10 Últimos

viernes, 14 de julio de 2017

Influencia del crimen organizado complica solución en Venezuela, por @DelgadoAntonioM



ANTONIO MARIA DELGADO 13 de julio de 2017

Venezuela es controlada por el crimen organizado internacional y no se puede enfrentar al gobierno de Nicolás Maduro como un régimen totalitario tradicional, dijo la ex ministra de Secretaría, Beatrice Rangel, en un foro realizado el jueves en Miami.

“Tres cuartos del territorio nacional ya es controlado [por mafias internacionales] […] y los esfuerzos del pueblo venezolano por recuperar la democracia requieren en este momento del respaldo internacional”, advirtió Rangel, en el foro “Voces de Venezuela, entendiendo la Crisis”, realizado por el Americas Society/ Council of the Americas, en el hotel Colonnade de Coral Gables.

La distinción es importante en momentos en que la población venezolana entra formalmente en una etapa de resistencia frente a los planes del gobernante venezolano por terminar de sepultar todo vestigio de institucionalidad democrática a través de la convocatoria a una Asamblea Constituyente.

Y el reto por delante luce arduo y peligroso dado que las decisiones de Estado están siendo controladas por intereses y paradigmas delictivos, y los eventos de los últimos 100 días de protesta han dejando en evidencia que el régimen ya abandonó cualquier consideración humanitaria o sobre el bienestar de la población venezolana.

“Creo que esta lucha va a ser mucho más difícil que cualquiera de las otras épicas por la democracias que han sido luchadas alrededor del mundo porque se trata de la unión entre el totalitarismo y el crimen organizado”, señaló Rangel, quien se desempeñó como ministra durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Es por ello que va a ser sumamente importante que la comunidad internacional se involucre a favor del pueblo venezolano, y en particular los países de la región, quienes podrían verse directamente afectados por la crisis humanitaria que se está gestando en el país.

Rangel, quien dijo temer el riesgo de violencia durante el plebiscito organizado por la oposición para este domingo, describió un escenario donde organizaciones criminales se han convertido en la ley en amplios sectores del territorio nacional.

“Tenemos detrás del gobierno de Venezuela todo tipo de mafias […] Tenemos por ejemplo en el sur de Venezuela, en una región rica en recursos minerales, la mafia búlgara, la mafia siria, la mafia china y la mafia rusa. Y ellos son los que gobiernan el centro y el sur de Venezuela”, advirtió Rangel, quien también es directora gerente de la firma AMLA Consulting Group.

En el noroeste, las costas venezolanas son plagadas por piratas, situación que es bien conocida por las autoridades de Trinidad y Tobago, dado a que esas operaciones delictivas han obligado al gobierno de ese país a cancelar una serie de proyectos de ecoturismo.

“Barcos piratas venezolanos han desplazado a los pescadores venezolanos que tradicionalmente operaban en esas aguas […] Y luego tenemos en el Occidente de Venezuela […] las mafias del narcotráfico colombiano”, manifestó.

El matrimonio del régimen con las organizaciones delictivas, algunas de las cuales son encabezadas por altos funcionarios del madurismo, es una de las principales razones por las cuales es muy difícil llegar a algún tipo de entendimiento negociado con ellos.

“Cuando estás tratando con gángsters, no puedes tratarlos como si estuvieses negociando un acuerdo internacional entre caballeros”, afirmó Rangel.

En algunos casos muy específicos, incluso no hay posibilidades reales de negociar una salida porque se trata de capos de mafia que ya han caído en el radar de las organizaciones policiales internacionales.

Por otro lado, los planes de la Asamblea Constituyente son particularmente alarmantes. Si Maduro se sale con la suya, el resultado sería el colapso total de la institucionalidad en Venezuela y la instalación en el país petrolero de la anarquía.

Si la Asamblea Constituyente es instaurada, “nosotros vamos a entrar directamente en el proceso de convertirnos en otra Somalia”, advirtió

“Nosotros ya tenemos el ambiente para que esto ocurra, ya tenemos a la mafias gobernando diferentes partes del país, y esta gente no va a estar en condiciones de gobernar porque van a enfrentar una fuerte resistencia todo el tiempo, y lo que va a terminar pasando es que van a terminar concediendo el poco control que les queda a estas organizaciones criminales”, enfatizó.