacó que, por ejemplo, aquellas familias que cortan la educación de sus jóvenes para colocarlos a trabajar, también están cayendo en la pérdida de un activo humano.

Finalmente, España aseguró que un punto fundamental que influye en el aumento de la pobreza estructural es la sumatoria de los efectos que han generado en la población los últimos tres años de recesión.

Las misiones sociales y quiénes las reciben

Con respecto a las misiones sociales, principal respuesta del Gobierno venezolano a las carencias sociales existentes dentro del país, Encovi 2016 registró que al menos 11,3 millones de personas aseguraron recibir algún tipo de beneficio por parte de estas.

España profundizó en las estadísticas producidas por el estudio y destacó que, en relación a la Misión Barrio Adentro, se registró una caída de 800 mil beneficiarios, pasando de 2,6 millones de personas a 2015 a 1,8 en 2016.

Por otro lado, se registró un aumento de 1,4 millones de beneficiarios a 2,5 millones en relación a aquellas misiones que representan algún tipo de subsidio financiero.


La encuesta hecha por las casas de estudio permitió aclarar era el tema de la focalización de beneficiarios de las misiones.

En ese sentido se logró determinar según las respuestas de los encuestados que al menos 4,2 millones de personas que están en pobreza no reciben beneficios de las misiones, cifra que destaca cuando se toma en consideración que existen 4,4 millones de beneficiarios de las misiones que no están en ese estado.

Adicionalmente en el universo de aquellas personas que no son beneficiarias, sólo 21,5% aseguró que no las recibe porque no las necesita, mientras que 46,6% asegura que no las recibe porque fue excluido de alguna forma.

17-02-17